30 de septiembre de 2011

No son matemáticas, es la lucha de clases

El New York Times informaba sobre el pánico en Wall Street por el descenso en picado de las acciones. El Gobierno depositó fondos en bancos para evitar el desastre, pero hubo una larga recesión. Era el 21 de septiembre de 1873, primera gran crisis del capitalismo. Y luego ha habido tantas…
La crisis actual es más feroz. Pero no era inevitable ni un misterio insondable. “Desde hace 10 años denunciamos las privatizaciones, denunciamos que las leyes europeas aseguraban el descontrol de los movimientos de capital y nos opusimos a la Constitución Europea porque protegía los paraísos fiscales. Llevamos diez años denunciando la especulación y la avaricia”, recuerda Lourdes Lucía, de Attac.
Y no se vislumbra salida. Vamos hacia atrás. ¿Por qué no salimos de esta crisis?
Vicenç Navarro, catedrático de las universidades Pompeu Fabra y Johns Hopkins, recuerda que conocemos la respuesta a la crisis por anteriores recesiones. Más gasto público para que, invertido, cree empleo; más personas tienen empleo, ganan salarios y consumen bienes y servicios. E imprimir más dinero para que empresarios y ciudadanos tengan acceso a créditos, abaratando el coste del dinero, bajando los intereses.
Así se estimula la economía, como recuerda constantemente el Nobel Stiglitz, entre otros, por ejemplo. Pues bien, Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional, denuncia Navarro, imponen lo contrario: austeridad espartana en gasto público, reducir la producción de euros y aumentar ya los intereses bancarios. Aunque la inflación europea sea la más baja desde 1953.
Es un maldito suicidio económico. Pero los neoliberales partidarios de la austeridad a ultranza dicen que hay que recuperar la confianza de los “mercados”. Esos mismos “mercados” que con su actuación codiciosa y especulativa han generado la crisis. De la calaña moral de esos “mercados”, sobre lo que buscan de verdad, da cuenta, por cierto, un estudio del Institute for Policy Studies de Washington. Desvela que los consejeros delegados de las cincuenta mayores empresas de Estados Unidos que despidieron a más gente, más dinero ganaron. Una media de 42% más de ingresos. Y luego esos “mercados” (porque ésos son, entre otros, los “mercados”), para continuar enriqueciéndose impunemente, imponen recortes sociales y planes de ajuste a los gobiernos.
Como el recorte en el que insiste el gobernador del Banco de España, Fernández Ordóñez. Retrasar la edad de retiro y reducir las pensiones de los futuros jubilados (que eso significa esa “reforma”) permitirá recuperar la confianza de los mercados, dice, porque despejará las dudas de los inversores internacionales. Los especuladores.
La minoría privilegiada agrede frontalmente a la ciudadanía en esta lucha de clases. Y va ganando. Dicen que el diablo vence cuando convence de que no existe y la minoría privilegiada ganará si convence a la ciudadanía de que lo que pasa no es lucha de clases. Recortar derechos económicos y sociales, reducir pensiones y salarios de las clases trabajadoras más reducir partidas sociales en los presupuestos estatales… es retroceder al primer tercio del siglo XX. Menor protección social, menos derechos, salarios más bajos...
España es buena muestra. Con un desempleo de más del 20%, un 65% de asalariados solo gana unos 1000 euros mensuales con muchos contratos precarios y condiciones laborales leoninas. ¡Mil euros! Cuando alquilar una vivienda decente, por ejemplo, cuesta de 500 a 900 euros mensuales. ¿Cómo vivir con decoro con pocos centenares de euros, tras pagar la vivienda? ¿Y como activar la economía con salarios que no permiten adquirir bienes y servicios?
El Roto pone en clave de humor en una ilustración los ataques de la minoría privilegiada cuando un personaje grita: ¡La economía hace agua! ¡Arrojad a la población al mar!
Frente a la codicia neoliberal la respuesta ha de ser colectiva. Como ya hacen en París, Londres, Roma… Y Grecia, donde en muchos hospitales públicos el personal sanitario invita a los pacientes a no pagar la tarifa de 3 euros impuesta por el gobierno griego, mientras ocupan las oficinas de modo simbólico para bloquear el cobro a los ciudadanos. “Cuando el Estado priva al pueblo de su derecho a la atención sanitaria gratuita, los médicos hemos de responder por nuestro compromiso ético”, dicen desde la Federación de Médicos de Hospital griega. E invitan a los ciudadanos a la desobediencia masiva.
Posiblemente sea la hora de la desobediencia civil.
Artículo de Xavier Caño Tamayo, periodista y escritor

29 de septiembre de 2011

Lectio Divina. Evangelio de Mateo

Contemplativas Oteiza
¿Un método o diversos hitos de un mismo itinerario?
La idea que solemos tener de un "método" es la de una "técnica" o un procedimiento ordenado que nos conduce a un fin. Nuestra visión del "método" de la Lectio Divina es mucho más personal y dialogal que técnica. Lectio Divina

25 de septiembre de 2011

El peligro de la Religión

25 de Septiembre 2011
Mateo 21, 28-32
Jesús lleva unos días en Jerusalén moviéndose en los alrededores del templo. No encuentra por las calles la acogida amistosa de las aldeas de Galilea. Los dirigentes religiosos que se cruzan en su camino tratan de desautorizarlo ante la gente sencilla de la capital. No descansarán hasta enviarlo a la cruz.
Jesús no pierde la paz. Con paciencia incansable sigue llamándolos a la conversión. Les cuenta una anécdota sencilla que se le acaba de ocurrir al verlos: la conversación de un padre que pide a sus dos hijos que vayan a trabajar a la viña de la familia.
El primero rechaza al padre con una negativa tajante: «No quiero». No le da explicación alguna. Sencillamente no le da la gana. Sin embargo, más tarde reflexiona, se da cuenta de que está rechazando a su padre y, arrepentido, marcha a la viña.
El segundo atiende amablemente la petición de su padre: «Voy, señor». Parece dispuesto a cumplir sus deseos, pero pronto se olvida de lo que ha dicho. No vuelve a pensar en su padre. Todo queda en palabras. No marcha a la viña.
Por si no han entendido su mensaje, Jesús dirigiéndose a «los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo», les aplica de manera directa y provocativa la parábola: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios». Quiere que reconozcan su resistencia a entrar en el proyecto del Padre.
Ellos son los "profesionales" de la religión: los que han dicho un gran "sí" al Dios del templo, los especialistas del culto, los guardianes de la ley. No sienten necesidad de convertirse. Por eso, cuando ha venido el profeta Juan a preparar los caminos a Dios, le han dicho "no"; cuando ha llegado Jesús invitándolos a entrar en su reino, siguen diciendo "no".
Por el contrario, los publicanos y las prostitutas son los "profesionales del pecado": los que han dicho un gran "no" al Dios de la religión; los que se han colocado fuera de la ley y del culto santo. Sin embargo, su corazón se ha mantenido abierto a la conversión. Cuando ha venido Juan han creído en él; al llegar Jesús lo han acogido.
La religión no siempre conduce a hacer la voluntad del Padre. Nos podemos sentir seguros en el cumplimiento de nuestros deberes religiosos y acostumbrarnos a pensar que nosotros no necesitamos convertirnos ni cambiar. Son los alejados de la religión los que han de hacerlo. Por eso es tan peligroso sustituir la escucha del Evangelio por la piedad religiosa. Lo dijo Jesús: "No todo el que me diga "Señor", "Señor" entrará en el reino de Dios, sino el que haga la voluntad de mi Padre del cielo"
José Antonio Pagola

Domingo 25

Monasterio Sagrada Familia (Oteiza de Berrioplano)
AMOR-ESCUCHA-OBEDIENCIA-SERVICIO-AMOR
¡Cómo nos cuesta convertirnos al amor! No asumimos los sentimientos y actitudes de Jesús. Con el salmo suplicamos al Señor que nos instruya para caminar con lealtad. Apoyados en la Palabra de Dios, queremos renovar la fe en Jesucristo, el Hijo y Siervo fiel, Resucitado y Señor de la vida. Queremos amarlo y seguirlo, día a día, en el servicio a los hermanos.
La parábola de los hijos (cf. ev.) presenta fuerte contraste. Los ayer llamados respondieron de distinto modo. Jesús experimentó el dolor del rechazo: muchos no le aceptaron, no dieron crédito ni a sus palabras ni a sus obras. Se acercaba a los últimos, comía con los pecadores y se dejaba besar por ellos, tocaba a los leprosos y buscaba salvar lo perdido. Jesús siempre resulta sorprendente y provocador. Y advierte: “os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios”.
Queridas hermanas y amigos: ¿Extrañamos que, también hoy, se den conductas similares a las de aquellos dos hijos? Ante Dios que manifiesta especialmente su poder con el perdón y la misericordia (cf. or. colecta), ¿quién dirá que “no es justo” su proceder? (cf. 1ª lect.). Ante el Dios-Salvador cuya ternura es eterna, ¿quién reclamará? Ante el Señor cuya bondad justifica, enseña y guía a los pecadores, (cf. salmo respons.), ¿quién no volverá a su amor?, ¿cómo no anhelar conversión personal y comunitaria?
Gentes a quienes el mundo tiene en baja estima, gentes despreciadas por los hombres, son justificadas por Dios. En la Iglesia, “familia de Dios” y “sacramento de salvación”, nadie es extranjero. Donde se vive el sentido de parroquia, de comunidad cristiana, se vive la fraternidad y desaparecen las injustas diferencias. En quienes “somos Iglesia” tiene que poder más la apuesta por cuanto supone que somos criaturas de Dios, “su imagen y semejanza”, “hijos en el Hijo Amado”. Él ya nos ha indicado las señales para el seguimiento fiel: ¡que vivamos con libertad y verdad, en justicia y amor!
¿Habéis captado el apasionado afecto de Pablo?: “si queréis… aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y con un mismo sentir…; dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás, no os encerréis en vuestros intereses…; tened entre vosotros los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús” (cf. 2ª lect.).
Para apoyar la hermosura y grandeza de una vida semejante, el Apóstol trae a la memoria un dato excepcional: lo que es e hizo Jesús; lo que el Padre ha hecho con Él. Eso tiene valor eterno y alcance universal. Sí, todo nuestro sentir, pensar y obrar debería brotar siempre de la fuente de la Vida, Jesucristo, de nuestra fe en Él, Hijo de Dios hecho Hombre, el único Salvador.
Todos podemos gustar el amor que Dios nos tiene y nos ha manifestado dándonos al propio Hijo. Todos podemos avanzar en la vida de fe, esperanza y caridad. Ante las necesidades de los hermanos, en los que Dios nos llama, ¿queremos ser de los hijos con los que el Padre puede contar cada día?, ¿trabajaremos respondiendo a la llamada que se nos hace, hasta cumplir el encargo? Somos miembros del Pueblo de Dios. En el Bautismo -otros lo hicieron por nosotros- dimos el “sí” a Cristo. Ya conscientes, hemos renovado la afirmativa respuesta en momentos clave de la vida. Pero no podemos “vivir de las rentas”. Lo advertía el profeta Ezequiel (cf. 1ª lect.) exhortándonos a comprometer seriamente, de forma siempre renovada, nuestra personal libertad.
El “Amo de la viña” nos llama a amar y a escuchar, a orar y a servir. Aunque nos fallen las fuerzas, se nos pide levantar el corazón y renovar el afán y los trabajos para que el Reino de la libertad y la justicia, del amor y la paz, sea para todos una concreta realidad. La respuesta de los hijos, la que Dios quiere por nuestro propio bien, es que miremos con fe a Jesús, que le escuchemos y pongamos en práctica su mandamiento. Sí, el Padre quiere que estemos con Jesucristo, su Hijo, que sigamos sus caminos, que nos volvamos sin cesar a su Santa Cruz, que vivamos en coherencia con la contemplación agradecida de su muerte y de su triunfo “por todos”.
Nos irá bien porque, de hecho, su misterio pascual es la fuente, la senda y la meta de nuestra personal y comunitaria vocación. ¡Sólo Él, nuestra esperanza; sólo Él, la salvación! Aprendamos, pues, a obedecer y servir, siempre mejor, al Dios y Padre de Jesús, nuestro Padre. Seamos fieles seguidores de Jesucristo. Pidamos el amor y fortaleza del mismo Espíritu Santo y podremos vivir como cristianos. En comunión con toda la Iglesia, celebrando la Eucaristía.

23 de septiembre de 2011

26 Domingo Tiempo Ordinario

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas. haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador, y todo el día te estoy esperando.
Sa24d26A11cas Dom26A11cas

22 de septiembre de 2011

Morir en Somalia

Frida Modak Somalia es un pequeño país de África, de 637 mil kilómetros cuadrados y alrededor de 10 millones de habitantes. Hasta donde se sabe, no posee ninguna de las riquezas codiciadas en estos tiempos. Sus exportaciones conocidas son animales vivos, algunos productos de origen vegetal y pescado, los que van a países europeos y algunos africanos. La religión oficial es la islámica, sunnitas en su mayoría, y al igual que muchos otros países africanos vivieron etapas bajo control de naciones europeas y de algunas de la región, hasta que al término de la segunda guerra mundial empezaron a avanzar hacia su independencia. En 1960 la unión de los sectores que habían estado bajo control británico e italiano se independizaron proclamando la República de Somalia y establecieron un gobierno de carácter parlamentario que se prolongó hasta el 21 de octubre de 1969. En esa fecha un sector de oficiales dirigidos por el general Siad Barre tomó el poder, se declararon socialistas y se acercaron a la Unión Soviética. En 1976 tropas somalíes invadieron la región etíope de Ogaden con el propósito, se dijo, de apoyar al Frente de Liberación de Somalia Occidental. Etiopía, respaldada por Cuba y la mayor parte de los Estados africanos, rechazó la invasión y Barre optó por romper relaciones con Cuba y anular los convenios militares que había suscrito con los soviéticos. El costo de la guerra con Etiopía, el alza del petróleo y de productos alimenticios básicos, además de una sequía entre los años 1978 y 1979 llevaron a un grupo de militares a intentar un golpe de Estado que fracasó. Barre continuó en el gobierno y en 1986 fue reelegido con el 99 por ciento. En 1991 la oposición creó el Congreso Somalí Unido, derrocó a Barre y desde entonces Somalia no ha tenido un gobierno estable. Durante años estuvo sometida a los enfrentamientos de los llamados “señores de la guerra”, lo que ha costado muchas vidas y el país aún no logra unidad y estabilidad. El drama humano La falta de un gobierno central que abarque a todo el país y no sólo a regiones, ha agravado la situación que se vive en Somalia como consecuencia de esta nueva etapa de sequía y afecta a varios millones de personas. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO, estima que a fines de este año el total de personas que necesitará ayuda será de 3 millones y medio, lo que comprende al 80 por ciento de la población. Aunque esta entidad administra varios proyectos en ese país, la situación se hace más grave cada día. Los somalíes buscan auxilio tanto dirigiéndose a la capital, Mogadiscio, como a otros lugares del país y a países vecinos, pero el problema se extiende a la región conocida como el Cuerno de África y se estima que por lo menos 12 millones 400 mil personas podrían morir de hambre. “No hemos visto una crisis una crisis humanitaria tan grande en una generación”, dijo un funcionario del Departamento de Estado estadounidense, mientras un representante de Oxfam internacional lo calificó de “una situación sin paralelo”. El país de esa región más afectado es Somalia y se considera que la situación va a empeorar cuando lleguen los meses de la temporada de sequía, advirtió la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU. Y a eso se agrega que la ayuda internacional ha sido lenta. El cuadro es desolador. Familias enteras van en busca de un alivio que no encuentran. La situación de los niños es lo más impactante, como se aprecia tanto a través de lo que informan lo medios escritos como lo que muestra la televisión. Mujeres que van en busca de ayuda con todos sus hijos y en la mitad del camino uno o varios han perdido ya tanta fuerza que no pueden seguir y ellas se encuentran en la alternativa de quedarse en el lugar al que han llegado, aunque allí no haya nada, o dejar ahí a sus hijos que no pueden seguir caminando y salvar a los otros. La dramática elección se produce a diario y no sólo entre las mujeres, también algunos hombres han tenido que tomar esa terrible decisión que no los deja en paz y sólo uno de ellos logró saber que su hijo había podido regresar con su madre porque alguien lo recogió. La agencia Associated Press cita a psicólogos y psiquiatras que se han referido a esta traumática situación, mientras quienes han tenido que tomar una decisión como a la que nos estamos refiriendo señalan, por ejemplo, que “Me despierto por las noches y pienso en él, me siento aterrorizada cuando veo un niño de su edad”. Un médico experto en salud mental indicó que esa “Es una reacción normal a una situación anormal. Ellos no pueden sentarse a esperar la muerte juntos. Pero después de un mes sufrirán un desorden por estrés postraumático, lo que significa que tendrán recuerdos y pesadillas”. El médico agregó, dice la agencia, que “La imagen de los niños a quienes abandonaron volverá a ellos y los acosará. Además dormirán mal y tendrán problemas sociales”.En Estados Unidos se estima que 29 mil niños menores de 5 años han muerto en los últimos tres meses. En estos momentos, de acuerdo a la Unidad de Análisis de la ONU para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición hay 750 mil somalíes en riesgo de morir en los próximos cuatro meses y 4 millones de personan se encuentran en situación crítica. En tanto, funcionarias de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas señalaron que en el Cuerno de África hay más de 10 millones de personas afectadas por la sequía que se prolonga ya por varios años y que es la más dura de los últimos 60 años. ¿Y la ayuda? Las críticas a la implementación de ayuda a quienes están afectados por esta terrible situación se dejan sentir en variados ámbitos y a las razones políticas que inciden en esta situación se agregan otras. Algunas informaciones señalan que ayuda llega, pero que la falta de controles adecuados, unida a la corrupción, afecta la distribución de alimentos y por eso se demanda también que se cree una instancia de control y se investiguen las denuncias. Por oro lado, hay críticas a la ayuda de los demás países africanos, en particular a Nigeria y Sudáfrica, que tienen una situación económica que las sitúa al nivel de potencia, señalan agencias noticiosas internacionales. Y se justifica la crítica porque en la reunión cumbre de la Unión Africana convocada para tratar este tema, se reunieron escuálidos 351 millones de dólares, 300 de ellos aportados por el Banco Africano de Desarrollo y que son para gastarse en cuatro años. Lo que se necesita para hacer frente a esta situación son mil 400 millones de dólares, no para solucionar el problema, sino para atender la emergencia en que se encuentran Somalia, Kenia, Djiboutí y Etiopía. Según todas las informaciones los próximos dos meses serán decisivos para evitar la muerte de más de 12 millones de personas y la situación más grave es la de Somalia. Frida Modak, periodista, fue Secretaria de Prensa del Presidente Salvador Allende.

20 de septiembre de 2011

31 Congreso de Teología: Los Fundamentalismos

Convocado por la “Asociación de teólogos y teólogas Juan XXIII” MENSAJE FINAL Del 8 al 11 de septiembre hemos celebrado el XXXI Congreso de Teología con la participación de setecientas personas de diferentes continentes y múltiples identidades culturales, religiosas y étnicas para reflexionar sobre el fenómeno de los fundamentalismos, sus principales manifestaciones, causas y consecuencias en los distintos escenarios geoculturales: Asia, África, América Latina y Europa. Los fundamentalismos son la manifestación más elocuente de la incapacidad de los seres humanos para vivir en armonía en medio de la diversidad y convierten las discrepancias en barreras de incomunicación. Alimentan la intolerancia, son enemigos de la diversidad y pueden manifestarse bajo cualquier ideología. El fenómeno fundamentalista, cada vez más extendido, se apropia de todas las parcelas de la existencia humana: personal y social, religiosa y cultural, política y económica. Esto puede comprobarse en el avance de los partidos xenófobos e islamófobos, en el fanatismo de líderes religiosos que queman libros sagrados y en los atentados terroristas cometidos en nombre de Dios. Coincidiendo con el X Aniversario del 11-S, queremos tener un recuerdo especial para los atentados de ese día en los Estados Unidos, sin olvidar los del 11 de marzo en Madrid, del 7 de julio en Londres, del 21 de julio en Oslo y otros, así como las invasiones violentas de países y las agresiones contra su población civil por parte de las potencias imperiales. Hemos prestado atención especial a los fundamentalismos religiosos, cuyas características más importantes son: la absolutización de la tradición, la búsqueda de un fundamento inamovible en un mundo cambiante; la pretendida comprensión literalista de los textos sagrados fuera del marco cultural e histórico en que fueron escritos; el olvido de la ineludible crítica; la pretensión de verdad absoluta en un mundo caracterizado por la complejidad y la incertidumbre; la dependencia de una autoridad indiscutible frente a la inseguridad creciente; la defensa de una moral inmutable en una sociedad en permanente transformación; la fe en un Dios conocido, que legitima las propias convicciones y opciones; la sacralización de lo profano; la dogmatización de lo opinable y la negativa al diálogo. En la Iglesia católica el fundamentalismo suele canalizarse través de los movimientos neoconservadores, empeñados en llevar a cabo la restauración eclesiástica hasta el extremo, y de no pocas actuaciones intolerantes de la jerarquía que minimizan, e incluso niegan, aspectos fundamentales del concilio Vaticano II y condenan el trabajo de los teólogos, las teólogas y los movimientos renovadores. Algunas de estas actitudes hemos podido comprobarlas en la reciente Jornada Mundial de la Juventud, que ha ofrecido una imagen autoritaria y patriarcal de la Iglesia, ajena a los problemas reales de los jóvenes, y ha fomentado la exaltación del pontífice, hasta caer en la papolatría, una de las más nítidas expresiones del fundamentalismo. Y todo ello con el apoyo y la legitimación de las diferentes instituciones municipales, autonómicas, militares y empresariales. Objeto de riguroso análisis crítico por parte de las teólogas feministas de las diferentes tradiciones religiosas ha sido el fundamentalismo patriarcal, que fomenta la desigualdad, mantiene los roles de género y se traduce en el control absoluto del orden social por los varones, que imponen la sumisión de las mujeres, recurren a la violencia y llegan al extremo del feminicidio. Los fundamentalismos se extienden por los diferentes sectores sociales e instalados en las cúpulas de la mayoría de las religiones, de la política, de la economía e incluso de los Estados, que toman sus decisiones autoritariamente sin la consulta a la ciudadanía y sin fomentar la democracia participativa. Nosotros mismos, por muy lejos que creamos estar de actitudes fundamentalistas, no estamos libres de incurrir en ellas. Por eso es necesario estar vigilantes y tener una actitud siempre autocrítica. Creemos que el mejor antídoto contra los fundamentalismos son: la renuncia a la posesión absoluta de la verdad y su búsqueda colectiva, el respeto al pluralismo, la convivencia frente a la coexistencia, el derecho a la diferencia, la interculturalidad y el diálogo interreligioso orientados al trabajo por la paz y la justicia, la solidaridad con los excluidos, la defensa de la naturaleza y la igualdad entre hombres y mujeres. Las religiones poseen en sus propias fuentes ejemplos luminosos y resortes para superar los fundamentalismos, cuales son: la dignidad de las personas, el tejido comunitario, la aceptación de los otros, el perdón, la misericordia, la opción por los pobres y marginados y la hospitalidad. Madrid, 11 de septiembre de 2011

19 de septiembre de 2011

Nuestro Foro de Familia

Hola a tod@s, queremos daros la bienvenida despues de las vacaciones y ponernos en marcha despues de estos meses de descanso. Os anunciamos que hemos vuelto a activar el foro en el blog para que podamos establecer una comunicación más activa entre todos los miembros de la familia y poder generar de forma fácil y dinámica un diálogo que a veces se establece en el tag y por falta de espacio nos vemos limitados a escribir nuestras opiniones o inquietudes en forma de telegrama. Para poder acceder al foro basta con hacer clic sobre el enlace "NUESTRO FORO" en la barra lateral izquierda, y una vez en el foro proponer un tema o contestar algún comentario que hayan dejado publicado dentro de la opción "Nuestras Reflexiones". Es muy fácil e intuitivo así que os animamos a participar activamente para darle movimiento a nuestro blog. Gracias a tod@s.

Anuncio Congreso Familia

Te invitamos a participar plenamente a través del proceso del congreso porque su resultado, depende mucho del compromiso de cada miembro. Anuncio Web Congreso Texto oculto

18 de septiembre de 2011

17 de septiembre de 2011

16 de septiembre de 2011

15 de septiembre de 2011

14 de septiembre de 2011

13 de septiembre de 2011

11 de septiembre de 2011

Vivir perdonando

11 de septiembre de 2011 Mateo 18, 21-35 Los discípulos le han oído a Jesús decir cosas increíbles sobre el amor a los enemigos, la oración al Padre por los que nos persiguen, el perdón a quien nos hace daño. Seguramente les parece un mensaje extraordinario pero poco realista y muy problemático. Pedro se acerca ahora a Jesús con un planteamiento más práctico y concreto que les permita, al menos, resolver los problemas que surgen entre ellos: recelos, envidias, enfrentamientos, conflictos y rencillas. ¿Cómo tienen que actuar en aquella familia de seguidores que caminan tras sus pasos. En concreto: «Si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar?». Antes que Jesús le responda, el impetuoso Pedro se le adelanta a hacerle su propia sugerencia: «¿Hasta siete veces?». Su propuesta es de una generosidad muy superior al clima justiciero que se respira en la sociedad judía. Va más allá incluso de lo que se practica entre los rabinos y los grupos esenios que hablan como máximo de perdonar hasta cuatro veces. Sin embargo Pedro se sigue moviendo en el plano de la casuística judía donde se prescribe el perdón como arreglo amistoso y reglamentado para garantizar el funcionamiento ordenado de la convivencia entre quienes pertenecen al mismo grupo. La respuesta de Jesús exige ponerse en otro registro. En el perdón no hay límites: «No te digo hasta siete veces sino hasta setenta veces siete». No tiene sentido llevar cuentas del perdón. El que se pone a contar cuántas veces está perdonando al hermano se adentra por un camino absurdo que arruina el espíritu que ha de reinar entre sus seguidores. Entre los judíos era conocido un "Canto de venganza" de Lámek, un legendario héroe del desierto, que decía así: "Caín será vengado siete veces, pero Lámek será vengado setenta veces siete". Frente esta cultura de la venganza sin límites, Jesús canta el perdón sin límites entre sus seguidores. En muy pocos años el malestar ha ido creciendo en el interior de la Iglesia provocando conflictos y enfrentamientos cada vez más desgarradores y dolorosos. La falta de respeto mutuo, los insultos y las calumnias son cada vez más frecuentes. Sin que nadie los desautorice, sectores que se dicen cristianos se sirven de internet para sembrar agresividad y odio destruyendo sin piedad el nombre y la trayectoria de otros creyentes. Necesitamos urgentemente testigos de Jesús, que anuncien con palabra firme su Evangelio y que contagien con corazón humilde su paz. Creyentes que vivan perdonando y curando esta obcecación enfermiza que ha penetrado en su Iglesia. José Antonio Pagola

9 de septiembre de 2011

24 Domingo Tiempo Ordinario

Yahvé es clemente y compasivo, lento a la cólera y lleno de amor. Sa102d24A11cas Quien siente la misericordia del Padre, el perdón total, sin condiciones, la inmensa ternura con la que Dios envuelve y sostiene, no puede andar calculando los límites del perdón y de la acogida. Dom24A11cas

8 de septiembre de 2011

Reunión del Comité Nacional de Asociados Laicos

Tras las vacaciones de verano, el Comité Nacional de Asociados Laicos vuelve a sus responsabilidades y trabajos, reuniéndose el pasado día 3 de Septiembre en D. Ramón de la Cruz.
El punto fuerte del orden del día lo ocupó la preparación del próximo Encuentro de Animadores de los grupos y Hermanas Apostólicas acompañantes. Aprovechamos para recordar a todos ellos, que éste evento se celebrará los próximos días 30 de septiembre, 1 y 2 de Octubre en el lugar que viene siendo habitual, D. Ramón de la Cruz. Esperamos una asistencia masiva, pues ya sabéis de la importancia de estos encuentros para trabajar coordinados y crecer juntos.

Avanzó la jornada, con la información de nuestro presidente, Pepe Pastor, sobre el gran acontecimiento que viene a celebrar nuestra Familia: EL CONGRESO SAGRADA FAMILIA, en el que todos entraremos el próximo 18 de Septiembre. Animamos desde aquí y en palabras de los Responsables de todas las vocaciones a que “ todos los miembros de nuestra Familia seamos partícipes de un acontecimiento que nos anima y empuja a hacer vida nuestro Carisma en el mundo de hoy”.

La preparación del próximo Encuentro Nacional de Asociados Laicos, tuvo también su lugar en ésta reunión. Se está trabajando en ello con ilusión, y desde aquí convocamos para los días 2, 3 y 4 de diciembre de 2011, al mayor número de laicos, en la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón.

Saludos desde el Comité Nacional de Laicos para toda la Familia.

6 de septiembre de 2011

Marionetas del deseo

Miriam Subirana 28/08/2011
Elpais.com
Llenamos la vida con distracciones, pero seguimos insatisfechos. El deseo nos esclaviza. Si es nuestro motor, ¿cómo nos ponemos al volante?
El deseo tiene una dinámica en la que siempre hay un punto de insatisfacción. Gisela Zuniga, autora y terapista alemana, explica cómo esta dinámica nos atrapa: "El ser humano ha permitido que lo desvíen de lo auténtico y que la multiplicidad lo seduzca y se apropie de él. Placeres y posibilidades ilimitados corren en su dirección como un torrente y se enseñorean de él". Si convertimos la vida en una continua expectativa, en una continua demanda, nuestra agonía crece incesante e incansable.

LA INSATISFACCIÓN DE TENER

"La mente adopta la forma del objeto que contempla"
(B. K. S. Iyengar)

El director del departamento de decoración y muebles de unos grandes almacenes me comentó alguna vez que cada semana veía entrar a las mismas personas llevándose bolsas cargadas de objetos y se preguntaba dónde los ponían. Era testigo de la compra compulsiva de multitud de personas.

En una ocasión, un señor llamó al programa de radio en el que colaboro, el día que tratamos la adicción a la novedad. Explicó lo siguiente: "Mi mujer cada semana necesita comprarse ropa nueva porque así se siente mejor. ¿Es normal? Ya no nos cabe la ropa en los armarios".

Esta mujer compra por aburrimiento, por incomodidad consigo misma, por obsesión con el cuerpo y para impresionar y agradar a otro. Gasta sin responsabilidad. Vive en la superficialidad "del traje", no en la esencia del ser.

Del mismo modo, empleamos el tiempo para distraernos y no para construir creativamente. Si sintiéramos la cercanía de la muerte y estos fueran nuestros últimos días, nos dedicaríamos a algo más esencial y significativo.

Una mujer me manifestó su preocupación porque sus hijos siempre piden comprar los nuevos tipos de galletas, de yogur, etcétera. La publicidad les convence de que se trata de algo nuevo, pero son los mismos productos de siempre. Lo que cambia es el envoltorio. Sus hijos adquieren estos productos que luego se quedan en la nevera y la mujer se pregunta qué hacer.

¿Qué sociedad hemos construido para que, teniendo tanto -probablemente más que nunca-, continuemos tan insatisfechos? ¿Qué es lo que hace que nuestra insatisfacción siga aumentando? Es una grandísima pregunta.

Vivimos en la cultura del tener, en la que corremos tras los logros, el poder, las posesiones, las personas, los objetos y las modas. Llega un momento en el que no sabemos hacia dónde corremos ni cuál es el sentido, ya que seguimos en una insatisfacción permanente.

Nuestros espacios son cada vez más pequeños y abarrotados de cosas. Espacios pequeños no solo a nivel físico, sino también a nivel interno: no nos queda espacio para pensar ni sentir desde el ser. Mientras la mente está abarrotada de pensamientos y de deseos, no hay espacio para la inspiración ni para la creatividad. Nos falta el espacio interior que permita un fluir de energía creativa. Solo cuando creamos y vivimos de dentro a fuera llenamos nuestra vida de sentido.

El problema surge cuando los deseos pasajeros nos distraen de nuestro propósito esencial. Luego sentimos culpa por el tiempo perdido y el dinero malgastado. Y de este modo se perpetúa nuestro malestar. Zuniga lo define así: "Desesperado, el hombre vive su vida a la carrera, como un hámster subido a su rueda. Es tal la velocidad a la que lo hace que apenas si tiene tiempo para cobrar aliento. El hombre no vive. Lo viven. Y todo porque ignora que su verdadero sitio está en el centro. Aquí, en el centro, hay paz y tranquilidad".

¿NUESTROS DESEOS NOS PUEDEN LLEVAR A UN ESTADO DE PAZ INTERIOR?

"El deseo implica apertura a la alteridad: trascender tu yo, tu pequeño mundo, para abrirte al otro" (Javier Melloni)

Los deseos son uno de nuestros motores. La pregunta clave es: ¿cuál es el deseo por el que vale la pena luchar y satisfacer?

El deseo esencial está conectado con tres ejes. El primero es el deseo de conocer y ampliar nuestros horizontes. Desde pequeños nos mueve la curiosidad por saber y por comprender el mundo que nos rodea. El segundo eje es el impulso de hacernos completos. "Tu conciencia proviene de la unidad", dice Deepak Chopra. Por eso deseamos la unión, sentirnos el uno con el otro. Es un deseo que nos conduce fuera de nosotros. Amamos y buscamos ser correspondidos. Nos damos al otro desde nuestros dones, sintiendo así alegría. El tercero es el impulso a actuar para expresar la creatividad. Así nos damos al mundo desde nuestro talento y nuestros dones. Una acción con la que aportamos y construimos un mundo mejor nos llena de sentido.

Cuando nos desviamos de estos tres ejes esenciales nos invade la sensación de carencia. Tenemos carencias afectivas, estamos faltos de conocimiento o nuestras acciones están vacías de sentido. El resultado es que sentimos un estado de necesidad.

La necesidad crea un vacío que nos impulsa a relacionarnos para cubrirlo con amor y con poder. Nos atrae el amor. Nos atrae el poder. Sin darnos cuenta, caemos en la trampa de un amor que no es amor, sino deseo, y de un poder que no es poder, sino codicia.

Cuando el deseo invade el alma y esta no lo puede contener, este se convierte en algo destructivo y devastador como el cáncer que devora todo lo que encuentra a su paso. Se convierte en una dependencia que pasa a ser una adicción. Adicción al sexo, a la bebida, a los malos tratos, a la sumisión, a someter, al dinero... Entonces el deseo nos esclaviza. Perdemos la soberanía interior. Somos marionetas del deseo. No es de extrañar que vivamos insatisfechos y frustrados. Para huir de estas sensaciones, nos distraemos. Y así seguimos en la rueda del deseo insaciable.

Deje de ser marioneta del deseo. El primer paso para lograr dominio sobre uno mismo es, precisamente, desearlo. El poder mental es capaz de canalizar los pensamientos de manera positiva. Solo cuando uno se da cuenta de lo que subyace a sus deseos puede transformarlos. ¿Qué encubre el deseo que nos vence? ¿Qué es lo que realmente desea? Buscamos amor, paz, respeto, atención, o bien queremos huir de una situación que nos sobrepasa. Aunque la mente suele pedir cosas visibles y materiales, sus necesidades son más profundas y ninguna cosa superficial y efímera puede satisfacerlas.

La meditación nos conduce hacia lo auténtico y eterno. También ayudan las afirmaciones y la visualización. Visualizar consiste en crear imágenes positivas en su mente y, de esta forma, reforzar el pensamiento y fortalecer su voluntad para alcanzar aquello que afirma.

Las afirmaciones son pensamientos determinados. Son promesas que nos hacemos a nosotros mismos. Sirven para romper los hábitos negativos o pensamientos débiles. Por ejemplo: "Hoy haré que el pasado sea pasado y miraré al futuro con una nueva visión". El pasado tiene buenas y malas experiencias. Sin embargo, tendemos a evocar lo negativo. El efecto de esto es que nuestra actitud hacia el futuro se contamina. Un método efectivo para soltar el pasado es ver el beneficio que hubo. Cuando se reconoce un beneficio en lo que sucedió, es más fácil terminar con el resentimiento o la aflicción.

LA DIGNIDAD DE LO ESENCIAL

"Tú eres lo que estás buscando" (Deepak Chopra)

Primero averigüe su deseo esencial y lo que es bueno para usted. Alinee sus deseos con lo que realmente quiere. Así no se dejará llevar por otros deseos que supongan una huida ni una distracción. Finalmente céntrese en este compromiso. Con ello se fortalece, se siente seguro, y su caminar por el mundo es más digno.
Disfrutar el camino

Vivimos en la cultura de ofrecer y buscar recompensas. Si invierte aquí, ganará tanto. Si sigue tales pautas, recibirá la recompensa del cielo. Si sigue siete pasos, logrará el éxito. Estas promesas no son necesariamente erróneas. Cada acción conlleva un retorno. El problema es que al centrarnos en el beneficio, no prestamos atención a la calidad de la acción. Nos atrapa la satisfacción del deseo y no cuidamos el camino para llegar a ella. Si buscamos la calidad de cada instante con atención plena, viviremos mejor y aportaremos más.

LIBROS

- 'El libro de los secretos', de Deepak Chopra. Santillana Ediciones.
- 'El deseo esencial', de Javier Melloni.
- 'Está todo ahí', de Gisela Zuniga. Editorial Desclée de Brouwer.

5 de septiembre de 2011

Disparos de silencio

Os presentamos este video que es un homenaje a aquellas personas que no callaron y eso les costó la vida.

4 de septiembre de 2011

Reunidos por Jesús

4 de septiembre de 2011
Mateo 18, 15-20

Al parecer, el crecimiento del cristianismo en medio del imperio romano fue posible gracias al nacimiento incesante de grupos pequeños y casi insignificantes que se reunían en el nombre de Jesús para aprender juntos a vivir animados por su Espíritu y siguiendo sus pasos.
Sin duda, fue importante la intervención de Pablo, Pedro, Bernabé y otros misioneros y profetas. También las cartas y escritos que circulaban por diversas regiones. Sin embargo, el hecho decisivo fue la fe sencilla de creyentes cuyos nombres no conocemos, que se reunían para recordar a Jesús, escuchar su mensaje y celebrar la cena del Señor.
No hemos de pensar en grandes comunidades sino en grupos de vecinos, familiares o amigos, reunidos en casa de alguno de ellos. El evangelista Mateo los tiene presentes cuando recoge estas palabras de Jesús: «Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos».
No pocos teólogos piensan que el futuro del cristianismo en occidente dependerá en buena parte del nacimiento y el vigor de pequeños grupos de creyentes que, atraídos por Jesús, se reúnan en torno al Evangelio para experimentar la fuerza real que tiene Cristo para engendrar nuevos seguidores.
La fe cristiana no podrá apoyarse en el ambiente sociocultural. Estructuras territoriales que hoy sostienen la fe de quienes no han abandonado la Iglesia quedarán desbordadas por el estilo de vida de la sociedad moderna, la movilidad de las gentes, la penetración de la cultura virtual y el modo de vivir el fin de semana.
Los sectores más lúcidos del cristianismo se irán concentrando en el Evangelio como el reducto o la fuerza decisiva para engendrar la fe. Ya el concilio Vaticano II hace esta afirmación: "El Evangelio... es para la Iglesia principio de vida para toda la duración de su tiempo". En cualquier época y en cualquier sociedad es el Evangelio el que engendra y funda la Iglesia, no nosotros.
Nadie conoce el futuro. Nadie tiene recetas para garantizar nada. Muchas de las iniciativas que hoy se impulsan pasarán rápidamente, pues no resistirán la fuerza de la sociedad secular, plural e indiferente. Dentro de pocos años sólo nos podremos ocupar de lo esencial.
Tal vez Jesús irrumpirá con una fuerza desconocida en esta sociedad descreída y satisfecha a través de pequeños grupos de cristianos sencillos, atraídos por su mensaje de un Dios Bueno, abiertos al sufrimiento de las gentes y dispuestos a trabajar por una vida más humana. Con Jesús todo es posible. Hemos de estar muy atentos a sus llamadas.
José Antonio Pagola

Domingo 23

4-9-2011
Monasterio Sagrada Familia (Oteiza de Berrioplano)
Ramón Sánchez-Lumbier

Las lecturas del profeta Ezequiel y del Evangelio son hoy apremiante invitación a corregirnos. Si no empezamos por nosotros mismos, ¿cómo pretender ayudar a otros en este común objetivo? De poco servirán las exigencias formuladas desde fuera y sin amor. La Biblia supone una radical novedad y es también llamada para vivir de modo muy original.
“A nadie debáis nada, sino amor”, escribe san Pablo (cf. 2ª lect.). La deuda del amor debería ser la razón de ser y la explicación última de nuestro actuar. Todos los preceptos divinos son buenos para la convivencia porque proporcionan luz y fortaleza auténticas. Sí, ellos son gracia para nosotros y para todos. Vivirlos requiere actitud humilde y ferviente gratitud. La deuda de amor para con el prójimo la tenemos, ante todo, porque Dios nos amó primero.

Está claro: hemos de velar por el bien de los que nos rodean, preocuparnos por cuanto les atañe. Jesús, Supremo Maestro, nos exhorta a la comprensión, al diálogo, a la corrección fraterna, al perdón mutuo. Jesús nos pide sincera reconciliación. Hechos para amar, para convivir solidariamente, para llegar a ser hermanos, ¿cómo conseguirlo? ¿Acaso tenemos derecho a inmiscuirnos en vida ajena? Todos somos pecadores.

Las cosas no se arreglan solas. Es verdad que cuesta formar comunidades cristianas y vivir en ellas de fe, esperanza y amor. Expresiones como “esto no hay quien lo cambie” y otras reacciones parecidas hacen daño. Es cierto también que se extiende la idea de que la fe es mero asunto íntimo de cada uno sin repercusión alguna en la vida social. Y que muchos bautizados prefieren seguir “a su aire”, desconectados de la comunidad eclesial.

Sin embargo, Dios nos ha llamado desde antiguo para ser miembros vivos y corresponsables de un pueblo santo. A él fuimos incorporados por los sacramentos de la iniciación cristiana y en él crecemos y maduramos por la educación, celebración y vivencia de la fe. Alimentamos y desarrollamos nuestra vocación y misión participando en la vida de la Iglesia.

Sí, pidamos hoy, queridas hermanas y amigos, que esta nuestra Iglesia sea más santa, que parroquias, instituciones, comunidades, movimientos, pastores, religiosas/os y seglares vivamos más conformes con la voluntad del Señor Jesús. Cierto es que toda comunidad, aunque siga mejorando, nunca terminará por ofrecer en este mundo su mayor belleza, la nota más alta, la santidad plena. Porque “la Jerusalén perfecta”, engalanada como una esposa para su esposo, viene “de arriba”.

Estamos llamados a vivir de esperanza, pero trabajando en el mundo. Hemos de poner nuestro mejor empeño en manifestar, con vida y palabras, el amor de Dios, dedicados por entero a su servicio. Sí, todo ello y siempre, con profundo respeto a cada persona, con propuestas bienhechoras y denunciando cuanto se oponga al reconocimiento y promoción de la dignidad humana. También alentando y acogiendo lo bueno, lo hermoso, lo verdadero, lo justo, todos los valores, estén donde estén y vengan de donde vengan.

Esta Eucaristía puede impulsar nuestra marcha por los caminos del Evangelio, como comunidad que cree en Jesucristo y le sigue. Estamos llamados a ejercer, con sabiduría y prudencia, la corrección fraterna en el seno de la propia familia eclesial. Así iremos dándole el esplendor requerido. ¡Qué difícil resulta!, ¿verdad? Pero nos lo pide el Señor, presente entre nosotros. Él nos irá preparando para hacerlo como conviene. Con la Iglesia y gracias a ella, vivamos la dicha de creer en Él.

3 de septiembre de 2011

23 domingo Tiempo Ordinario

Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor:
“No endurezcáis vuestro corazón”
Sa94d23A11cas

2 de septiembre de 2011

Ya nada me asombra

Este video esta editado por un chico de la asociación de ecologistas Ben Magec, recientemente se ha desplazado por los institutos canarios para dar a conocer la situacion q se vive el los paises del africa occidental subsahariana.
La cancion es de un cantante de reggae de Costa de marfil, bastante conocido, sobre todo por las numerosas criticas que hace en sus canciones y por sus tendencias rastafaris, motivos por los que ha sufrido varios intentos de asesinato.

1 de septiembre de 2011

La celebración del 150 Aniversario en América Latina

Queridos hnos. hnas. me es grato hacerle llegar un resumen de lo que va del año, por supuesto muy importante para nosotros de la gran familia de P. B. N. que celebramos los 150 años de su muerte, oportuno para agradecer esta gracia de nuestro carisma SER Y HACER FAMILIA y compartirla con el mundo.
El 3 de febrero celebramos la bendición milagrosa cada grupo en su comunidad con una misa,reflexión y compartir, acompañados familiares e invitados.
El 6 de febrero aperturamos la celebración delos 150 años de la muerte de P. B. con presencia de todos los asociados, apostolicas, seculares además de invitados de familiares, grupos parroquiales y amistades.
El 11, 12 y13 de feberro tuvimos un retiro en la casa OSCAR ROMERO ,teniendo como tema NUESTRA ESPIRITUALIDAD, y es que la espiritualidad es como el aire, es urgente conectarnos con Dios para que Jesús nos abrace y darnos permiso para que entre en nuestro corazón para sentir su amor. Terminamos agradeciendo a Dios por los momentos vividos, compartidos y pidiendo que nos ayude a vivir a ejemplo de la sagrada familia.
El 22 de mayo fue el primer momento de nuestra celebración de los 150 años ,se realizó en Comas,Condevilla y Ventanilla en coordinación con asociados, apostolicas y seculares. Dimos a conocer nuestro pasado, fue muy emocionanteel recordar de parte de los asociados hace 19 años asumir nuestro compromiso de los primeros asociados.Algunos invitados preguntaban sobre los requisitos para ser asociados ,estamos confiados que esto servira para que nuestra familia crezca para apoyar con un granito de mostaza para un mejor futuro para todos.
También el 12 de junio cada comunidad recordamos a nuestra VIRGEN DE TODAS LAS GRACIAS con una celebración, reflexión y un compartir con asociados, apostolicas y seculares, saliendo confiados y fortalecidos que ella nos cuida e intercede ante su hijo por nosotros.
El 26 de junio tuvimos un retiro en la de Betania, teniendo como tema Reconciliación y la ponente la hna. Rubeni. Un diá muy enriquecedor, somos herederos de una bendición, tenemos que estar alegres, contentos,el perdón es una desición personal, es abrirnos a un proceso, primero perdonarnos con nosotros mismos, con Dios, con los demás y con la naturaleza,si profundizamos cada palabra y la llevamos a nuestro corazón de seguros que vamos a ser libres y gozaremos de esa gracia divina que Dios nos regala, terminando con una misa y compartir.
El 8 de julio viaje a Chimbote Jimbe a la casa San Antonio donde se encuentran las hnas. apostolicas donde tuvimos un encuentro con la gente del lugar de los cacerios hnos. muy humildes, trabajadores y acogedores. Dimos un alcance sobre nuestro fundador, quienes somos, donde estamos y nuestro carisma y que se siente el pertenecer a la Sagrada Familia. En este pueblecito no hay por el momento asociados pero estoy confiado que este año que se celebra la muerte de nuestro fundador va a servir para darnos a conocer
Nos preparamos para el 14 de agosto para celebrar nuestro presente recordando la muerte de P. B. N., confiado que cada etapa nos prepararemos mejor para celebrar como familia el regalo que El nos dejó para ser compartido con el mundo y hacernos conocer para el crecimiento de la gran familia de P. B. N. y que Solo Dios derrame bendiciones sobre cada uno, una de la gran familia.
Desearía que me den respuesta si han recibido este correo, un fuerte abrazo.
Lucho Quispe