NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

24 de diciembre de 2009

Mensaje de su santidad Benedicto XVI para la celebración de la XLIII Jornada Mundial de la Paz 1 de enero de 2010

SI QUIERES PROMOVER LA PAZ, PROTEGE LA CREACIÓN
1. Con ocasión del comienzo del Año Nuevo, quisiera dirigir mis más fervientes deseos de paz a todas las comunidades cristianas, a los responsables de las Naciones, a los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo. El tema que he elegido para esta XLIII Jornada Mundial de la Paz es: Si quieres promover la paz, protege la creación. El respeto a lo que ha sido creado tiene gran importancia, puesto que «la creación es el comienzo y el fundamento de todas las obras de Dios»[1], y su salvaguardia se ha hecho hoy esencial para la convivencia pacífica de la humanidad.

Pincha sobre el enlace para poder leer el mensaje completo.

LEER MÁS...

23 de diciembre de 2009

A la salud de los Reyes Magos

Por José Mª R. Olaizola s.j.


Ya basta! Pero, ¿de dónde se ha caído un gigante rojo bonachón y con barbas que supuestamente nos deleita las navidades? De un trineo volador conducido por un cursi reno de nariz colorada… Ah, no…
Puestos a tener mitos y relatos navideños, quedémonos con los nuestros, los de toda la vida: Melchor, Gaspar y Baltasar. Estos sí que valen, y no un lapón panzudo que trabaja rodeado de elfos. Qué espanto. Recuperemos lo nuestro. Y para ello, propongo una serie de disposiciones de emergencia:
Uno. No cantar villancicos sobre un reno llamado Rudolph el de la nariz roja (ni siquiera para aprender inglés). Lo siento, sé que es muy radical y que nuestros hijos, sobrinos, hermanitos y demás lucen muy monos, como recién sacados de una película navideña de Jiliwood, pero hay que optar.
Dos. No adelantar los regalos al 24 de diciembre con la excusa de que es cuando aterriza el trineo. Todo el mundo sabe que vienen en camello y que hasta el 6 de enero no llegan. (y además los únicos trineos que vuelan son los que se despeñan) ¿Y el cuento de que así los niños disfrutan de los juguetes? Pero si toda la vida lo que uno disfrutaba de las navidades era precisamente la espera ansiosa de que llegase la noche de Reyes. ¿Qué tal esto de educar para esperar un poquito?
Tres. No a los renos. Sí a los camellos. ¿Joroba? Por supuesto, dos. (una si son dromedarios)
Cuatro. Nombres proscritos: San Nicolás, Santa claus, Papá Noel, y por encima de todos, el simple, familiar, cómplice: Santa (sin aditamentos). Por favor.
Cinco. Prohibido comprar y vestir gorros de pitufo rojos terminados en una borla blanca. Ni para cantar villancicos, ni para demostrar espíritu navideño, ni para despedidas de soltero, ni nada.
Seis. La proxima medida es muy dramática y requerirá bastante esfuerzo por parte de las familias. Precaución, no dejen a sus hijos, primos, etc. intoxicarse viendo telefilmes donde aparece una y otra vez un dulce abuelito que resulta ser Santa Claus. Hay dos alternativas para ese boicot: Cambiar de canal, a riesgo de encontrarse con los programas del corazón –donde por otra parte estarán los memos de siempre, pero con gorrito de pitufo colorado. En este caso el remedio es peor que la enfermedad. La otra posibilidad es ver la peli, pero dejar caer suficientes comentarios demoledores sobre lo absurdo del gigantón rojo (entiéndase bien que aquí no hablamos de ideologías), y sutiles alabanzas a Melchor, Gaspar y Baltasar.
Siete. No lleven a sus niños a sentarse en el regazo de Papá Noeles comerciales. Llévenlos a ver a los reyes magos o a sus emisarios (carteros reales), que visitan otros centros comerciales. (La presión sobre las empresas siempre es eficaz, pero sólo si conseguimos movilizar a suficientes familias)
Ocho. No poner en el hogar adornos papanoeleros. Ya bastante invasión tenemos con las bolas y el espumillón. Nosotros al nacimiento (con ovejitas, pastores, REYES MAGOS, estrella y demás, pero sin renos ni trineos ni nada más)
Nueve. Los reyes magos nos importan no por lo ricos que son y la cantidad de juguetes que tienen, sino porque fueron capaces de descubrir una forma distinta de mirar al mundo, y aprendieron a ver a un Dios oculto en un pesebre.
Diez. Difunde lo más posible esta u otras iniciativas.

LEER MÁS...

22 de diciembre de 2009

¿Y qué hacemos los pobres en Navidad?



NOCHE BUENA
Eduardo galeano

Fernando Silva dirige el hospital de niños en Managua.
En vísperas de Navidad, se quedó trabajando hasta muy tarde. Ya estaban sonando los cohetes, y empezaban los fuegos artificiales a iluminar el cielo cuando Fernando decidió marcharse. En su casa lo esperaban para festejar.

Hizo una última recorrida por las salas, viendo si todo queda en orde, y en eso estaba cuando sintió que unos pasos lo seguían. Unos pasos de algodón; se volvió y descubrió que uno de los enfermitos le andaba atrás. En la penumbra lo reconoció. Era un niño que estaba solo. Fernando reconoció su cara ya marcada por la muerte y esos ojos que pedían disculpas o quizás pedían permiso.
Fernando se acerca, ve el niño y lo rozó con la mano
-decile a...... –susurró el niño-
Decile a alguien, que yo estoy aquí.
Me gustaria tanto poder subir muchisimas mas fotografias que realmente irian con el tema, como los bombardeos de irak, y la gente en africa, los cayucos que llegan a las canarias, y la gente olvidada que no tiene ni luz ni agua, ni siquiera escuelas para poder intentar escapar de la ignorancia y la pobreza, estos a los que jamas el sistema incluirá, porque como dicen por ahí el peor de los pecados y el mas duramente castigado es nacer pobre y negro. La pobreza circulo sin salida por esta sociedad excluyente. En un viaje que recientemente he realizado, viaje maravilloso lleno de enseñanzas, y experiencias de incalculable valor, he visto como hay gente viviendo en lugares que jamas me imagine que pudiera alguien sobrevivir, gente que tiene que trasladarse durante horas para tener acceso al agua para poder beber, gente que pastorea sus llamas bajo el cruel y duro frio del altiplano, observados por el sol picante que quema y lastima la piel sin piedad, ¿acaso el mundo que les da la espalda eternamente, y que celebrara con una deliciosa y carísima cena de navidad se acordara de todos estos? Pues noo eso jamas pasara porque los de este lado viven bien asi, es mucho decir que para limpiar sus resentimientos personales enviaran un poco de ropa ya usada para los paises pobres, y tambien sus tropas militares para acabar con ellos, y que nuestros politicos bolivianos saldran a los estadium a regalar una muñeca de 5 bolivianos a los niños pobres, quizas los canales de television ya esten haciendo sus campañas navideñas en pos de dibujar una sonrisa en los labios de un niño pobre, aaaaah y sin olvidar a UNITEL que estara obsequiando desayunos a los niños pobres, como si con darles de comer un dia con un buen panesillo y un vaso de leche este niño tendra la pansita llena de por vida, pero claro cualquier cosa es buena para hacerse publicidad, no importa de quien se esten burlando, ni a quien pisoteen , ESTO ES LA NAVIDAD.... esta es la navidad de los pobres, donde reciben las migajas de los venebolentes pudientes que tienen la "buena intension de darles algo" algo de lo que tiran a la basura, algo de los que a nosotros mismos nos roban, algo de aquello que nos han quitado, y junto con esto el derecho de tener una vida mejor, obligandonos a tener que vivir en la pobreza y marginamiento de su "SUCIEDAD" mal llamada sociedad.
Vaya hoy me he despachado a gusto con esto de la navidad, antes de despedirme pedirles escusas por lo de la ortografia es decir la mala ortografia. Ojala todos tengamos un buen término de año.

Tomado de http://navidadparalospobres.blogspot.com/

LEER MÁS...

Construcción del Centro Social "Bonguisa"

Desde el curso 2005/06 estamos apoyando desde el Colegio de Aranjuez un proyecto de las religiosas de la Sagrada Familia en el Congo: la construcción de un Centro Social para la formación sociolaboral de chicas situado en la misión católica Ngoso en la República Democrática del Congo.
Pincha sobre el enlace para conocer más detalles del proyecto http://www.safaranjuez.com/descargas/pastoral/Congo.pdf

LEER MÁS...

9 de diciembre de 2009

Diócesis de Salamanca

UNA NOTICIA QUE NO SALDRÁ EN LOS PERIÓDICOS Y COMO ÉSTAS ¡¡¡MILES!!!
Los sacerdotes de la diócesis de Salamanca, España, han donado más de 63.000 euros a Caritas en respuesta a una petición de su obispo ante la crisis.

Durante la misa crismal de este año, el obispo de Salamanca, monseñor Carlos López, invitó a todos los sacerdotes de la diócesis a entregar toda o parte de la paga extraordinaria del mes de julio a Cáritas Diocesana de Salamanca como gesto colectivo de solidaridad con las personas y familias que sienten con mayor dureza el impacto de la crisis por la pérdida del empleo.

Como respuesta a la invitación, informa la página web de Caritas España, se han recaudado 63.300 euros provenientes del clero diocesano, que irán destinados a ayudas de vivienda y alimentación para las familias más necesitadas de la diócesis. Esta colaboración extraordinaria se une a otras contribuciones, económicas y pastorales que, de forma ordinaria, ya venían realizando.

Cáritas Diocesana de Salamanca ha agradecido públicamente a los sacerdotes este gesto de compromiso con los más pobres, que se une al de otras personas que, sensibles ante el aumento de las necesidades actuales por la crisis económica, también están realizando un esfuerzo de solidaridad y de compromiso con sus donaciones.

LEER MÁS...

LAICIDAD DEL ESTADO Y SIGNOS RELIGIOSOS

La mejor sociedad no es la que se ajusta a un credo determinado, sino aquella en la que pueden convivir personas que pertenecen a diversas religiones y otras que no son creyentes.

La secularización de la sociedad y la laicidad lleva a la separación del ámbito político y religioso, a la no confesionalidad del Estado y al rechazo de privilegios para una iglesia.

Esta perspectiva legitima la ausencia de signos religiosos en las instituciones públicas, sobre todo estatales. Responde a las demandas laicistas, que impugnan la dimensión pública de la religión, y se satisfacen las demandas de las religiones minoritarias contra la hegemonía del catolicismo en España.

Estas y otras razones avalan la legitimidad de una ley gubernamental que ponga fin a formas tradicionales del cristianismo sociológico. Si la sociedad y el Estado no son cristianos, hay que acabar con tradiciones religiosas centenarias, hoy rechazadas.

El problema, sin embargo, no se reduce a esto. Abordarlo desde la mera legitimidad e ignorar otras dimensiones implica menospreciar a la opinión pública. No todo lo legal es moral, ni lo técnicamente factible, aconsejable. La política es el arte de lo posible y de lo prudente, sin voluntarismos simplificadores.

Hay que partir de que somos ciudadanos y no súbditos. No es la sociedad la que debe someterse al Estado sino a la inversa. Si los dirigentes son los representantes del pueblo, hay que consultarlo y no prescindir de él.

"Todo por el pueblo pero sin el pueblo" es la tentación de gobernantes paternalistas, que apelan a la voluntad popular en las elecciones, para luego olvidarse de ella. Ellos saben lo que conviene hacer, en lugar de dejar a la sociedad que resuelva libremente los asuntos.

El problema es si la sociedad española demanda una ley general de exclusión de los signos religiosos o si obedece a una iniciativa con motivaciones políticas.

Vivimos una sociedad fracturada, con graves problemas como el desempleo, la corrupción en los partidos y cargos políticos, el desencanto ante un poder judicial politizado, la crisis del modelo educativo y la alarma social ante la violencia de menores de edad.

En este contexto,

• ¿tienen sentido nuevas leyes que polarizan y crispan a la sociedad? • ¿es el momento adecuado para legislaciones que aceleran un proceso que puede desarrollarse de forma espontánea y progresiva? • ¿no hay que dar la primacía a la paz social en un momento social delicado? • ¿no hay urgencia política por marcar signos de izquierda en la cultura, ya que ha fracasado la política económica? • ¿se pueden ignorar la sensibilidad y emociones de generaciones y personas tradicionales, todavía marcadas por los ataques a la religión del pasado?

A esto se añaden otras cuestiones.

• El núcleo de los problemas son los acuerdos Iglesia-Estado de 1979. ¿Tiene sentido promulgar leyes nuevas sin modificar el acuerdo marco que las limita? • Si se quitan signos religiosos del ámbito público habría que eliminar los políticos en el religioso. ¿Se está seguro de que la mayoría quiere que policía, ejercito y autoridades dejen de participar en manifestaciones religiosas y ciudadanas, como procesiones, romerías, fiestas patronales, etc? • ¿Qué hacemos con celebraciones religiosas que son también tradiciones de nuestra identidad cultural, histórica y folklore? • Además, ¿qué signos se quitan y cuáles quedan? • ¿Quién determina lo que es artístico, además de religioso? ¿Dejamos que decidan los políticos y que, según quién gobierne, cambie de una legislatura a otra? • El catolicismo ha marcado nuestra historia, tradiciones y formas de convivencia. ¿Lo tratamos por igual que otras religiones sin arraigo en España? • ¿Asumimos la demanda de laicistas que no buscan la neutralidad del Estado, sino excluir la religión del ámbito público? ¿No caemos así en una confesionalidad de signo inverso, en este caso antirreligioso? • ¿Hay que escuchar a grupos religiosos que rechazan la presencia pública de la religión mayoritaria de los españoles y que en sus países no toleran nada que se aparte de su religión oficial? • ¿Es aconsejable, además, regular el velo islámico por ley y entrar en una espiral de conflictos, que hasta ahora, sabiamente, se han obviado?

Son preguntas que exigen un debate social sereno, complejo, plural y abierto. La preferencia personal que tengamos no debe confundirse con lo que siente y piensa la mayoría. El proceso de secularización es gradual y responde a una transformación de la sociedad.

No es el Estado ni el Gobierno, el que debe tener la iniciativa, sino la sociedad. Hay que legislar lo mínimo posible, sólo lo necesario, huir del intervencionismo en la vida ciudadana, y aplicar el principio de subsidiariedad.

Hay que distinguir entre esfera estatal y el ámbito público en que cada institución resuelve los conflictos según tiempos, lugares, personas y circunstancias.

Ante demandas concretas sobre signos religiosos, que cada caso se resuelva atendiendo a las opiniones de los implicados.

Es una imprudencia política tensionar más a la sociedad con leyes posiblemente legítimas, pero que no urgen.

Habría que aprender de otros países con larga tradición laica y democrática que, sin embargo, mantienen signos religiosos, aunque para muchos ciudadanos sean más parte de la tradición y de la cultura que signos de fe. ¿No hay nada que tengamos que aprender de ellos?

Juan A. Estrada DIARIO MÁLAGA HOY 1.09.09

LEER MÁS...

Adviento

Toda nuestra vida es "adviento":
Dios está viniendo.
Él viene en su Palabra,
en su Espíritu que nos da la fe,
en los sacramentos de la Iglesia,
en las luchas y alegrías de la vida,
en cada uno de nuestros hermanos,
sobre todo en los más pobres y sufridos.
Hay que saber esperar a Dios.
Hay que saber buscar a Dios.
Hay que saber descubrir a Dios.

Y mira que hay muchos que se cansan de esperar,
porque la vida se ha puesto muy dura
y los poderosos siempre aplastan al pueblo.
Y hay muchos que no saben buscar a Dios
día a día, en el trabajo, en casa, en la calle,
en la lucha por los derechos de todos,
en la oración, en la fiesta alegre de los hermanos unidos,
e incluso más allá de la muerte.

El maíz y el arroz están naciendo, hermosos.
Ha llegado el Adviento.
Luego llegará la Navidad.
Dios está llegando siempre.
Abramos los ojos de la fe,
abramos los brazos de la esperanza,
abramos el corazón del amor.

En ese Dios que siempre viene,
os abraza vuestro hermano.

Pedro Casldáliga

LEER MÁS...

6 de diciembre de 2009

Nuestra Señora de Loreto

Se acerca la fiesta de Ntra. Sra de Loreto, 10 de diciembre.
Publicamos esta reflexión, preparada por Aine Hayde, para que nos ayude a entrar más profundamente en el espíritu de esta fiesta y de este lugar, que era tan querido para nuestro Buen Padre.

Loreto

LEER MÁS...

5 de diciembre de 2009

La historia del pueblo saharaui

Se cumplen los 34 años de la marcha verde sobre el Sahara español, triste aniversario para los casi 25.000 refugiados saharahuis en los campamentos en la "hamada argelina".
Una nueva detención de activista pro-derechos humanos, junto a un periodista español.
Haciendo un poco de recordatorio vemos que son pocas las noticias que se ven en primeros titulares sobre la situación de estos campos de refugiados .
El pasado día 14 de noviembre una manifestación en Madrid nos recordaba que es un conflicto sin resolver, y que existe un muro de la verguenza que impide a los refugiados volver a los antiguos territoros españoles, levantado por Marruecos y al cual el frente polisario intenta :digamos reconquistar o liberar territorios para el Sahara libre.
Son territorios colonizados por España pero que como otras colonias se fue descolonizando pero con el fin de la autodeterminación de las colonias.
En diciembre de 1973, el Gobierno español dio un nuevo giro en su postura y empezó a preparar la independencia del Sahara, anunciando, meses más tarde, que en el primer semestre de 1975 se celebraría el referéndum de autodeterminación.
Dicho anuncio causó sorpresa a todas las partes interesadas en el territorio, y muy especialmente a Marruecos, que no estaba dispuesto a permitir que esta nación acabase con su sueño expansionista. Por ello, solicitó al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya (TIJ) un dictamen sobre sus derechos de soberanía sobre el Sáhara. Aunque el dictamen del Tribunal negó al Reino alauí su pretensión de anexionarse este territorio, Hassan II, haciendo una lectura parcial del veredicto, lanzó la 'Marcha Verde' con el propósito de desalojar a los españoles y ocupar la antigua colonia, un territorio que consideraba como propio.
En el seno de Naciones Unidas no fue bien recibida la decisión de Marruecos. Por su parte, España había iniciado su propia estrategia y efectuaba un doble juego, por una parte, defendía ante la ONU el proceso de autodeterminación del Sáhara, pero, por otra, mantenía contactos con Marruecos, con el fin de llegar a un acuerdo y evitar un conflicto armado. Finalmente, el 8 de noviembre el monarca alauí pronunció un discurso a su nación en la que pedía a la Marcha Verde su regreso al punto de partida.

La cesión del territorio
El 14 de noviembre de ese mismo año, en los Acuerdos Tripartitos de Madrid, el Gobierno español entregó la administración del Sáhara a Marruecos y Mauritania. El futuro del territorio se había resuelto sin consultar a la población saharaui ni con la aprobación del Frente Polisario, creado en 1973 para luchar por la independencia contra la potencia colonial y para defender su territorio de cualquier ataque contra su integridad territorial, especialmente de Marruecos que desde el otro lado de la frontera soñaba con la expansión a costa del Sáhara.
El 26 de febrero de 1976, en una carta dirigida al Secretario General, el representante permanente de España ante la ONU daba por finalizada la presencia española en este territorio. Había cedido a Marruecos y Mauritania la administración del territorio - por lo que se consideraba desligada en lo sucesivo de toda responsabilidad de carácter internacional con relación a la misma- pero no su soberanía, puesto que ésta le correspondía única y exclusivamente al propio pueblo saharaui.
La más célebre de las activistas del Sáhara Occidental, Aminatou Haidar, de 42 años, fue expulsada hoy sábado por Marruecos a Canarias tras permanecer 24 horas detenida en el aeropuerto de El Aaiún, la capital sahariana. Apenas aterrizó en Lanzarote, Haidar intentó regresar, pero la compañía aérea española Top Fly alegó que no había plazas en su vuelo. El domingo lo volverá intentar. Es la primera vez que Rabat recurre a la expulsión para deshacerse de un saharaui independentista.
La defensora saharaui de Derechos Humanos regresaba al Sahara ocupado después de recibir en Nueva York el “Premio Coraje Civil 2009” de la Fundación Train.
Aminetu Haidar llegaba al Aaiún desde el aeropuerto de Las Palmas de Gran Canarias, acompañada de un equipo de grabación coordinado por el periodista español Pedro Barbadillo. En principio, según información del propio Barbadillo, se les impidió grabar y fueron separados unos de otros. Posteriormente, según fuentes saharauis de El Aaiún, han sido retenidos en dependencias diferentes y trasladados fuera del aeropuerto, estando actualmente en territorio español y sin poder regresar al Aaium, ya que su documentación no se lo permite, posee tarjeta de residencia pero no pasaporte,
“No tengo miedo, pero estoy segura que voy a sufrir la represión de Marruecos cuando vuelva al Sahara”. Eran las rotundas palabras de Aminetu Haidar antes de su viaje de regreso al Aaiún. La defensora saharaui de Derechos Humanos pensaba que podía ser detenida, como lo fueron el mes pasado sus siete compañeros, o que le retirarían los papeles para impedirle salir del Sahara a visibilizar internacionalmente la situación de secuestro de derechos bajo la que vive su pueblo.
Aminetu Haidar, considerada la "Gandhi Saharaui", describía la situación actual en el Sahara Occidental ocupado como alarmante, denunciando la escalada de la represión policial, la celebración de juicios militares a la población civil y la detención ilegal o la requisa de documentos y arresto domiciliario de otros y otras saharauis que también reclaman el respeto a los Derechos Humanos en las zonas colonizadas por el gobierno marroquí. “Hemos regresado a la peor época de Hassan II”, sentenciaba. Los siete activistas detenidos el pasado 8 de octubre a su regreso de los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf se enfrentan a un tribunal militar que podría condenarlos a muerte. Ahmed Alnasiri, Brahim Dahane, Yahdih Ettarouzi, Saleh Labihi, Dakja Lashgar, Rachid Sghir y Ali Salem Tamek son miembros de reconocidas organizaciones de defensa de Derechos Humanos y otros grupos de la sociedad civil.
Mientras los líderes mundiales se postulan por derribar todos los muros que atentan contra la legalidad internacional, lo que incluye el que divide en dos el Sáhara Occidental con millones de minas antipersonas, la activista saharaui declaraba que “es una aberración que la misión de la ONU en el Sahara, la Minurso, sea la única misión de paz en el mundo que no contempla defender los derechos humanos en el territorio sobre el que actúa”. En este sentido, Francia se opuso recientemente en el Consejo de Seguridad a la ampliación del mandato de la MINURSO para la protección y vigilancia de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental.
El pasado 20 de Octubre, Haidar recibió en Nueva York el “Premio Coraje Civil 2009” de la Fundación Train, que honra a quien realiza actos extraordinarios “de resistencia al mal con gran riesgo personal”. En 1987, con 21 años, fue una de las 700 personas detenidas por participar en un mitin que pedía el referéndum de autodeterminación. Permaneció "desaparecida" sin cargos ni juicio durante cuatro años, torturada junto a otras 17 mujeres saharauis. En 2005, la policía marroquí la volvió a detener y golpear tras su participación en una manifestación pacífica. Fue liberada después de 7 meses gracias a la presión internacional de organizaciones como Amnistía Internacional y el Parlamento Europeo. Desde entonces, Aminetu Haidar ha recorrido el mundo para denunciar la ocupación militar marroquí y la violación sistemática de derechos de la población saharaui y para abogar pacíficamente por el derecho de su pueblo a la autodeterminación.
Nació en 1967 en El Aaiún (Sáhara Occidental), es madre de dos hijos y tiene un bachillerato en literatura moderna. Ha sido galardonada, entre otros, con el Premio de Derechos Humanos Robert F. Kennedy 2008, el austríaco Silver Rose Award 2007 y, un año antes, con el Premio de Derechos Humanos Juan María Bandrés. Fue nominada por el Parlamento Europeo para el Premio de Derechos Humanos Andrei Sakarov, ha sido candidata para el Premio Novel de la Paz y Amnistía Internacional (EE.UU.) presentó su candidatura para el Premio Ginetta Sagan.
Historia Del Pueblo Saharaui

LEER MÁS...

4 de diciembre de 2009

En el marco del desierto

2 Adviento (C) Lucas 3, 1-6
JOSÉ ANTONIO PAGOLA
San Seastián (Guipuzcoa).

ECLESALIA.-, 02/12/09.- Lucas tiene interés en precisar con detalle los nombres de los personajes que controlan en aquel momento las diferentes esferas del poder político y religioso. Ellos son quienes lo planifican y dirigen todo. Sin embargo, el acontecimiento decisivo de Jesucristo se prepara y acontece fuera de su ámbito de influencia y poder, sin que ellos se enteren ni decidan nada.
Así aparece siempre lo esencial en el mundo y en nuestras vidas. Así penetra en la historia humana la gracia y la salvación de Dios. Lo esencial no está en manos de los poderosos. Lucas dice escuetamente que «la Palabra de Dios vino sobre Juan en el desierto», no en la Roma imperial ni en el recinto sagrado del Templo de Jerusalén.
En ninguna parte se puede escuchar mejor que en el desierto la llamada de Dios a cambiar el mundo. El desierto es el territorio de la verdad. El lugar donde se vive de lo esencial. No hay sitio para lo superfluo. No se puede vivir acumulando cosas sin necesidad. No es posible el lujo ni la ostentación. Lo decisivo es buscar el camino acertado para orientar la vida.
Por eso, algunos profetas añoraban tanto el desierto, símbolo de una vida más sencilla y mejor enraizada en lo esencial, una vida todavía sin distorsionar por tantas infidelidades a Dios y tantas injusticias con el pueblo. En este marco del desierto, el Bautista anuncia el símbolo grandioso del «Bautismo», punto de partida de conversión, purificación, perdón e inicio de vida nueva.
¿Cómo responder hoy a esta llamada? El Bautista lo resume en una imagen tomada de Isaías:«Preparad el camino del Señor». Nuestras vidas están sembradas de obstáculos y resistencias que impiden o dificultan la llegada de Dios a nuestros corazones y comunidades, a nuestra Iglesia y a nuestro mundo. Dios está siempre cerca. Somos nosotros los que hemos de abrir caminos para acogerlo encarnado en Jesús.
Las imágenes de Isaías invitan a compromisos muy básicos y fundamentales: cuidar mejor lo esencial sin distraernos en lo secundario;rectificar lo que hemos ido deformando entre todos; enderezar caminos torcidos; afrontar la verdad real de nuestras vidas para recuperar un talante de conversión. Hemos de cuidar bien los bautizos de nuestros niños, pero lo que necesitamos todos es un «bautismo de conversión».

LEER MÁS...

¿A qué estais esperando?

Este artículo, dirigido a los obispos y publicado en Eclesalia, nos puede servir para conocer otras opiniones y reflexionar sobre la que nosotros tenemos a este respecto.

Meditación de adviento sólo para Obispos
JAIRO DEL AGUA, jairoagua@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 30/11/09.- ¿Qué os ha ocurrido queridos hermanos Obispos? ¿Quién os ha cerrado los ojos? ¿Cómo no oís el clamor de este Pueblo que busca guías fieles y ejemplos evangélicos?
¿Habéis olvidado vuestros días de fervor? Os imagino orando con fe reventona, con el clamor del Evangelio en las entrañas, con el amor al Pueblo de Dios apretado a la cintura hasta confundirse con vuestra propia carne.
¿Qué pasa cuando os nombran Obispos? ¿Qué cambia en vuestro interior? ¿Por qué os dejáis uncir como silentes bueyes a la uniformidad, al paso lento, al pensamiento único, a los arcaicos signos y estructuras? Eso no es unidad, hermanos míos, eso es claudicación ante la permanente llamada del Espíritu renovador. ¿No sois vosotros los adalides del Evangelio? Pues deberíais ser los primeros en reflejar el permanente dinamismo de la vida: "He venido para que tengan vida y la tengan abundante" (Jn 10,10).
Sin embargo, os percibimos atrincherados e inmovilizados bajo el incienso de vuestros turiferarios. ¿Os habéis fijado -por ejemplo- en quiénes conforman vuestros Consejos? Con los laicos contáis poco, pero los que escogéis son siempre los bailadores del incensario. No toleráis los distintos, críticos, disconformes, heridos, perdidos o buscadores. Habéis borrado de vuestro particular evangelio a los "zaqueos", "magdalenas", "mateos", "leprosos", "paralíticos", "cananeas", "adúlteras", "bartimeos", "samaritanos" y demás gente sospechosa. Os encanta rodearos de doctores, escribas y fariseos. Por supuesto, la oveja perdida ya falleció de cansancio, desorientación y hambre, hace mucho tiempo. "Porque voy a poner en este país a un pastor insensato, que no se preocupará de la oveja perdida, ni buscará la que anda descarriada, ni curará a la herida, ni alimentará a las sanas; sino que comerá la carne de las más gordas y no dejará ni las pezuñas" (Zac 11,16). Podría seguir con Ezequiel 34, pero de sobra lo conocéis. La Escritura debería, al menos, cuestionaros.
Hoy sólo quiero invitaros a meditar sobre vuestros signos, vuestra apariencia, vuestra imagen ante nosotros y ante el mundo. Bajo la pesada losa de la uniformidad e inmovilismo canónicos os amancebáis con la pompa, el lujo, la púrpura, el boato y la profanidad. ¿Os sentís cómodos con vuestras coronas, cetros y tronos? Un sirviente no necesita ostentosa corona. No es propio, no es adecuado, no es digno. Su entrega, su servicio y su sudor son su auténtica diadema. Un pastor bueno escucha, conoce y camina sencillamente entre sus ovejas: "Conozco a mis ovejas y ellas me conocen" (Jn 10,14). No se ciñe picuda corona, ni se fabrica relucientes cetros, sino que apoya su cansancio en un palo, que eso es un cayado.
Si queréis ser guías, mostrad con vuestro ejemplo la luz del Evangelio. No os endioséis en tronos y sitiales que nos confunden y abochornan. No aceptéis palio, baldaquino o dosel para ensalzar vuestra dignidad, porque nada de eso necesitáis para vuestra misión. Es muy difícil percibiros como apóstoles porque no sólo habéis caído en la ambición de vuestra carrera eclesiástica: "uno a tu derecha y otro a tu izquierda" (Mt 20,21), sino que os habéis subido al mismísimo trono divino con la escusa de que sois sus representantes, sus vicarios, sus apoderados, sus mediadores, su autoridad. Vuestros signos no son los del Señor: "El más pequeño de vosotros ése es el más importante" (Lc 9,48). "Ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón" (Mt 10,10). ¿Cómo podremos reconoceros con tanto disfraz?
¡Rechazad toda apariencia de poder! ¡No os es lícito convivir con esa concubina del encumbramiento, el fasto y oropel! Vuestra legítima esposa es la Iglesia, este Pueblo fiel que os busca y os ama a pesar de todo… Buscad los signos del Señor: "Sabéis que los jefes de las naciones las tiranizan y que los grandes las oprimen con su poderío. No será así entre vosotros, sino que, si alguno de vosotros quiere ser grande, sea vuestro servidor; y el que de vosotros quiera ser el primero, que sea el servidor de todos" (Mt 20,25).
¿Cómo podéis haceros llamar Santidad o Santo Padre? ¿Por qué no os habéis conformado con el "servus servorum"? ¿No sois vosotros los especialistas en Escritura? Sus palabras son nítidas y transparentes:
- "Sólo Dios es Santo" (Mt 19,17).
- "Tú eres el único Santo" (Ap 15,4).
- "Al Señor tu Dios adorarás y a Él sólo darás culto" (Mt 4,10).
- "No a nosotros, Señor, no a nosotros sino a tu nombre da la gloria" (Sal 115).
- "Pero vosotros no os dejéis llamar maestro, porque uno es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos. A nadie en la tierra llaméis padre, porque uno solo es vuestro Padre, el celestial. Ni os dejéis llamar preceptores, porque uno solo es vuestro preceptor: el Mesías. El más grande de vosotros que sea vuestro servidor. Pues el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado" (Mt 23,8).
Y lo cantamos a voz en cuello: "Sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor, solo Tú Altísimo Jesucristo" (Gloria).
¿Cómo podéis haceros llamar “monseñor”, mi señor? Me aterra la lucidez que os ha sorbido esa aduladora vanagloria con la que vivís. "¡No os es lícito!" (Mt 14,4). Me duele hasta el hondón del alma la ceguera a la que os ha reducido. Camináis ciegos y sordos bajo vuestras ilustrísimas, excelentísimas, reverendísimas y eminentísimas contradicciones. Cuanto más os encumbráis más lejos estáis de este Pueblo y de su Dios. Habéis sido nombrados servidores para ayudar, no para vuestro propio medro y prestigio. "¿Cómo podéis creer, si sólo buscáis honores los unos de los otros, y no buscáis el honor que viene del Dios único?" (Jn 5,44).
Os vestís afeminadamente con llamativos colores, sedas, rasos, encajes y borlas. No me refiero a los ornamentos eucarísticos, que prestan un servicio cara al Pueblo, sino a los que usáis para vuestra pompa personal. Os encofráis la cabeza con arcaicos perifollos y os significáis bajo teatrales capas. Os ceñís fajines de generales y nobles, aceptáis reverencias ante vuestra pobre humanidad y no dais un paso sin vuestro maestro de ceremonias. ¿Es propia del reino de Dios tanta farándula? "Guardaos de los maestros de la ley, a los que les gusta pasearse con vestidos ostentosos, ser saludados en las plazas, ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes" (Mc 12,38).
Os colgáis preciosos pectorales, como insignias o condecoraciones, pretendiendo que signifiquen vuestro cristianismo. ¿Se os ha olvidado cómo era la Cruz del martirio del Señor? ¡Madera de la más basta! ¿Por qué no vemos sobre vuestro pecho -y no sobre hartas barrigas- una sencilla cruz de madera con la silueta del Crucificado grabada a fuego? Eso sí lo entenderíamos. ¿Es poco para vosotros? ¿Tan cogidos os tiene la pecadora ostentación? Qué buen ejemplo daríais a muchos católicos que pervierten la cruz en presuntuosa joya de lujo; a muchas religiosas que trocaron la cruz por inexpresivos colgantes; a muchos sacerdotes que, abandonando todo signo de su misión, se ocultan bajo mundanas corbatas o se aderezan con anillos y pendientes. De tal palo, tal astilla.
Vuestras manos han sido consagradas para bendecir, ayudar, perdonar y guiar. Pero vosotros las habéis paganizado con grandes anillos. ¿No os importa nada escandalizar? "Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le ataran al cuello una rueda de molino y lo tiraran al mar" (Mc 9,42). "Hacen todas sus obras para que los vean los demás. Ensanchan sus filacterias y alargan los flecos del manto" (Mt 23,5). "¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos hipócritas, que cerráis el reino de Dios a los hombres! ¡No entráis vosotros ni dejáis entrar a los que quieren!" (Mt 23,13).
Por si todo eso fuera poco habitáis en palacios, usáis blasones nobiliarios, os hacéis pintar grandes retratos para memoria de los años venideros. ¿Memoria de qué? ¿De vuestro amancebamiento con el poder, el lujo, la fama, la imagen, la ostentación y la vanidad del mundo? "Por los frutos les conoceréis" (Mt 7,16). Habéis elegido, como signos de vuestra dignidad, la exhibición de vuestra indignidad cristiana porque os habéis rodeado de signos paganos. ¿No es eso lo que se aprecia, a simple vista, sólo con observar cómo os presentáis ante la Iglesia? "Vosotros sois los que os las dais de intachables ante la gente, pero Dios os conoce por dentro, y ese encumbrarse entre los hombres le repugna a Dios" (Lc 16,15).
Me duele tener que deciros todo esto. Siento una terrible vergüenza porque un pecador no es el indicado. Pero no tengo más remedio que expulsar esta profecía que me lleva corroyendo las entrañas mucho, muchísimo tiempo… ¡Daría por vosotros la vida! Pero no puedo silenciar la contaminación mundana que os rodea. Sé que en los últimos años os habéis simplificado, pero "os falta un largo camino" (1Re 19,7). Sé que sois "creyentes", algunos incluso "fervorosos creyentes", pero no resultáis "creíbles" porque os falta coherencia. "Como cristiano que soy, digo la verdad, no miento. Mi conciencia, bajo la acción del Espíritu Santo, me asegura que digo la verdad. Tengo una tristeza inmensa y un profundo y continuo dolor" (Rom 9,1).
Tengo la esperanza de que, alguna vez, cuando os arrodilléis a orar ante una talla del Crucificado, os fijéis bien en el vestido que arropa su dignidad, en los rubíes que adornan sus manos, en su corona de Rey, en la magnífica sede magisterial desde la que enseña. Espero, tengo la esperanza, de que esa visión sea el comienzo de vuestra liberación.
Hoy os ruego que meditéis sólo sobre vuestros signos externos, lo que se ve, lo que os desprestigia y os ata. No me siento con fuerza para hablar de vuestro autoritarismo o de vuestra afición a arrancar supuestas cizañas sin esperar a la siega, en contra del mandato evangélico: "¡No! No sea que al recoger la cizaña, arranquéis con ella el trigo" (Mt 13,29). Tampoco quiero extenderme con vuestro protagonismo, con vuestra creencia de que sois los garantes de la Iglesia, es más, de que sois "La Iglesia". ¿Se os olvidó que quien dirige y garantiza es el Espíritu Santo? ¿Por qué no lo veis caminando entre el Pueblo?
Habéis institucionalizado vuestros escándalos, por eso no los veis. Todo lo justificáis bajo un burdo disfraz: la sacralización. Esa capacidad que os arrogáis para convertir en sagrado lo profano o inmoral. Habéis llegado a sacralizar y santificar el oro, la plata, las joyas, las piedras preciosas, el arte profano, es decir, la riqueza mundana. Convertís el oro en “oro del templo” y todos justificados. Habéis promocionado su uso, acumulación y exhibición como signos de religiosidad. Coronáis y enjoyáis imágenes, construís riquísimas custodias, coleccionáis valiosos cálices, copas, relicarios, etc. ¿De verdad creéis que el Señor se encuentra cómodo entre tanta brillante riqueza?
Decís: "para el culto a Dios lo mejor, lo más valioso". ¿De verdad pensáis que lo más valioso es la riqueza material? ¿Qué haremos entonces los que, como vuestros predecesores Pedro y Juan, "no tenemos oro ni plata" (He 3,6)?
Habéis sustituido los "novillos cebados" por lujos y objetos preciosos. ¿Eso le agrada al Señor? "Si alguien quisiera comprar el amor con todas las riquezas de su casa, se haría despreciable" (Cant 8,7). ¿Se os olvidó que el verdadero culto a Dios está unido a la misericordia? "Cuando lo hicisteis con alguno de éstos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis" (Mt 25,40). "Porque yo quiero amor, no sacrificios; conocimiento de Dios, y no holocaustos" (Os 6,6).
Incluso habéis creado museos para exhibir la historia de vuestras riquezas, algunas muy antiguas, como antigua es vuestra ceguera. El otro día me hirió de repente una visión aberrante: un famoso Nazareno con corona de espinas… ¡de oro! ¡Qué corrupción tan infame de la religión!
- "Si me ofrecéis holocaustos y ofrendas, no los aceptaré; no me digno mirar el sacrificio de vuestros novillos cebados… Quiero que el derecho fluya como el agua y la justicia como torrente perenne" (Am 5,22).
- "Escuchad mi voz, y yo seré entonces vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo; seguid cabalmente el camino que os he prescrito para vuestra felicidad" (Jr 7,22).
- "Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego" (Sant 5,2).
Mientras tanto, muchos hermanos nuestros suplican medicinas, pan, escuelas, iglesias, catequesis, tantas y tantas cosas muchísimo más importantes que la riqueza que atesoráis en museos y sacristías. "No atesoréis en la tierra, donde la polilla y el orín corroen y donde los ladrones socaban y roban. Atesorad, más bien, en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corroen, ni los ladrones socaban ni roban" (Mt 6,19). "Anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres… después ven y sígueme" (Mt 19,21). ¿No fue eso lo que os dijo al principio, cuando os miró y llamó con tanto amor? ¡Volved al desierto "donde os hablaré al corazón, como en los días de juventud"¡ (Os 2,16).
No es que los tiempos estén en vuestra contra, ni que haya católicos lenguaraces que os abominan. Es que vosotros mismos os habéis desprestigiado, os habéis convertido en sonrojo para los de dentro y en irrisión para los de fuera. Es que vuestro escándalo clama al cielo y el Pueblo no cesa de llorar por vosotros y por vuestra amnesia: "el dios del mundo éste les ha cegado la mente y no distinguen el resplandor de la buena noticia del Mesías glorioso, imagen de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo, el Señor, y nosotros somos vuestros siervos por amor de Jesús" (2Cor 4,4).
¡Desnudaos, sumergíos en el Evangelio, volved al corazón de la Iglesia! "Procurad tener los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús, el cual, teniendo la naturaleza gloriosa de Dios, no consideró como codiciable tesoro el mantenerse igual a Dios, sino que se anonadó a sí mismo tomando la naturaleza de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y, en su condición de hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz" (Fil 2,5).
Empezad por los signos y atributos, no os dejéis engañar. ¡Volved, volved y caminaremos juntos hacia la evangelización de nuestra Iglesia! No cerremos los oídos a la dulce voz: "¡Levántate, amada mía, hermosa mía, ven a Mí!" (Cant 2,10). ¡Volved y podréis vivir con gozo vuestra misión de santificar, enseñar y gobernar en medio del Pueblo!
Hace poco Benedicto XVI, citando a san Juan Leonardi, dijo textualmente: "La renovación de la Iglesia debe comenzar en quien manda y extenderse al resto". ¿A qué estáis esperando?
¡No me lo digáis! Lo sé, lo sé: "Todo tú eres pecado desde que naciste, y ¿nos enseñas a nosotros?" (Jn 9,34). ¡Tenéis razón! Por eso necesito vuestra ayuda, vuestro ejemplo, vuestro caminar delante. ¡Ayudadme, por favor, ayudadme! ¡No me dejéis cargado con mis pecados y los vuestros! (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

LEER MÁS...

3 de diciembre de 2009

Calendario solidario

CALENDARIO SOLIDARIO 2010
PARROQUIA SANTO DOMINGO DE LA CALZADA
CAÑADA REAL-VALDEMINGÓMEZ

Este calendario ha sido realizado, como en años anteriores, desde lo vivido en la Parroquia, en La Cañada-Gallinero.
El contenido refleja algunos momentos y actividades del intenso trabajo del año 2009.
Este año seguimos con la escolarización como objetivo fundamental.
La escolarización la consideramos importantísima, ya que sólo a través de la EDUCACIÓN, podremos avanzar hacia una SOCIEDAD MÁS JUSTA, MÁS SOLIDARIA, MÁS LIBRE…
La escolarización lleva aparejada una tarea ardua e intensa de acompañamiento.
También se sigue realizando atención sanitaria, taller con jóvenes, campamento infantil de verano, salidas al teatro, cine, zoo…
El precio del calendario es simbólico. Pretendemos compartir, cubrir gastos de edición y el pequeño sobrante, dedicarlo a la adquisición de materiales para el apoyo escolar y actividades infantiles.
La aportación por calendario son 5 euros. (mantenemos el precio)
Si lo deseas puedes ser más generoso/a o aportar en la cuenta de:
LA CAIXA nº: 2100-1661-87-0200146885
Agradecemos tu acogida, apoyo, colaboración, solidaridad y aprovechamos para invitarte a visitarnos en La Cañada-Gallinero.
Si quieres más calendarios pídelos a Alicia: aliciasanchez1958@hotmail.com
o al 695 792 211 (Ángel)
Gracias por seguir ahí.

NOTA: El calendario tiene un defecto que quiero corregir. Matìas, el diseñador, se "olvidó" de firmarlo. Aquí le agradecemos todo el tiempo que empleó desinteresadamente en que quedase lo mas bello, práctico y comunicador posible. Sabemos que lo hizo porque, como muchos otros, quiere hacer algo por la educación de estos niños que salen en el calendario y que representan a muchos otros. Y sabemos que lo hace porque le han hablado de ellos, les conoce y los quiere. La Parroquia tambien le agradece esa "imagen corporativa" que nos ha dado con ese LOGO que tiene, OLIVO, IGLESIA (con gente) y CRUZ.
Si alguien quiere saber sobre este artista o comunicarse con él, que clique aquí:
http://www.designvictim.net/

LEER MÁS...

2 de diciembre de 2009

Adviento

Adviento: una llamada a estar vigilantes.
Publicamos este Power Point para trabajar y reflexionar a cerca del Adviento.

Corona de Adviento

LEER MÁS...

Intocable... "mojado"

Os presentamos este video a cerca de los emigrantes y su realidad, de fondo una canción de Intocable y Ricardo Arjona que refleja con realismo la injusticia y el sufrimiento que padecen aquellos que deciden abandonar su pais en busca de algo mejor para ellos y su familia.

Intocable... "mojado"

LEER MÁS...