NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

28 de enero de 2010

2ª Reunión de Evaluación del Blog de Familia

El día 23 de Enero de 2010 nos reunimos en D. Ramón de la Cruz los Responsables de las vocaciones y los enlaces de las distintas vocaciones con la administradora del blog, para evaluar la marcha del mismo desde la anterior reunión.

Se analizó el seguimiento e interés hacia el blog por los distintos miembros de la Familia, así como el número de visitas que se producen al día, que es bastante aceptable.
Se propuso hacer algunos cambios, a nivel de formato, para que resulte más atractivo y fácil de acceder a todas las informaciones que contiene.
Se hizo también un llamamiento a la responsabilidad de todas las vocaciones para mantenerlo con vida y se organizó un calendario para que cada semana del mes sea una vocación distinta la encargada de actualizarlo. En este sentido, os recordamos que podéis enviar las informaciones que os resulten interesantes para compartir a través del blog, cada uno al enlace de su vocación: Apostólicas a Maribel Cortés o a Tere Florensa, Contemplativas a Nekane Sagastibelza, Seculares a Pilar Serrano y Laicos a Puri Cano-Caballero o a Marisa Morales.
Se tomaron algunas decisiones encaminadas a conseguir una mayor coordinación entre los enlaces y con la administradora. Asimismo se esclarecieron las funciones de administradora, enlaces y Responsables de las vocaciones con respecto al blog. Se decidió entre todos, con el acuerdo de la administradora, que ésta siga siéndolo durante un año más, hasta que todo el grupo se vuelva a reunir el 22 de Enero de 2011.
Para que la participación de todos sea más activa, se ha solucionado un problema que había con el servicio de aviso de las actualizaciones: os recomendamos que os situéis en la página central y vayáis a la parte de abajo donde hay una opción que dice Subscríbete via e-mail, luego introducid vuestra dirección de correo electrónico y más abajo pinchad en subscribe, os aparecerá una pantalla en la que tenéis que copiar una palabra que está escrita y luego pinchad en petición de subscripción realizada. Recibiréis un correo de confirmación en el que sólo tenéis que hacer clic en la dirección del blog. Con estos sencillos pasos conseguiréis que cada vez que el blog se actualice con alguna información nueva os llegue un correo informándoos de ello.
Otro consejo también muy sencillo de seguir es el siguiente: todos ponemos nuestros mensajes en la columna que aparece en la parte derecha de la página principal, pero cuando queremos opinar sobre algún artículo esto se nos queda muy pequeño ya que no caben muchas palabras. Está activada en cada artículo una opción que dice comentarios y al lado el número de comentarios que se han hecho. Hasta ahora en casi todos pone 0 comentarios pero podemos hacer que esto cambie siguiendo estos pasos: hacer click en comentarios, aparecerá un recuadro en el que poder opinar sobre el artículo sin limitaciones de espacio, más abajo en el recuadro verificación de la palabra, copiar la palabra que aparece más arriba, y más abajo lo más sencillo es pinchar en nombre/url y escribir vuestro nombre. Luego pinchad en la ventana publicar comentario. Vuestra reflexión aparecerá debajo del artículo seleccionado y este puede ser un buen sistema para intercambiar nuestras opiniones sobre los distintos temas propuestos. (Hay veces que el comentario no aparece automáticamente, pero que cerrando el blog y volviéndolo a abrir ya encontraremos publicado nuestro comentario).
Sólo nos queda ya transmitiros la ilusión y las ganas de todo el equipo por sacar adelante el blog y por que todos los miembros de la familia lo sintamos como algo nuestro, participativo y cada vez más vivo.
Un abrazo para todos.

LEER MÁS...

MANIFIESTO leído el 20 N por los niños del Gallinero

DIA de los DERECHOS de los NIÑOS Y NIÑAS 2009
A todos los hombres de buena voluntad:
Un años más, en este poblado de El Gallinero unidos a más de cien familias gitanas de origen rumano, queremos visibilizar la situación por la que atraviesa la vida cotidiana de los niños y niñas que aquí viven y denunciar que ha pasado un año y los DD de estos niños siguen conculcados.


Comenzamos la semana haciendo un grafiti alusivo a todos aquellos responsables políticos que, en este último año, se han paseado por aquí, se han horrorizado y… “veo, veo… qué ves”, parecen no haber visto nada injusto.
Después señalizábamos la única vía asfaltada queriendo significar su peligrosidad al tener que atravesarla a cada momento para ir por agua a la fuente. Sin semáforos, sin una sola señal de “peligro niños”, sin pasos de peatones ni obstáculos fijos en la calzada que hagan aminorar las velocidad de coches y camiones.
Otro día construíamos una marquesina, con material de desecho, en un lugar más apartado de la marquesina de la vía de servicio de la A3, donde las velocidades de coches y camiones gran tonelaje hacen peligrar la vida de estos niños cuando esperan al autobús del colegio. Si no ha sido atropellado un niño, ha sido por un milagro de Santo Domingo de la Calzada. Hemos querido significar lo necesario que es para estos pequeños tener la máxima seguridad mientras esperan el autobús escolar.
Otro día hemos participado en una jornada de reflexión sobre la vivienda en Cañada Real, donde expertos y conocidos Arquitectos, nos enseñaron los modos alternativos de reordenar estos kilómetros de cañada al servicio de las personas y las posibilidades de autoconstrucción en suelo público. Amnistía internacional nos recalcó que el Derecho a la vivienda, es un Derecho Humano y que los desalojos deben cumplir unas normas internacional entre las que está el garantizar otra vivienda..
Ayer jueves, organizamos, junto a los padres y madres de estos pequeños y sus hijos, una batida de limpieza ya que por aquí nunca pasa el camión de la basura po lo que, junto con los escombros que dejan los que tiran las viviendas se convierte en refugio privilegiado de ratas que crecen y cabalgan en la noche sin parar. Recogimos algunas y junto con una muestra de basura, esta misma mañana, se las hemos llevado con” denominación de origen” al Presidente de la Junta Municipal de Vallecas Villa del ayuntamiento de Madrid para llamar su atención sobre el tremendo peligro que tienen, sobre todo para estos niños, por ser trasmisoras de peligrosos enfermedades.
Y, YA, esta tarde, hemos querido compartir la alegría de la música, de pintarrajearnos la cara, de perseguir al payaso, y la de merendar todos juntos. Ya está preparada la iluminación navideña en nuestra ciudad, sin embargo aquí no llega, no contamos. Pero la luz producida por los cohetes será la que ilumine este nuevo años que inauguramos donde esperamos que los derechos a la salud, a la educación, al juego, a la alimentación, a la vivienda… sean una realidad para todos los niños y niñas de este poblado del Gallinero.
Por eso queremos recordar nuevamente estos derechos que a millones de niños de todo el mundo, les son continuamente violados y pisoteados, Y los queremos recordar aquí, donde también y con más escándalo lo son el día en el que se celebra el 20 aniversario de la firma por casi todos los Estados del Mundo de la CONVENCION INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO, firma que compromete a los gobernantes nacionales y municipales a responder ante la justicia del RESPETO y PROTECCIÓN del..
DERECHO A LA VIDA: que el niño debe disfrutar de las mejores condiciones para su desarrollo, alimentación adecuada y hogar. En definitiva buena calidad de vida.
DERECHO A LA EDUCACIÓN: Todos los niños deben aprender a leer y escribir. También tienen el derecho participar en actividades culturales y artísticas
DERECHO A JUGAR: El niño madura y aprende jugando. Jugar es vital.
DERECHO A LA PROTECCIÓN CONTRA CUALQUIER DISCRIMINACIÓN: Todos los niños poseerán los mismos derechos sin distinción de raza, sexo, idioma o religión
DERECHO A LA IDENTIDAD: Todo niño tiene derecho a elegir y practicar su religión, hablar su idioma, conservar sus costumbres y su cultura.
El Gallinero, en Cañada Real de Madrid. 20 de Noviembre de 2009

Pincha en el enlace para ver fotos de la semana:
http://picasaweb.google.es/pacopascual10/SEMANADDDELNINO09?authkey=Gv1sRgCLXsgea17YjkxgE#

LEER MÁS...

¿Reuniones o confesiones?

Historia (imaginada) de un sacerdote que recordó que lo más importante es cuidar a las ovejas.
Autor: P. Fernando Pascual
Fuente: Catholic.net


El abad acababa de entrar a su oficina. Abrió la agenda con el programa del día.
9.00, reunión con el consejo del monasterio.
10.30, reunión de sacerdotes del sector.
12.30, reunión con los administradores de la zona.
15.00, reunión del obispo con los agentes de pastoral.
17.30, reunión para planeación de la catequesis.

Sonó el timbre de la sacristía. El abad estaba colocando varios papeles en su sitio, cuando se acercó el hermano portero.
"Ha llegado una señora anciana con un chico joven. Quieren hablar con un sacerdote".
"Diles que estamos ocupados, que vengan más tarde".
El portero se retira. A las 8.45, el abad se dirige a la sala de reuniones. Tiene que pasar por la sacristía. Allí seguían, en pie, la señora y el joven.
"Padre, perdone nuestra insistencia. ¿Podemos hablar un momento con usted?"
"Buenos días, buenos días. Perdonen, es que tengo un poco de prisa. Ahora debo ir a una reunión, y toda la mañana y la tarde voy a estar ocupado. ¿No pueden venir más tarde, cuando encuentren algún sacerdote libre?"
"Padre, es que llevo más de un año con deseos de confesarme. Nunca encuentro a un sacerdote en la iglesia, o si lo encuentro están siempre muy ocupados. Pero hoy no puedo dejar pasar más tiempo. Convencí a mi nieto para que viniese a confesarse o, al menos, a hablar un rato con un padre. Quizá es el momento de Dios, no habría que dejar pasar más tiempo. ¿No le parece?"
El padre abad sintió un poco de pena, pero es que las reuniones son tan importantes, y estaban programadas desde hacía tanto tiempo…
"Mire, señora, seguro que hacia mediodía encontrarán otro padre. El ecónomo salió de compras, el administrador ahora viene conmigo. El encargado de catequesis lleva unos días fuera en cursillos de actualización, pero cuando regrese estoy seguro de que les recibirá con mucho gusto".
"Padre, por favor, mi nieto está aquí ahora, pero a mediodía tiene que irse. ¿No es posible hacer algo, encontrar a alguien?"
El padre abad notó dentro de sí un movimiento de impaciencia. Tenía prisa. El reloj marcaba las 8.55. Pero había que mostrarse educado.
"Señora, lo siento… Seguro que habrá otra oportunidad… Quizá cuando vuelva su nieto, otro día…"
Como la señora hizo un gesto de insistencia, el padre decidió escapar directamente por la iglesia, para llegar más rápido a la sala de reuniones.
Al pasar por la capilla del Sagrario, hizo la genuflexión. Algo dentro de sí le dejó triste e inquieto. Como si Cristo le susurrase al corazón: "¿Vas a dar más importancia a las reuniones que a unas personas que han llegado aquí para pedir ayuda? ¿Para eso te escogí sacerdote?"
Fue como una lanzada profunda. Unas lágrimas asomaron por sus ojos. Repitió la genuflexión, y fue otra vez a la sacristía.
La señora y el joven estaban a punto de salir por la puerta lateral. El abad les dijo en voz alta: "Esperen, creo que hay una solución. Vuelvo en seguida".
Volvió al despacho y llamó al portero. "Cancela todas las citas que tengo en la mañana. Están anotadas aquí, en la agenda".
"Pero, padre, si ya el consejo está reunido para la reunión".
"Ahora hay algo más importante. Luego explico a todos lo que ha pasado".
Fue a la iglesia y se dirigió al confesionario de la izquierda. Daba pena verlo tan solo, tan triste, tan sucio. Rompió una telaraña y sacudió el polvo. Volvió a la sacristía y llamó a la señora y al nieto.
La luz del confesionario se encendió. ¡Todavía funcionaba! Tenía dudas el padre abad, pues desde hacía mucho tiempo que no se usaba ese lugar para lo que fue construido: para confesar…
Entró primero el joven. Estuvo tiempo, mucho tiempo, tranquilo, sin prisas. ¿Conversó o se confesó? Dios lo sabe. Pero el joven salió distinto, con una sonrisa como pocas veces se le había visto en los últimos meses. Al despedirse del padre abad, le dijo: "¿Sabe? Es la primera vez en mi vida que hablo con un sacerdote".
Luego entró la señora anciana. Quería estar poco tiempo, confesarse rápido, pues pensaba que el padre tendría mucha prisa. Pero se sintió extrañamente acogida, con más cariño que nunca. El padre abad le dedicó tiempo, mucho tiempo, como si ella fuese la persona más importante del mundo.
En la capilla del Sagrario, Jesús estaba muy feliz. Porque un sacerdote había recordado que lo más importante es cuidar a las ovejas. Y porque dos almas, de edades y mentalidades muy diferentes, habían tenido la ocasión de recibir una nueva señal del cariño inmenso que Dios tiene por cada uno de sus hijos.

LEER MÁS...

27 de enero de 2010

Cuarto Domingo Tiempo Ordinario

31/01/2010
Estas serán las dos grandes tareas de sus enviados:
decir a la gente lo cerca que está Dios
y curar a las personas de todo cuanto introduce
mal y sufrimiento en sus vidas.
José Antonio Pagola.
“Jesús: aproximación histórica”

Tiempo Ordinario3

LEER MÁS...

La fotografía

La conciencia es la voz del alma.
El "suicidio" moral de la humanidad al olvidar la ética para pasar a la "estética"...
Enlace cortometraje

LEER MÁS...

26 de enero de 2010

Oración

Oración esperanzada ante el terremoto de Haití

Oración+E..

LEER MÁS...

Haití. Esfuerzos sepultados

Montaje en Power Point que muestra el testimonio de "Adonai", responsable de los redentoristas en Haití, agradeciendo la solidaridad e invitandonos a la reflexión y el recuerdo por todos los que han fallecido en esta tragedia.
Haití

LEER MÁS...

25 de enero de 2010

"Supuestamente" irregulares y el deber de empadronar

A raíz del acuerdo del Ayuntamiento de Vic de no empadronar a las personas sin permiso de residencia, se ha abierto un debate sobre la presunta incoherencia entre un hecho (estar irregularmente en España) y un derecho (estar empadronado y lo que implica).
La discusión revela al menos tres cosas:
• Una: hasta qué punto los ciudadanos estamos carentes de la más mínima cultura jurídica.
• Dos: el poco nivel de determinadas autoridades, incluidas las que han pasado por las Facultades de Derecho.
• Y tres, más importante: lo bajo que cotiza la dignidad humana.

Trataremos de aclarar algunas ideas básicas:
• Una cosa es la situación “material de hecho” (p.e., acabar de nacer, haber cometido un delito, haber superado un semáforo en fase roja o no contar con permiso de residencia legal).
• Otra muy diferente es la traducción “formal del Derecho”: así, no hay acceso a la personalidad jurídica hasta después de 24 horas de nacer, sólo se “es” delincuente cuando se dicta una condena firme tras un juicio con todas las garantías, únicamente se puede imponer la multa después de las alegaciones del conductor, contrastar las pruebas, etc., y, finalmente, una persona exclusivamente “es” irregular” cuando así se determine al término de un procedimiento con todas las garantías de la Ley de extranjería.
No hay contradicción alguna entre los términos materiales y los formales: simplemente se llama “garantías jurídicas” y han costado sangre y siglos formularlas. Por consiguiente, establecida jurídicamente y en firme la situación fáctica de irregularidad, en tanto no se ejecute la eventual expulsión, la persona extranjera permanece en territorio nacional sometida a todos los derechos y deberes que esta circunstancia territorial implica.
El Derecho, como la Democracia, también son las formas. Ayuno de las garantías procedimentales, el Derecho sustantivo deviene en totalitario. Por lo tanto, del mismo modo que, por respeto al Estado de Derecho, hablamos de “supuesto delincuente” (aunque haya hecho esfumarse delante de nuestras narices todos nuestros ahorros) hasta que no sea ejecutoriamente condenado, en rigor deberíamos empezar a hablar de “supuestamente irregular”: sólo se “es” irregular cuando así se haya establecido al término de un procedimiento reglado que, en su caso, culmine con la orden de expulsión y su efectiva ejecución.
Mientras tanto, dispone de los derechos recogidos en la legislación que son de aplicación a todas las personas que permanecen sometidas al paraguas legal e institucional del Estado en cuyo territorio se ubican. Incluido, por supuesto, no sólo el derecho sino el deber de estar empadronado. Entre otras razones, porque el Padrón, amén de puerta de acceso a la cobertura de necesidades elementales protegidas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es, sobre todo, un instrumento de verificación estadístico que permite a las autoridades conocer el número de personas (y algunas de sus circunstancias) que habitan efectivamente en un territorio, con el fin de programar las politicas necesarias de orden público, sanidad, etc.
El no empadronarlos “porque van a ser expulsados”, además de anticipar el resultado “contra el reo” y de pervertir la lógica del buen Derecho, supone el ejercicio de una gravísima irresponsabilidad política de nefastas consecuencias en el ámbito de la sanidad y el orden público (difusión de enfermedades no controladas, proliferación de población sin domicilio conocido….).
En suma, abre un auténtico agujero negro que impide conocer elementalmente la realidad humana de un municipio. Sería una paradoja tener censadas todas las hayas o las ardillas y no hacer lo propio con las personas. De fondo subyace una peligrosa deriva hacia la relativización de la dignidad humana. Esta, por intrascendente, acaba perdiendo por el camino la universalidad de sus atributos y el efectivo ejercicio de los derechos humanos.
Por último, deben mencionarse los derechos de todos los niños (la Convención de 1989 es de directa aplicación en España) a que prevalezca su interés superior y su derecho a la educación, a la sanidad, etc., por encima de cualquier otra consideración, incluso cuando eventualmente fuere legítima.
A los regidores de Vic les vendría muy bien escuchar el Sermón de Fray Antón Montesino en 1511, recogido por Bartolomé de las Casas, cuando los encomenderos españoles tuvieron que oír desde el púlpito: “¿acaso no tienen animas racionales como nosotros los indios?” ¿Tendrán las aves rapaces más acceso a los censos que nuestros congéneres?

Jose Luis Segovia
Profesor de de Ética Social y DSI
Universidad Pontificia de Salamanca-ISP

LEER MÁS...

¿Está Dios en Haití?

Juan A. Estrada
Desde la perspectiva científica el terremoto tiene una doble explicación. Por un lado, una zona sísmica, siempre amenazada por terremotos y maremotos, que se suceden con frecuencia.
Por otra, que se ha practicado una deforestación masiva del país, que contrasta con la superficie de la República Dominicana, la otra parte de la isla.
Además se ha dado una sobreexplotación del suelo, un agotamiento de los recursos naturales, en parte por empresas que han sido pan para hoy y hambre para mañana, y una fuerte explosión demográfica bajo gobiernos corruptos y dictatoriales, como los Duvalier, cuyo heredero se gasta hoy su fortuna en Francia. Cuando el terremoto llegó casi todo se vino abajo, incluido el centro histórico y las instalaciones estatales. Pero el barrio rico y moderno de Pétion Ville, en Puerto Príncipe, apenas ha sufrido daños. Es una isla segura, sólida y bien librada del azote natural.
La conclusión es evidente: con otra política y gobierno, otra distribución de la riqueza y otro tipo de construcciones se hubiera amortiguado mucho la violencia de la naturaleza en el país más pobre de América. Antes que preguntarse por Dios, ¿por qué permite esto?, hay que preguntar al hombre ¿cómo consentimos que tantos seres humanos vivan en la miseria, indefensos ante la naturaleza?
La tragedia de Haití sigue al tsunami de Indonesia y vendrán muchos más, porque tres cuartas partes de la humanidad viven en la pobreza, sin medios para controlar la naturaleza. Tenemos los recursos técnicos y materiales para reducir al mínimo estos desastres, pero la distribución internacional de la riqueza los invalida.
¿Y dónde está Dios? Seguimos esperando milagros divinos que cambien el curso de la naturaleza; apelamos a la Providencia para que intervenga en las catástrofes naturales; rezamos y pedimos prodigios y señales. Y Dios guarda silencio y no actúa como esperamos. No aprendemos de la historia. No paró la cruz en el Gólgota; no intervino para evitar Auschwitz; no es el Dios relojero de Newton, que ajusta el reloj natural de vez en cuando; no modifica las leyes de la creación, descubiertas por la ciencia.
El hombre y el universo son obra de un creador que respeta la libertad humana y el dinamismo de la naturaleza. Si buscamos al Dios milagrero, siempre a la escucha de los deseos del hombre, busquémoslo en otra religión, no en la del Dios crucificado. Es inconcebible que los cristianos sigamos esperando intervenciones prodigiosas, como en tiempos de Jesús, sin asumir la mayoría de edad del hombre y la autonomía del universo, cuyas leyes conocemos mejor y cada vez más.
En cambio, encontraremos a Dios, si lo buscamos identificándose con las víctimas y llamando a los hombres de buena voluntad a la solidaridad y la justicia; si esperamos que Dios nos inquiete, nos provoque y nos llame a colaborar de mil maneras para mitigar el dolor en Haití; si creemos que Dios no es neutral y que el contraste entre el gran mundo pobre y la minoría de países ricos clama al cielo. Hay que ayudar a Dios para que se haga presente en Haití, porque necesita de los hombres para que llegue ahí el progreso y la justicia. Los muertos y refugiados de la catástrofe tienen hambre de justicia, la de las bienaventuranzas, y Dios necesita testigos suyos para hacerse presente.
Nadie puede hablar en nombre de las víctimas sin experimentar sus sufrimientos ni padecer su forma de vida, sólo hacernos presentes a ellos. El protagonismo corresponde al ser humano: Dios es autor de la historia, en cuanto inspira, motiva y envía para la solidaridad y la justicia. El Dios cristiano no es la divinidad griega que siente celos del hombre y castiga a Prometeo, sino el que se enorgullece de la capacidad para generar vida con la ciencia y el progreso, sólo exigiendo que los recursos naturales se pongan al servicio de todos.
Hay que actuar como "si Dios no existiera" y todo dependiera de nosotros, universalizar la solidaridad y cambiar las estructuras internacionales que condenan a pueblos enteros a la miseria. Desde ahí podemos esperarlo todo de Dios y pedirle que fortalezca, inspire y motive a los que luchan por un mundo más justo y solidario.
Dentro de pocos meses Haití será un mero recuerdo, excepto para los que siguen allí, y los habremos olvidado, como a Indonesia o las hambrunas del África subsahariana. La gran tragedia del siglo XXI es la de una humanidad que tiene recursos para acabar con el hambre y mitigar las catástrofes naturales, pero prefiere emplearlos en armamento, para defenderse de los pobres; en policías, para evitar que lleguen a nuestras islas de riqueza y en los despilfarros consumistas de una minoría de países.
Del mal de Haití somos todos responsables y la solidaridad no puede quedarse en el acontecimiento puntual, aunque sea necesaria, sino que exige otra forma de vida.

Sábado 23 de enero de 2010.
Fuente: Diario de Cádiz

LEER MÁS...

21 de enero de 2010

“Haití: Dios llora en la tierra”, carta de Mons. Jesús Sanz

Queridos hermanos y amigos: paz y bien.
Una vez más nos han saltado las alarmas. De nuevo hemos sido humillado en donde más nos duele: los pobres más pobres. No es la mano justiciera de un hada vengativa que se ríe de los opulentos del tener y del poder, sino un extraño e indeseado infortunio que se zafa ante un pueblo de por sí precario y mendigo.
Haití ha sido y sigue siendo en su interminable morgue, un tremendo dedo acusatorio que no sabemos a quién se dirige ni quién lo enarbola. Pero un dedo que se mete intruso en nuestra llaga más vulnerable y nos hace espantarnos ante una tamaña tragedia que nos deja sin hálito, sin palabra, sin nada. Y así lo hemos vivido y lo seguimos viviendo. No se trata de la cuestión de cuántos compatriotas hay bajo los escombros, o cuántos de los nuestros sean quienes sean éstos. Da casi lo mismo, y aunque no podemos ser insensibles a nuestro terruño y más a nuestra sangre, la muerte nos hace a todos iguales y lo único que nos sobrecoge es el hecho en sí mismo, sin pasaporte en ristre, sin parentesco, sin credenciales.
No han sido pocos los que se han preguntado de modo sincero por qué, e incluso no han faltado quienes se interrogan sobre el quién. Y no se halla respuesta a ninguna de las dos cuestiones por más vueltas que le demos: por qué suceden estas cosas que tanto nos duelen, quién sería el responsable al que dirigir nuestra protesta.
Y sin embargo, sí que existen esas respuestas por más que sea complejo hallarlas. Por un momento, nos damos cuenta de cuántas cosas a diario gozamos, tenemos, intercambiamos, dando por supuesto que todo eso debe ser así, dándolo por descontado, perdiendo demasiado a menudo el horizonte del don que significa el hecho de vivir, de caminar, de ver y oír, de amar. Acaso, a fuerza de sernos cotidianas todas estas cosas, perdemos de vista que suponen un regalo continuo, un don permanente.
En segundo lugar, el hecho de que los medios de comunicación nos acerquen en tiempo real lo que está sucediendo a miles de kilómetros, nos permite situarnos dentro de esta aldea global con una conciencia de proximidad que no permite que seamos indiferentes. No estamos asistiendo impávidos a una catástrofe que no tiene que ver con nosotros, que no nos afecta, sino que sentimos la necesidad no sólo de agradecer lo que tenemos como don y regalo, y hacer algo por quienes de pronto todo lo han perdido. Esta solidaridad nos hace humanos, nos saca de nuestros agujeros de seguridad y de nuestras fugas egoístas. Y nos permite adivinar con saludables sobresaltos que la humanidad no empieza ni termina en el patio de mi casa que es particular, sino que hay demasiados rincones de este mundo en donde hay gente que sufre, que está falta de libertad, de paz, de pan, de dignidad, de afecto, de fe. Una tragedia así, nos hace despertar de nuestras dormideras.
Por último, la gran pregunta que tantos se han hecho: ¿y Dios, dónde estaba? Sin duda que no estaba jugando al golf, haciendo turismo estirado o distrayéndose podando bonsáis. Dios estaba en las víctimas, muriendo con ellas una vez más. Pero también está en la gente que está entregado su tiempo, su dinero, sus talentos y saberes para ayudar a sus hermanos: ahí están las manos de Dios repartiendo ternura, ahí sus labios diciendo palabras consoladoras, ahí sus silencios cuando es callando como se dicen las mejores cosas, ahí su corazón cuando sabe palpitar con el latido de la gente que tiene entraña.
Nos unimos al dolor de ese pueblo hermano, ofrecemos nuestra oración por el eterno descanso de los que han perdido la vida, y nos brindamos de tantos modos a ayudar a cuantos necesitan todo tipo de consuelo, de esperanza, para levantar todo desde las cenizas.
Recibid mi afecto y mi bendición,

Fr. Jesús Sanz Montes, ofm
Obispo de Huesca y de Jaca
Por SIC el 18 de Enero de 2010

LEER MÁS...

Tercer Domingo Tiempo Ordinario

24/01/2010
La espiritualidad cristiana consiste en ir dejándonos seducir
por la alegre noticia de que hay esperanza.

Tiempo Or2..

LEER MÁS...

18 de enero de 2010

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

Mensaje de los Obispos de la Comisión Episcopal para las Relaciones Interconfesionales con motivo de la Semana de oración por la Unidad de los Cristianos

Semana de..

LEER MÁS...

14 de enero de 2010

Oración de Gratitud

Con el alma sobrecogida aún por el fallecimiento de mi madre, Carmen, su recuerdo vive en mí habitado por su constante presencia: sus fotos, su ropa, su modo de ordenar su casa... los momentos más intensos de la historia de su vida (¡tantas veces me los contó!) se agolpan, recurrentes, en mi memoria agradecida.
Me siento deudor de su amor y, de todo corazón, agradezco vuestras muestras de cariño y de condolencia. Albergo la esperanza de que su "muerte no es muerte, sino tránsito feliz, descanso en el Señor".
La vida de mi madre, aunque con rachas mejores, estuvo, por su enfermedad (padecía una depresión nerviosa desde sus veinte años) atestiguada por el dolor. Su natural alegría la acompañó siempre con el servicio a los demás. ¡No quería morirse y la muerte se la llevó cuando aún albergaba sueños y tenía proyectos para realizar.
Con palabras de San Agustín que hemos reescrito como epitafio de su tumba, confío en que "su recompensa será grande, porque Dios la probó en el sufrimiento y la encontró digna de Él".
Vuestras condolencias han sido para mí, para mi familia como una "lluvia de rosas" que permanecerá, lo sé, siempre junto a su "corona de oraciones".
En comunión de vida,
Cefe.

Carmen[1]

LEER MÁS...

13 de enero de 2010

Comienzo del Tiempo Ordinario

17/01/2010
El Reino, unas bodas con buen vino.
Esta fiesta de un día es fiesta para siempre.

Tiempo Or..

LEER MÁS...

Asamblea Provincial de las Hermanas Apostólicas

Pozuelo (Madrid) 27-31 Diciembre de 2009
Nos reunimos 45 hermanas representando a todas las comunidades.

Blog Tran..

LEER MÁS...

11 de enero de 2010

Pobladores

Pobladores no es una película más sobre inmigración, ni que hable exclusivamente de inmigración. Tampoco habla de buenos y malos, ricos y pobres, nacionales y extranjeros.
Pobladores habla de personas diferentes de países diferentes pero con unas motivaciones y unas preocupaciones tremendamente similares. Los personajes de Pobladores no provocan en el espectador pena, sino esperanza, no buscan compasión, sino comprensión, y exponen con sus vidas la realidad de muchos inmigrantes que buscan en Europa no caridad, sino un futuro mejor para los suyos.
La educación es uno de los elementos esenciales de la lucha contra la exclusión social porque la escuela, y los procesos de enseñanza y aprendizaje que en ella se generan, pueden y deben ser utilizados para profundizar en la creación de una convivencia enriquecedora basada en la solidaridad, la tolerancia y el respeto.
Os presentamos la Guía Didáctica de "Pobladores", haz clic sobre el enlace para poder acceder a ella.

LEER MÁS...

10 de enero de 2010

Bautismo de Jesús

Ya conocéis lo que ha ocurrido en el país de los judíos, comenzando por Galilea, después del bautismo predicado por Juan. Me refiero a Jesús de Nazaret, a quien Dios ungió con Espíritu Santo y poder.
Él pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos, porque Dios estaba con él (Hch 10,34-38 - Segunda Lectura).

¿Es mi proyecto de vida el pasar por el mundo haciendo el bien?
BAUTISMO ..

LEER MÁS...

9 de enero de 2010

Epifanía de Jesús

QUERIDOS REYES MAGOS:
Este año podéis cambiar el oro, incienso y mirra, por otras cosas que necesitamos más.
Os pedimos ...
Equilibrio, para que encontremos la mejor manera de vivir.
Serenidad, para que sepamos aceptar las dificultades del camino.
Encuentros, para que nos disfrutemos mutuamente.
Romances, para que no dejemos que la rutina apague nuestro amor.
Austeridad, para que aprendamos a vivir en la libertad del no tener todo.
Energía, para que no decaigamos ni vivamos una vida rutinaria y mortecina.
Comunicación, para que dialogando nos sintamos profundamente iguales.
Creatividad, para reinventar el momento, las relaciones y la vida.
Ternura, para llenar el mundo de Amor y sentirnos tod@s herman@s.
Diversión, para poder vivir la apasionante aventura de la vida con chispa y con humor.
Intimidad, para cuidar los momentos especiales con Dios y con l@s demás.
Resurrección, para que estemos convencid@s de que no hay muerte que nos pueda.

Y, sobre todo, traednos a Dios, a ese Dios que os encontrasteis,
porque con Él en nuestra vida conseguiremos mucho más que todo lo que podamos pedir y desear.

EPIFANIA

LEER MÁS...

5 de enero de 2010

Reunión del Comité Nacional de Asociados Laicos

En pleno tiempo de adviento, el 12 de diciembre, una nueva reunión del Comité Nacional de los Laicos fue celebrada en el lugar de costumbre.
Tras trabajar los puntos fijos del orden del día (aprobación del acta de la reunión anterior, revisión de los distintos grupos de laicos e informe económico) se dedicó gran parte de la jornada a la preparación del X Encuentro Nacional de Asociados Laicos que como se ha venido anunciando se celebrará los próximos días 26, 27 y 28 de febrero en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.
Una vez más queremos hacer un llamamiento para que éste Encuentro sea numeroso en asistencia. Como ya se ha informado desde el Comité a los distintos grupos, se agradecerá poder contar con los datos del número de participantes antes del 25 de enero por cuestiones prácticas de organización.
También hubo tiempo para evaluar el Encuentro de Animadores que tuvo lugar el pasado mes de noviembre.
Terminó éste intenso día con la información que facilitó el presidente del Comité sobre la reunión de Responsables de vocaciones y Comisión de Familia celebrada también en el mes de noviembre.
No queremos terminar ésta reseña sin reiterar el que hagáis un hueco en vuestra agenda para poder participar en el Encuentro Nacional de Laicos anunciado.
Esperando que el “amor” esté siendo el protagonista de éstas celebraciones navideñas; os deseamos un próspero año nuevo.

El Comité Nacional de Asociados Laicos

LEER MÁS...

Al nacimiento de Cristo Nuestro Señor

AL NACIMI..

LEER MÁS...