NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

31 de diciembre de 2010

Navidad 2 Domingo A

Jesús es la Palabra, viva y clave,
que habita en nuestras casas
y camina por nuestras calles, convive en nuestros trabajos
y acompaña nuestros cansancios.
Es alguien como nosotr@s, vivo y lleno de vitalidad.
Es alguien que es niño para significar futuro,
adulto para reflejar intensidad vital,
víctima para expresar solidaridad,
resucitado para afirmar esperanza y amor.
La Palabra es Jesús, a quien much@s buscan sin saberlo
y en el que much@s hemos encontrado
no una respuesta sino la respuesta.

Navidad 2 Domingo -A- 2 Enero 2011

LEER MÁS...

30 de diciembre de 2010

Estrategias de manipulación mediática

El lingüista Noam Chomsky elaboró una lista con 10 estrategias de manipulación mediática, social y económica a través de los medios.
Estrategias de Manipulacion Mediatica

LEER MÁS...

26 de diciembre de 2010

Una familia de refugiados

26 de diciembre de 2010
Sagrada Familia
Mateo 2, 13-15. 19-23

Según el relato de Mateo, la familia de Jesús ha vivido la experiencia trágica de los refugiados, obligados a huir de su hogar para buscar asilo en un país extraño. Con el nacimiento de Jesús no ha llegado a su casa la paz. Al contrario, enseguida se han visto envueltos por toda clase de amenazas, intrigas y penalidades.
Todo comienza cuando saben que Herodes busca al niño para acabar con él. Como sucede tantas veces, bajo el aparente bienestar de aquel reinado poderoso, perfectamente organizado, se esconde no poca violencia y crueldad. La familia de Jesús busca refugio en la provincia romana de Egipto, fuera del control de Herodes, asilo bien conocido por quienes huían de su persecución. De noche, de manera precipitada y angustiosa, comienza su odisea.
Por un momento, parece que podrán disfrutar de paz pues «han muerto los que atentaban contra el niño». La familia vuelve a Judea, pero se enteran de que allí reina Arquelao, conocido por su "crueldad y tiranía", según el historiador Flavio Josefo. De nuevo, la angustia, la incertidumbre y la huida a Galilea, para esconderse en un pueblo desconocido de la montaña, llamado Nazaret.
¿Podemos imaginar un relato más contrario a la escena ingenua e idílica del nacimiento de Jesús naciendo entre cantos de paz, entonados por coros de ángeles, en medio de una noche maravillosamente iluminada? ¿Cuál es el mensaje de Mateo al dibujar con trazos tan sombríos los primeros pasos de Jesús?
Lo primero es no soñar. La paz que trae el Mesías no es un regalo llovido del cielo. La acción salvadora de Dios se abre camino en medio de amenazas e incertidumbres, lejos del poder y la seguridad. Quienes trabajen por un mundo mejor con el espíritu de este Mesías, lo harán desde la debilidad de los amenazados, no desde la seguridad de los poderosos.
Por eso, Mateo no llama a Jesús "Rey de los judíos" sino "Dios-con-nosotros". Lo hemos de reconocer compartiendo la suerte de quienes viven en la inseguridad y el miedo, a merced de los poderosos. Una cosa es clara: sólo habrá paz cuando desaparezcan los que atentan contra los inocentes. Trabajar por la paz es luchar contra los abusos e injusticias.
En ese esfuerzo, muchas veces penoso e incierto, hemos de saber que nuestra vida está sostenida y guiada por la "Presencia invisible" de Dios al que hemos de buscar en la oscuridad de la fe. Así busca José, entre pesadillas y miedos nocturnos, luz y fuerza para defender a Jesús y a su madre. Así se defiende la causa de Jesús.
José Antonio Pagola

LEER MÁS...

24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Publicamos este vídeo que Pilar y Cefe han colgado en Youtube para que podamos compartir las felicitaciones navideñas hasta ahora recibidas con una bonita música de fondo.
¡Feliz Navidad!
http://www.youtube.com/watch?v=lr8QX65kVUs

LEER MÁS...

23 de diciembre de 2010

¿Ya conoces la buena noticia?

Cristo naciendo siempre entre nosotros. ¡Feliz Navidad!
Acaba de nacer y ya ha cambiado el mundo para siempre.
Se hará oir (¡vaya si lo hará!). Será el mayor defensor de la Vida.
Su Familia inspirará toda una civilización. No temerá ir a contracorriente (en realidad, no temerá nada). Amará a sus enemigos. Los amará hasta dar la vida por cada uno, y también por ti y por mí. Y nos hará libres sólo con la fuerza de la Verdad.
Si aún dudas del poder de las buenas ideas, te traigo esta buena noticia:
Pincha aquí para conocerla
¡Feliz Navidad!

LEER MÁS...

22 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

El Comité Nacional de los Asociados Laicos de la Sagrada Familia de Burdeos en España os desea una Feliz Navidad.
Feliz Navidad 2010

LEER MÁS...

19 de diciembre de 2010

Está con nosotros

19 de diciembre de 2010
Mateo 1, 18-24

Antes de que nazca Jesús en Belén, Mateo declara que llevará el nombre de «Emmanuel», que significa «Dios-con-nosotros». Su indicación no deja de ser sorprendente, pues no es el nombre con que Jesús fue conocido, y el evangelista lo sabe muy bien.
En realidad, Mateo está ofreciendo a sus lectores la clave para acercarnos al relato que nos va a ofrecer de Jesús, viendo en su persona, en sus gestos, en su mensaje y en su vida entera el misterio de Dios compartiendo nuestra vida. Esta fe anima y sostiene a quienes seguimos a Jesús.
Dios está con nosotros. No pertenece a una religión u otra. No es propiedad de los cristianos. Tampoco de los buenos. Es de todos sus hijos e hijas. Está con los que lo invocan y con los que lo ignoran, pues habita en todo corazón humano, acompañando a cada uno en sus gozos y sus penas. Nadie vive sin su bendición.
Dios está con nosotros. No escuchamos su voz. No vemos su rostro. Su presencia humilde y discreta, cercana e íntima, nos puede pasar inadvertida. Si no ahondamos en nuestro corazón, nos parecerá que caminamos solos por la vida.
Dios está con nosotros. No grita. No fuerza a nadie. Respeta siempre. Es nuestro mejor amigo. Nos atrae hacia lo bueno, lo hermoso, lo justo. En él podemos encontrar luz humilde y fuerza vigorosa para enfrentarnos a la dureza de la vida y al misterio de la muerte.
Dios está con nosotros. Cuando nadie nos comprende, él nos acoge. En momentos de dolor y depresión, nos consuela. En la debilidad y la impotencia nos sostiene. Siempre nos está invitando a amar la vida, a cuidarla y hacerla siempre mejor.
Dios está con nosotros. Está en los oprimidos defendiendo su dignidad, y en los que luchan contra la opresión alentando su esfuerzo. Y en todos está llamándonos a construir una vida más justa y fraterna, más digna para todos, empezando por los últimos.
Dios está con nosotros. Despierta nuestra responsabilidad y pone en pie nuestra dignidad. Fortalece nuestro espíritu para no terminar esclavos de cualquier ídolo. Está con nosotros salvando lo que nosotros podemos echar a perder.
Dios está con nosotros. Está en la vida y estará en la muerte. Nos acompaña cada día y nos acogerá en la hora final. También entonces estará abrazando a cada hijo o hija, rescatándonos para la vida eterna.
Dios está con nosotros. Esto es lo que celebramos los cristianos en las fiestas de Navidad: creyentes, menos creyentes, malos creyentes y casi increyentes. Esta fe sostiene nuestra esperanza y pone alegría en nuestras vidas.
José Antonio Pagola

LEER MÁS...

17 de diciembre de 2010

4º Domingo de Adviento

Para encontrar a Dios hay que seguir el camino que siguió el propio Dios:
el camino de la humanización.
Adviento 4 Domingo -A- DIOS Con NOSOTR@S 19-12-10

LEER MÁS...

15 de diciembre de 2010

Monasterio Sagrada Familia, Oteiza

La Carta de Navidad que cada comunidad enviaba cada año a los miembros de la Sagrada Familia, amigos y familiares se convierte en la Carta de Navidad de la Comunidad vicarial que juntas formamos. Esta carta anual toma el relevo a Shekinah que sentimos mucho no poder continuar.
Una Carta de Navidad que viene de diferentes lugares, diferentes continentes y que lleva en sí el perfume de la sencillez, de la sobriedad y el sabor de la vida que deseamos compartir con ustedes. Relectura sencilla de los principales acontecimientos que han jalonado la vida cotidiana de las hermanas en Nagoda, en Oteiza, en la Solitude, en Posadas.
Con toda la Iglesia, deseamos ardientemente la venida del Señor al corazón de la noche de nuestro mundo… Y es el nacimiento de un Niño quien hace despuntar la luz del Día. Él es la Luz infinita. Con Él, nace también una nueva manera de vivir y de amar, de esperar y de comunicar.
Navidad es cada día, cada instante. ¡Que la noche de Belén ilumine el Nuevo Año! Ánimo y confianza, el Señor está ahí. ¡Que Él sea su alegría y su Paz!
Hna. Bernadette Taurinya
Vicaria
Las cartas - castellano (2)

LEER MÁS...

14 de diciembre de 2010

Las monjas de Lerma dejan de ser clarisas para crear su propia familia religiosa: Iesu Communio

El Monasterio de Lerma y La Aguilera, la comunidad de clausura con más vocaciones del mundo, se constituye en un nuevo Instituto religioso.

Benedicto XVI firmó el pasado 4 de diciembre un decreto por el que se constituye un nuevo Instituto Religioso de Derecho Pontificio: Iesu Communio. De esta manera el Monasterio de Lerma-La Aguilera, en el que viven más de 130 religiosas, la mayoría de ellas jóvenes, dejan la orden clarisa y pasan a desarrollar un nuevo carisma.
La Iglesia, con esta decisión, aprueba una camino renovador de la vida contemplativa y da su espaldarazo a que pueda extender el nuevo carisma, con las peculiaridades que ha hecho de Lerma-La Aguilera un caso único, a nivel mundial, de vocaciones comtemplativas.
A continuación reproducimos el comunicado oficial de la comunidad religiosa de Lerma-La Aguilera:
Ante las peticiones de información que nos llegan, queremos confirmar que hemos recibido notificación oral de la decisión de Su Santidad Benedicto XVI de aprobar nuestra forma propia de vida y erigir nuestra comunidad como un nuevo instituto religioso femenino de derecho pontificio, denominado "Iesu communio". Estamos a la espera de conocer los documentos pertinentes, por lo que en este momento no nos es posible proporcionar una información más detallada.
Esta decisión se produce después del estudio, por los organismos competentes de la Curia romana, de la documentación presentada a través del Sr. Arzobispo de Burgos, Mons. Francisco Gil Hellín, como respuesta a la petición por la que la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada había animado a la comunidad en 2009 a procurar definir con claridad la forma de vida a la que se sentía llamada por Dios. El Sr. Arzobispo recibió asimismo la comunicación oral de la decisión pontificia, que nos transmitió inmediatamente.
Hasta ahora se ha venido guardando la lógica y necesaria reserva, por tratarse de materia sometida al estudio y decisión de la Santa Sede. La aprobación que ahora se nos comunica contiene la gozosa novedad y la fuerte responsabilidad de confirmarnos en la vida que Dios había suscitado entre nosotras desde hace tiempo. Él es el protagonista de todo y en Él confiamos para que lleve a buen término la vida que ha comenzado.
Una vez difundida la noticia, a la espera del momento de hacer públicos los documentos oficiales, queremos expresar nuestra alegría y nuestra acción de gracias a Dios, a la Iglesia por su cuidado maternal, a nuestro querido Santo Padre y a nuestro Sr. Arzobispo.

¡Somos gracias a Cristo y a la Iglesia!
Comunidad de hermanas Lerma-La Aguilera

LEER MÁS...

9 de diciembre de 2010

Navidad visualizada desde la apocalíptica

Dicimebre 2010
Mari Carmen y Fernando Bermúdez, misioneros

“No temáis, yo he vencido al mundo” (Jn 16,33)Estamos siendo testigos de una de las mayores crisis de la historia. Es una crisis de humanidad. La globalización neoliberal ha llevado al mundo a una confusión y desequilibrio humano, abarcando todas sus dimensiones: económica, política, social, cultural, climática, religiosa, ética y espiritual. Ha entrado en crisis el sentido mismo de la vida del ser humano.
El sistema neoliberal actúa como un monstruo gigante, ante el cual parece que no se puede hacer nada y que hay que dejar las cosas como están aunque no nos gusten. En esta situación de crisis, como creyentes en Jesús, obligadamente nos vemos en la necesidad de volver la mirada a los tiempos antiguos de la iglesia naciente.
A finales del siglo I las comunidades cristianas vivieron también una situación de crisis. El imperio romano exigía a todos sus súbditos un sometimiento total al poder militar y a su estilo de vida. El emperador era considerado un dios al que había que rendirle culto.
Las comunidades cristianas se encontraron ante una disyuntiva: aceptar vivir sometidos al pensamiento único del imperio o rechazar la idolatría imperial viviendo marginados e incluso perseguidos. Algunos claudicaron, pero la mayoría resistió y no pocos fueron asesinados. El Apocalipsis describe la resistencia de las comunidades frente al imperio aportando un mensaje de fortaleza y de esperanza. Llama a los cristianos a enfrentar con valor y firmeza la lucha diaria contra el mal, porque Cristo resucitado está a nuestro lado y sólo él tiene en sus manos el destino de la historia humana. El Apocalipsis ofrece la clave para interpretar los acontecimientos de la historia a la luz de la fe.
Ahora no tenemos el imperio romano, pero tenemos otro imperio más poderoso y maligno que se ha constituido en el señor del mundo: el sistema capitalista neoliberal globalizado, que ha convertido el planeta en un gran mercado. Este es hoy el monstruo del Apocalipsis. Destruye la vida de los pobres y del medio ambiente, es causante del hambre de dos terceras partes de la humanidad, provoca guerras de ocupación (Palestina, Afganistán, Iraq, Congo, Sahara…) arrasando pueblos y sembrando destrucción y muerte; e impone valores contrarios al espíritu de justicia y de misericordia proclamado por el evangelio de Jesús.
El monstruo se afana en dominar el mundo y someter la conciencia de los pueblos. Su ética es la ambición económica, el engaño y la violencia. Su dios el poder y el dinero. El monstruo entrega el poder a la bestia (Ap 13, 2-4). Ésta representa a todas aquellas personas e instituciones que defienden y personifican los intereses del monstruo: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial de Comercio, Banco Central Europeo, Reserva Federal de Estados Unidos, Wall Street…, que han impuesto una dictadura de los mercados, un “terrorismo financiero”. El monstruo ha idolatrizado el mercado.
No hay otro dios que el mercado. Las corporaciones transnacionales han tomado a todo el planeta como su campo de acción, haciendo del libre mercado un dogma sagrado, un dios. Hoy más que nunca resuenan con fuerza aquellas palabras de Jesús: “¡No se puede servir a Dios y al dinero!”.
Vivimos en un mundo complejo en donde el poder invisible de los intereses económicos y geopolíticos mueve los hilos de la historia. ¿Cómo leemos esta realidad desde la fe? En los últimos tiempos del Antiguo Testamento, el pueblo hebreo vivió sometido a la tiranía del rey helénico Antíoco IV. El libro de Daniel, igual que el Apocalipsis, llama al pueblo a armarse de valor y firmeza para ofrecer resistencia al poder opresor. Infunde ánimo y esperanza a la comunidad que vive en una situación de crisis, porque la última palabra no la tienen los poderes imperiales sino el Dios de la vida, el Dios de los pobres.
Daniel describe el imperio con la visión de una estatua:
“Era una estatua majestuosa, una estatua gigantesca y de un brillo extraordinario. Su aspecto era impresionante. Tenía la cabeza de oro fino, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies de hierro mezclado con barro…Pero una piedra se desprendió sin intervención humana, chocó con los pies de hierro y barro de la estatua y la hizo pedazos.
Del golpe se hicieron pedazos el hierro y el barro, el bronce, la plata y el oro, triturados como la paja cuando se limpia el trigo en verano, que el viento la arrebata sin dejar rastro. Y la piedra que deshizo la estatua creció hasta convertirse en una montaña grande” (Dn 2, 31-35).
El profeta se está refiriendo a los distintos imperios que han dominado al pueblo: el babilónico, el asirio, el egipcio y finalmente, el imperio griego macedónico. Posteriormente, el Apocalipsis se centrará en el imperio romano. La piedra que chocó con la estatua y la destrozó representa el reino de Dios, que es don gratuito del Espíritu y también esfuerzo del pueblo.
Es por eso que tenemos la certeza de que este imperio que hoy domina al mundo no es eterno. Caerá, como cayó la estatua de Daniel. El Apocalipsis proclama: “Cayó, cayó Babilonia la grande” (Ap.18, 2), refiriéndose a la Roma imperial. Es el grito de esperanza de los profetas antiguos como el de los profetas de nuestro tiempo. Tal vez no pase mucho tiempo en que la humanidad y sus líderes comprendan que con este sistema no hay futuro.
Muchos hombres y mujeres y movimientos sociales en todo el mundo, particularmente en los pueblos del sur, están descubriendo las flaquezas del monstruo, y a pesar de saberse débiles, desenmascaran su maldad y buscan estrategias para debilitarlo. Pedro Casaldáliga dice: “Somos soldados fracasados de una causa invencible”, porque es la causa de la justicia, la causa del amor, la causa de Jesús. La fuerza está en lo pequeño, en lo débil, en el niño de Belén. La última palabra no la tiene el poder del monstruo sino el Dios que se revela en Jesús y acompaña el caminar de los pobres de la tierra.
Tener esperanza en un mundo diferente es una amenaza para el monstruo neoliberal, que piensa que con él ha llegado el “fin de la historia”. Por eso, el monstruo trata de descalificar a los que sueñan en otro mundo posible, los llama demagogos, los difama e incluso los persigue y asesina.
El monstruo tiene la fuerza, las armas, el dinero y el poder, pero le falta la verdad, que la tienen aquellos hombres y mujeres, comunidades y movimientos sociales, que anhelan un mundo de justicia, de amor y de vida digna para todos sin exclusión, porque esta es la causa de Jesús, la causa de Dios. Desde su debilidad, Jesús en la gruta de Belén, grita: ¡No temáis, yo he vencido al monstruo! Navidad es un llamado a la resistencia y a la reconstrucción de la esperanza.

¡Feliz Navidad!

LEER MÁS...

8 de diciembre de 2010

María Inmaculada

Lucas 1, 26-38
María Inmaculada

Gracias, María, por tu libertad interior.
Gracias por anticipar nuestro destino.
Gracias por enseñarnos el rostro de una mujer creyente que,
aunque necesite preguntar y encontrar respuestas,
siempre está abierta a la Palabra.
Gracias por tu total disponibilidad que permitió nacer a Dios.
Actitud que propone el Nuevo Testamento
como la más adecuada para recibir y vivir el Reino.
Gracias por enseñarnos el valor de la libertad en nuestros actos.
Por ser ejemplo de diálogo.
Por aceptar el proyecto de Dios, en el que desde el principio ha habido una MUJER.
GRACIAS.

MARÍA+INM..

LEER MÁS...

5 de diciembre de 2010

No olvidar la conversión

5 de diciembre de 2010
Mateo 3, 1-12

"Convertíos porque está cerca el reino de Dios". Según Mateo, éstas son las primeras palabras que pronuncia Juan en el desierto de Judea. Y éstas son también las primeras que pronuncia Jesús, al comenzar su actividad profética, a orillas del lago de Galilea.
Con la predicación del Bautista comienza ya a escucharse la llamada a la conversión que centrará todo el mensaje de Jesús. No ha hecho todavía su aparición, y Juan está ya llamando a un cambio radical pues Dios quiere reorientar la vida hacia su verdadera meta.
Esta conversión no consiste en hacer penitencia. No basta tampoco pertenecer al pueblo elegido. No es suficiente recibir el bautismo del Jordán. Es necesario "dar el fruto que pide la conversión": una vida nueva, orientada a acoger el reino de Dios.
Esta llamada que comienza a escucharse ya en el desierto será el núcleo del mensaje de Jesús, la pasión que animará su vida entera. Viene a decir así: "Comienza un tiempo nuevo. Se acerca Dios. No quiere dejaros solos frente a vuestros problemas y conflictos. Os quiere ver compartiendo la vida como hermanos. Acoged a Dios como Padre de todos. No olvidéis que estáis llamados a una Fiesta final en torno a su mesa".
No nos hemos de resignar a vivir en una Iglesia sin conversión al reino de Dios. No nos está permitido a seguir a Jesús sin acoger su proyecto. El concilio Vaticano II lo ha declarado de manera clara y firme: "La Iglesia, al prestar ayuda al mundo y al recibir del mundo múltiple ayuda, no tiene más que una aspiración: que venga el reino de Dios y se realice la salvación del género humano.
Esta conversión no es sólo un cambio individual de cada uno, sino el clima que hemos de crear en la Iglesia, pues toda ella ha de vivir acogiendo el reino de Dios. No consiste tampoco en cumplir con más fidelidad las prácticas religiosas, sino en "buscar el reino de Dios y su justicia" en la sociedad.
No es suficiente cuidar en las comunidades cristianas la celebración digna de los "sacramentos" de la Iglesia. Es necesario, además, promover los "signos" del reino que Jesús practicaba: la acogida a los más débiles; la compasión hacia los que sufren; la creación de una sociedad reconciliada; el ofrecimiento gratuito del perdón; la defensa de toda persona.
Por eso, animado por un deseo profundo de conversión, el Vaticano II dice así: "La liturgia no agota toda la actividad de la Iglesia, pues para que los hombres puedan llegar a la celebración, es necesario que antes sean llamados a la fe y la conversión". No lo tendríamos que olvidar.

José Antonio Pagola

LEER MÁS...

3 de diciembre de 2010

2º Domingo de Adviento

La voz que clama

Llévame al desierto
y susúrrame, en el silencio,
tu palabra.
Condúceme por la ciudad
y grítame, entre el tráfico y el barullo,
tu palabra.
Álzame por encima de mis problemas
y desvélame, con gracia y ternura,
tu palabra.
/.../
Déjame en el corazón de las personas
y espera, Señor, que crezca en mí
tu palabra.
Ulibarri Fl.

Adviendo 02 Domingo -A- VOZ Del DESIERTO -5 Diciembre10

LEER MÁS...