NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

22 de mayo de 2010

Premio Nobel de la Paz 2011 para las mujeres africanas

África camina con los pies de las mujeres. Ante el desafío de la supervivencia, todos los días cientos de miles de mujeres africanas recorren los caminos del continente en busca de una paz duradera y de una vida digna. En un continente masacrado por siglos, caracterizado por la pobreza y sucesivas crisis económicas, el papel desarrollado por las mujeres es notorio.
La campaña nacida en Italia ya recorre el mundo entero para incentivar la entrega del Premio Nobel de la Paz de 2011 a las mujeres africanas.
La propuesta es de la CIPSI, coordinadora de 48 asociaciones de solidaridad internacional, y de ChiAma África. Surgida en Senegal, Dakar, durante el seminario internacional por un Nuevo Pacto de Solidaridad entre Europa y África, que se realizó del 28 al 30 de diciembre de 2008.
Llama la atención la lucha y el creciente papel que las mujeres africanas desarrollan, tanto en las aldeas como en las grandes ciudades, en busca de una mejor calidad de vida. Son ellas las que sustentan la economía familiar realizando cualquier tipo de actividad, principalmente en la economía informal, lo que permite cada día reproducir el milagro de la supervivencia.
Existen en África miles de cooperativas que reúnen a mujeres involucradas en la agricultura, en el comercio, en la formación, en el procesamiento de productos agrícolas. Hace décadas, ellas también son protagonistas en el área de las microfinanzas, y fue gracias al microcrédito que surgieron miles de pequeñas empresas, beneficiando el desarrollo económico y social desde las áreas más remotas hasta las más desarrolladas del continente.
Además de destacarse en forma cada vez más creciente en el área de la generación de empleo e ingresos, las mujeres, con su natural instinto materno y protector, luchan por la defensa de la salud, principalmente contra el VIH y la malaria. Son ellas, las mujeres africanas, las que promueven la educación sanitaria en las aldeas. Y, por sobre todo, luchan para combatir una práctica tan tradicional y cruel de la región: la mutilación genital.
Son miles las organizaciones de mujeres comprometidas en la política, en las problemáticas sociales, en la construcción de la paz.
En África, que fue barrida por las guerras, las mujeres sufren también las penas de los padres, de los hermanos, de los maridos, de los hijos destinados a la masacre, y saben además, acoger a los pequeños que quedan huérfanos.
“Las mujeres africanas tejen la vida”, escribe la poetisa Elisa Kidané de Eritrea.
Sin el hoy de las mujeres, no habría ningún mañana para África.
En virtud de toda esa lucha y para reconocer el papel de todas ellas surgió la propuesta de lanzar una Campaña Internacional para dar el Premio Nobel de la Paz de 2011, a todas las mujeres africanas. Se trata de una propuesta diferente, ya que ésta no es una campaña para atribuir el Nobel a una persona singular o a una asociación, sino un Premio Colectivo, para todas esas guerreras.
La idea es lanzar un manifiesto firmado por millones de personas, por personalidades reconocidas internacionalmente y crear comités nacionales e internacionales en África y en otros continentes. Además de recolectar firmas, la campaña va a estimular también encuentros organizados con mujeres africanas, convenciones e iniciativas de movimiento.
Nosotros, latinoamericanos y latinoamericanas, tenemos mucha sangre africana en nuestras venas y en nuestras culturas. Vamos a gritar nuestra solidaridad con África firmando la petición.

La creatividad de los Movimientos Sociales y Populares, de las ONGs, grupos religiosos, universidades, sindicatos, etc., puede inventar miles de actividades para difundir esta iniciativa y colocar a la mujer africana en el centro de la opinión pública del mundo.
Se pueden crear comités, eventos con debates sobre África, show de artistas locales, disertaciones en las universidades, en los barrios, en las plazas, lanzamientos de recolección de firmas, etc. Nuestra creatividad va a fortalecer los caminos de África.

Los miembros de la campaña son todos aquellos que firmen la petición online. Y para hacerlo es muy simple. Solo hay que entrar en el link y firmar: http://www.noppaw.net/?page_id=16.
Para más informaciones, contacte con la Campaña por e.mail: info@noppaw.org o segretaria@noppaw.org o por el sitio web www.noppaw.org