15 de noviembre de 2018

RECORDATORIO ORACIONES DE NOVIEMBRE

Por
NOVIEMBRE: Comunidad apostólica de Fuenlabrada (Madrid), comunidad apostólica de Pinto (Madrid) y comunidad apostólica de Getafe (Madrid) y grupos de asociados laicos de Valencia (1 y 2)

14 de noviembre de 2018

TODO EMPEZÓ CON UNA PÉRDIDA

Por
Introducción. Me encontré con esta frase en un libro que estoy leyendo y la verdad es que me resonó profundamente en mi interior. Cuantas cosas en nuestras vidas comienzan tras una perdida. Tras un sentimiento de que algo muy valioso se escapa, se pierde, y es ese vacío y esa perdida, las que posibilitan el nacimiento de algo inesperado, de una búsqueda renovada de algo que vuelva a llenar toda nuestra vida. De personas fundamentales que por diversas circunstancias se alejan, nos dejan, se van; de capacidades que una enfermedad nos va minimizando; de actividades, lugares, posibilidades. Siempre el final de algo es el inicio de algo nuevo. Con la suficiente paciencia, y con la esperanza que se anida en nuestros corazones, siempre podemos esperar que el Buen Dios nos ofrezca comenzar de nuevo. Hace falta la humildad suficiente para ser capaces de, olvidando lo que dejamos atrás, ilusionarnos por la presencia de Cristo que nos posibilita el hacerlo todo nuevo.
Lo que Dios nos dice. “Hermanos, yo no pienso tenerlo ya conseguido. Únicamente, olvidando lo que queda atrás, me esfuerzo por lo que hay por delante y corro hacia la meta, hacia el premio al cual me llamó Dios desde arriba por medio del Mesías Jesús.” Flp 3,13-14.
Es necesario hacer un ejercicio de liberarnos de todos los lastres que nos va dejando el paso del tiempo, y con una opción por vivir ligeros de equipaje. El pasado ya ha pasado, y por el nada hay que hacer. Con todos sus éxitos, con todos sus fracasos, con lo que aprendemos fruto de la experiencia, es imprescindible concentrar nuestras mejores energías e ilusiones en el presente. Que, con una mirada superficial, puede que se parezca demasiado a lo de siempre, que sabe a rutina, a cotidianidad, a falta de novedad. Pero lo que no podemos hacer es vivir atrapados en el pasado, y convertir nuestro día a día en una nostalgia que se vuelve pesadez y parálisis.
Tras las pérdidas del pasado, podemos vivir con la seguridad de que todo lo que ha ocurrido ha sido para nuestro bien. Lo que cada persona, cada actividad, cada lugar, cada circunstancia nos tiene que enseñar, siempre nos deja la huella de lo que tenemos que aprender. Y eso siempre forma parte de nosotros. Si luego las circunstancias cambian, y las personas se alejan, y los lugares se modifican, lo que tenemos que agradecer es lo aprendido. Somos todo lo vivido, todo lo reído, todo lo llorado, y sobre todo, todo lo que hemos podido amar y dejarnos amar. Decía Karen Blixen: “Dios ha hecho el mundo redondo para que nunca podamos ver demasiado lejos el camino.”
“Todo tiene su tiempo y sazón, todas las tareas bajo el sol: tiempo de nacer, tiempo de morir; tiempo de plantar, tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar y tiempo de sanar; tiempo de destruir y tiempo de construir; tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo de hacer duelo y tiempo de bailar; tiempo de arrojar piedras y tiempo de recogerlas; tiempo de abrazar y tiempo de desprenderse; tiempo de buscar y tiempo de perder; tiempo de guardar y tiempo de desechar; tiempo de rasgar y tiempo de coser; tiempo de callar y tiempo de hablar; tiempo de amar y tiempo de odiar; tiempo de guerra y tiempo de paz” Qohelet 3,1-8.
Tenemos tiempo de recibir, de acaparar, de estar rodeados de personas, y de actividades, y situaciones que nos hacen sentir ricos, satisfechos y afortunados. Hay épocas de nuestra vida que son continuamente un abrir los brazos y acoger todo el amor que nos llega de muchos lugares: familia, amigos, el mundo académico, éxitos profesionales, calor afectivo, sentimiento de utilidad, de realización. Pero hay otros momentos donde todo lo que era ganancia, se tuerce, y comenzamos una cuesta descendente donde parece que todo se diluye. Perdemos protagonismos, ya no somos ni imprescindibles, ni fundamentales. Las generaciones más jóvenes nos recuerdan que el paso del tiempo no es neutral, que vamos perdiendo vitalidad, y nuestra presencia es prescindible. Ahí nos entra la duda sobre nuestro valor, nos volvemos invisibles, y somos los primeros que nos preguntamos sobre nuestro valor. Dios sale al encuentro de nuestras vidas y nos renueva lo que siente por nosotros, lo que somos para Él:
“Y ahora, así dice el Señor, el que te creó, Jacob; el que te formó, Israel: No temas, que te he redimido, te he llamado por tu nombre, tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo, la corriente no te anegará; cuando pases por el fuego, no te quemarás, la llama no te abrasará. Porque yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador. Como rescate tuyo entregué a Egipto, a Etiopía y Saba a cambio de ti; porque te aprecio y eres valioso y yo te quiero, entregaré hombres a cambio de ti, pueblos a cambio de tu vida:  no temas, que contigo estoy yo; desde oriente traeré a tu estirpe, desde occidente te reuniré”. Is 42,1-5.
Pasamos por verdaderos momentos de soledad, de confusión, de abandono, pero son precisamente las circunstancias que nos recuerdan la necesidad tan real que tenemos de Dios. Las pérdidas acumuladas a lo largo de nuestra vida no significan que nuestras vidas no merezcan la pena, para que nadie se quede junto a ella. Somos valiosos a los ojos de aquel que nos ha dado el gran regalo del ser.
Cómo podemos vivirlo. Cuando perdamos algo que valoramos mucho, no lloremos porque se terminara, agradezcamos que ocurriera, y sobre todo nunca dudemos del valor de nuestras vidas. Somos llamados luz de las naciones.
“Mientras yo pensaba: En vano me he cansado, en viento y en nada he gastado mis fuerzas; en realidad mi derecho lo defendía el Señor, mi salario lo tenía mi Dios. Y ahora habla el Señor, que ya en el vientre me formó siervo suyo, para que le trajese a Jacob, para que le reuniese a Israel, tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi fuerza: Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel; te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra. Is 49,4-6.

13 de noviembre de 2018

NOTA de la CASA PROVINCIAL

Por
Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11, 25)

El Señor acaba de llamar a gozar de su paz a la 
hermana, Cecilia López Gómez



Pertenecía a la Comunidad de Frómista.
Descansó en el Señor, el día 12 de noviembre de 2018.
Contaba con 95 años de edad.
Vivió 70 años su Consagración al Señor, al servicio del Reino.
Y sigue viviendo.

Sagrada Familia de Burdeos - Unidad de España

7 de noviembre de 2018

QUE SE ENTERE TODO EL MUNDO

Por
Video:



 HAGAMOS DEL MUNDO UNA ÚNICA FAMILIA

5 de noviembre de 2018

“PASÓ HACIENDO EL BIEN” PBN

Por
Os comunicamos la triste noticia del fallecimiento de Montserrat Noguera,
del grupo de Asociados Laicos Jaén-1, la mañana del domingo 4 de noviembre.

Desde la profunda consternación y tristeza por su ausencia, pero a la vez con la enorme esperanza y certeza de saber que se encuentra gozando del Amor de Dios en plenitud, os pedimos una oración y recuerdo especial por ella, por su madre Teresa, por su marido Javier y por sus tres hijos Javier, Sergio y Jorge.

Recordamos con mucho cariño especialmente al grupo de Asociados laicos de Jaén-1 al que pertenecen Montse y Javier y también tenemos presente al grupo de Asociados Jaén-2 y a la comunidad apostólica de Jaén.

Sabemos que tenemos una nueva intercesora en nuestra Familia ante el Padre.

2 de noviembre de 2018

INTENCIONES EN LA ORACION de NOVIEMBRE

Por

NOVIEMBRE: Comunidad apostólica de Fuenlabrada (Madrid), comunidad apostólica de Pinto (Madrid) y comunidad apostólica de Getafe (Madrid) y grupos de asociados laicos de Valencia (1 y 2)

EQUIPO DEL BICENTENARIO – Octubre 2018

Por




En  2019

Queridos hermanos y hermanas:
Pronto vamos a entrar en el tercer año de preparación del Bicentenario de nuestra fundación. Antes de dar un nuevo paso recordemos el camino recorrido juntos hasta este momento.
Durante el primer año tratamos de comprender el sentido bíblico del Año Jubilar y de vivirlo como un período de reconciliación y de acción de gracias. En cuanto Familia, hemos puesto también nuestras energías en el proyecto humanitario emprendido juntos para marcar los 200 años de vida de nuestra Familia. Los trabajos han sido realizados con éxito y el grupo continúa todavía funcionando. Los lazos que se han creado entre ellos y con la Sagrada Familia duran en el tiempo y los consideramos como formando parte de nosotros. Estamos muy agradecidos a los miembros de nuestra Familia en Sri-Lanka, en particular a los y a las de la unidad de Jaffna, que han realizado este proyecto en nombre de toda la Familia. Damos las gracias igualmente a los miembros del mundo entero que han contribuido generosamente en este proyecto.
El segundo año de preparación ha sido un período lleno de gracia. Porque estamos comprometidos todos en profundizar nuestras raíces a la luz de la visión cósmica. Hemos escuchado comentarios positivos sobre la experiencia y dejemos que el proceso continúe en el futuro. La profundización de nuestra espiritualidad y el proceso de progresión nunca terminan.
Este año, hemos empleado también tiempo en las diferentes unidades para tratar de producir el video o las presentaciones Power Point para narrar la historia de la Sagrada Familia en nuestro propio contexto. Se han recibido muchas presentaciones y ahora se trata de contar la historia de toda la Familia. Agradecemos a Pedro del Comité permanente del Consejo de la Familia, que ha tomado la responsabilidad de este trabajo y le aseguramos nuestro apoyo para su continuación. Todos aquellos y aquellas que trabajan todavía en la presentación tienen que darse prisa para enviarla lo antes posible.
Este año hemos tratado también de aportar nuestra contribución a la restauración de la Isla de Martillac. Gracias a todos los que ya han participado en ella. Para los demás, todavía no es demasiado tarde.
Ahora es ya tiempo de mirar hacia el año 2019. Es el año de la preparación inmediata del Bicentenario y os proponemos que basemos nuestras acciones en tres verbos importantes:
HABLAR, ESCRIBIR, Y ACTUAR.
Utilicemos todos los medios disponibles: orales, escritos, audio visuales, para hablar de nuestra Familia, de sus bases, de su historia, de su misión, de su realidad actual y de nuestra experiencia. Ya desde ahora podemos decir un gracias grande a todas las personas que han trabajado en la elaboración de power points y de vídeos contando la historia de nuestra Familia en los países donde está presente. Animamos especialmente también a los miembros de los equipos de información/comunicación a nivel local e internacional para que continúen sosteniendo este dinamismo. Podemos igualmente hacer un proyecto a pequeña escala, a nivel local, para que podamos participar juntas en algún acto común.
HABLAR
Podemos pedir que hablen de nuestra Familia en nuestras parroquias y en las Instituciones donde trabajamos. Podemos dirigirnos a las asambleas y organizar talleres para quienes desean participar en ellos. En esos programas, podemos trabajar en cuanto grupos inter-vocacionales, colaborar con nuestros antiguos alumnos y con los actuales, con los colaboradores de nuestros ministerios. Sería también interesante invitar a los que nos han dejado y han tomado otros caminos de vida que puedan participar en estos programas. Al organizar estos momentos, no podemos olvidar el valor de las conversaciones personales a nivel individual y las discusiones informales en pequeños grupos. Utilicemos todas las oportunidades a nuestra disposición.
ESCRIBIR
Los que tienen el don de escribir pueden hacerlo en la prensa nacional, las
publicaciones diocesanas, parroquiales, escolares de la Sagrada Familia.
Aquellos y aquellas que pueden efectuar búsquedas pueden buscar y escribir
sobre temas que les atraen. Algunos pueden escribir artículos sencillos sobre
sus experiencias vividas como miembros de la Sagrada Familia. Es posible que
puedan escribir quizá sobre algún miembro de la Sagrada Familia del pasado o
del presente que ha inspirado al que lo escribe. Recordar el pasado es una
experiencia enriquecedora, pero no podemos quedarnos ahí. Tenemos que
mirar al futuro si queremos ir hacia adelante. A este propósito, las reflexiones
que nos ha propuesto el equipo “Raíces”, pueden ser muy útiles.
ACTUAR
Proponemos que cada unidad escoja algo que los miembros de diferentes
vocaciones pueden hacer juntos. Puede ser una cosa pequeña o grande según
la fuerza de la unidad. Es importante que no escojamos nada que sea un peso
financiero para los miembros. Podemos ayudar a una persona, una familia o un
grupo a ponerse en pie y a vivir con dignidad.
Compartamos con los demás lo que hacemos en nuestras propias unidades.
Utilizad el blog con este fin. Si alguien tiene dificultades para utilizar el blog,
podéis contactar con Annie de la Casa General. Los que y las que escriban
artículos, enviad una copia a los archivos de la Casa General.
Démonos las gracias las unas a las otras por el viaje que vamos haciendo
juntas.
Que Jesús, María y José sean siempre nuestros compañeros. Que Dios os
bendiga.

Con todo cariño
Equipo del Bicentenario.

30 de octubre de 2018

NOTICIAS desde VALENCIA

Por

UN SUEÑO HECHO REALIDAD: “HACER DEL MUNDO UNA ÚNICA FAMILIA”


168 AÑOS DE ENTREGA EN LA CIUDAD DE VALENCIA

 El colegio Ntra. Sra. de Loreto FESD, despide con un homenaje a las religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos tras 168 años de entrega en la ciudad de Valencia.

La comunidad del colegio de Valencia, debido a la avanzada edad de las religiosas, se traslada a otras comunidades de España, con gran dolor, pero total aceptación a la voluntad de Dios.
 
Sagrada Familia de Burdeos-Valencia

29 de octubre de 2018

EL PAPA RESPONDE

Por
Lo acaba de mandar el Papa y recoge la idea con la que termina el sínodo.
Me gustaría decirles a los jóvenes: disculpadnos si a menudo no os hemos escuchado; si, en lugar de abrir vuestro corazón, os hemos llenado los oídos.

https://twitter.com/pontifex_es/status/1056515926781296646?s=12
 

JÓVENES EN EL SINODO

Por
Carta de los jóvenes participantes en el #synod2018 al santo padre, entregada durante el espectáculo ofrecido por ellos mismos al final de la asamblea.



" querido #papafrancisco,

Nosotros jóvenes, presentes en el Sínodo, queremos aprovechar esta oportunidad para expresar nuestra gratitud y nuestra alegría por darnos el espacio para hacer juntos esta pequeña pieza de historia. Las nuevas ideas necesitan espacio y tú nos lo diste.



El mundo de hoy, que presenta a nosotros jóvenes oportunidades inéditas junto con muchos sufrimientos, necesita recuperar la esperanza y vivir la felicidad que se siente en dar más que en recibir, trabajando para un mundo mejor.



Queremos decir que compartimos tu sueño: una iglesia saliente, abierta a todos los más débiles, una iglesia hospital de campo. Ya somos parte activa de esta iglesia y queremos seguir trabajando para mejorar nuestras ciudades y escuelas, el mundo socio-político y los entornos de trabajo, difundiendo una cultura de la paz y la solidaridad y poniendo al centro a los pobres, en los que se Reconoce a Jesús mismo



Al final de este sínodo queremos decirte que estamos contigo y con todos los obispos de nuestra iglesia, incluso en momentos de dificultad. Por favor, continúe el camino que ha emprendido y le prometemos nuestro pleno apoyo y nuestra oración diaria ".

25 años como asociada

25 años como asociada

Último compromiso Agosto 2018

Último compromiso Agosto 2018

Imagen en la Isla

Imagen en la Isla

MONASTERIO de OTEIZA

MONASTERIO de OTEIZA
Horarios de Eucaristías: días laborables a las 7,50 h. y Domingos y festivos a las 12 h.

Archivo de entradas