NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

29 de abril de 2012

Va con nosotros

29 de abril de 2012
Juan 10, 11-18

El símbolo de Jesús como pastor bueno produce hoy en algunos cristianos cierto fastidio. No queremos ser tratados como ovejas de un rebaño. No necesitamos a nadie que gobierne y controle nuestra vida. Queremos ser respetados. No necesitamos de ningún pastor.
No sentían así los primeros cristianos. La figura de Jesús buen pastor se convirtió muy pronto en la imagen más querida de Jesús. Ya en las catacumbas de Roma se le representa cargando sobre sus hombros a la oveja perdida. Nadie está pensando en Jesús como un pastor autoritario dedicado a vigilar y controlar a sus seguidores, sino como un pastor bueno que cuida de ellas.
El "pastor bueno" se preocupa de sus ovejas. Es su primer rasgo. No las abandona nunca. No las olvida. Vive pendiente de ellas. Está siempre atento a las más débiles o enfermas. No es como el pastor mercenario que, cuando ve algún peligro, huye para salvar su vida abandonando al rebaño. No le importan las ovejas.
Jesús había dejado un recuerdo imborrable. Los relatos evangélicos lo describen preocupado por los enfermos, los marginados, los pequeños, los más indefensos y olvidados, los más perdidos. No parece preocuparse de sí mismo. Siempre se le ve pensando en los demás. Le importan sobre todo los más desvalidos.
Pero hay algo más. "El pastor bueno da la vida por sus ovejas". Es el segundo rasgo. Hasta cinco veces repite el evangelio de Juan este lenguaje. El amor de Jesús a la gente no tiene límites. Ama a los demás más que a sí mismo. Ama a todos con amor de buen pastor que no huye ante el peligro sino que da su vida por salvar al rebaño.
Por eso, la imagen de Jesús, "pastor bueno", se convirtió muy pronto en un mensaje de consuelo y confianza para sus seguidores. Los cristianos aprendieron a dirigirse a Jesús con palabras tomadas del salmo 22: "El Señor es mi pastor, nada me falta... aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo... Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida".
Los cristianos vivimos con frecuencia una relación bastante pobre con Jesús. Necesitamos conocer una experiencia más viva y entrañable. No creemos que él cuida de nosotros. Se nos olvida que podemos acudir a él cuando nos sentimos cansados y sin fuerzas o perdidos y desorientados.
Una Iglesia formada por cristianos que se relacionan con un Jesús mal conocido, confesado solo de manera doctrinal, un Jesús lejano cuya voz no se escucha bien en las comunidades..., corre el riesgo de olvidar a su Pastor. Pero, ¿quién cuidará a la Iglesia si no es su Pastor?
José Antonio Pagola

LEER MÁS...

24 de abril de 2012

El día que Jesús salió del metro

Pedro Miguel Lamet

En su último número la revista El Ciervo me ha preguntado sobre qué pienso que haría Jesús si viniera hoy. Esta es mi respuesta.
Cuando salió de la estación del Metro, la plaza estaba abarrotada por una gran multitud que quería verle y escucharle. Se subían a las farolas y encima de los coches. En su mayoría eran parados, inmigrantes y marginados de toda clase, edad y condición, que se abalanzaban sobre él con súplicas y lamentos.
—¡Mira, Maestro, cómo estamos. Ni uno de la familia tiene trabajo!
—Ayúdame, Jesús. Estoy sin papeles —le gritó un joven negro
—¡Te necesito! -exclamó una mujer de la calle.
Los discípulos tenían que apartar a la gente y abrirle camino hasta un parque cercano, donde mandó a todos sentarse en el suelo. Y les habló de esta manera:
“Venid a mi todos los que estáis angustiados y sobrecargados con la crisis, soledad y falta de sentido en la vida, porque yo os aliviaré, que soy manso y humilde de corazón. No temáis, porque en mi reino los últimos son los primeros y los primeros últimos. No hagáis como los políticos que os engañan como encantadores de serpientes, mienten para ganar las elecciones, os prometen quitaros los impuestos, y en cuanto están en el poder recortan vuestro sueldo y os cargan con pesos insoportables.
“Tampoco os fieis de tantos predicadores que dicen hablar en mi nombre y no cumplen lo que proclaman o convierten sus iglesias en guetos exclusivos, reducen la religión a un montón de normas, y se olvidan del corazón del hombre, mi verdadero templo.
No hagáis como los banqueros que especulan con el dinero de los pobres y, después de haberles cobrado por un piso durante toda la vida , cuando vienen las vacas flacas y les es imposible seguir pagando, se quedan con lo cobrado y con el piso. Ni como los corruptos de la Administración que, después de elegidos para servir al pueblo, se apropian del dinero público en propio beneficio.
Vosotros no pongáis vuestro corazón en el dinero, ni en la cuenta corriente, ni en los bonos del Estado o vuestro plan de pensiones, sino en ese tesoro escondido y la piedra preciosa que nadie os puede arrancar ni robar. Amad a vuestros enemigos y luchad por la paz y la justicia en el mundo. Ser auténticos hoy día supone llevar una gran cruz. Pero no os preocupéis, que yo la he vivido primero y camino codo con codo a vuestro lado.
Luchad por la conservación de este planeta que mi Padre sembró de ríos, mares, montañas, flores, frutos y animales, y ahora lo estáis convirtiendo en un lodazal.
Repartíos y multiplicad equitativamente los bienes de esta Tierra como yo hice con los panes y los peces. Cambiad vuestro concepto de “realización” o “felicidad”, que está no en el poder, la fama y el éxito, sino en el despertar por dentro, en el “ser” y no en el poseer.
No aplastéis a las mujeres ni explotéis a los niños, pues yo me rodeé de ellos. Amaos los unos a los otros y buscad el reino de Dios y su justicia, que lo demás se os dará por añadidura”.
Así dijo. La gente empezó a aplaudir y cantar. Pero de pronto se presentaron los antidisturbios alegando que aquella manifestación era ilegal, y porque alguien había soplado que era una concentración de indignados, antisistemas o inmigrantes sin papeles.
Cuando iban a detenerle, Jesús se escabulló entre la multitud.
Alguien comentó:
—Habla como quien tiene autoridad.

LEER MÁS...

23 de abril de 2012

Reunión intervocacional de Madrid

El 14 de Abril de 2012 nos reunimos en Madrid 42 personas (apostólicas, laicos y seculares) en la comunidad de D. Ramón de la Cruz.
Os mostramos un video que resume el día que compartimos todos juntos.
http://youtu.be/74FaWWjhSp8

LEER MÁS...

ENCUENTRO INTERVOCACIONAL Navalmoral

24 de marzo 2012

Aquel sábado la comunidad vivió un momento importante en la marcha del Congreso. En nuestra casa tuvo lugar el Encuentro Intervocacional, que reunió representantes de 4 de las 5 Vocaciones de la Familia de Pedro Bienvenido Noailles:
- 3 Asociadas laicas: Angelita Talabán y Chonita (de Plasencia) y Dolores Garrido (de Navalmoral);
- una Secular: Pilar Serrano (de Plasencia);
- un Sacerdote Asociado, en formación: Félix Élez
- y la comunidad Apostólica que reside aquí.

Con el gozo de vernos y sentirnos juntos, empezamos la jornada compartiendo una oración, en la que nos abrimos al Señor para vivir con Él este feliz acontecimiento. A continuación, cada representante de un grupo vocacional fue exponiendo su respuesta al cuestionario trabajado para este día.
De los sentimientos, reflexiones y comentarios que siguieron, destacamos:
- La ilusión y contento con que se recibió la noticia del Congreso, que está sirviendo para retomar el sueño del Fundador y vivirlo.
- Alegría, confianza y agradecimiento, como Familia, por esta gran ocasión de encontrarse las diversas vocaciones.
- “Don de ser Familia en misión”: una gozada. Pero, ¿somos conscientes, y lo vivimos realmente como un don? Don, que se recibe y se entrega: gozada y exigencia.
- Nos planteamos cómo ser ese don para el mundo, esa llama que va diciendo que la vida tiene sentido; cómo ser un regalo para los que nos rodean.
- El Congreso es necesario, con el tema que nos propone, para reavivar el compromiso que hicimos un día con toda la Familia: colaborar para que todo el mundo sea una gran familia

2ª REFLEXIÓN:
- Nos pueden identificar por un gesto… Cada vez que vivo más la familia, mejor me siento. Así, de lejos, no nos valoramos a nosotros mismos ni un encuentro cómo éste… Sólo cuando se llega, una se siente envuelta, contenta, en familia
- Estamos aquí todas las Vocaciones, menos las Contemplativas, - aunque sabemos que están ahí, con nosotros, de corazón.

3ª REFLEXIÓN:
- En el ambiente tan difícil que hay ahora en la sociedad, más descubro a Dios conmigo: me impulsa hacia la Familia, a ayudar al que más lo necesita y está ahí, en casa. Es así como voy haciendo Familia
- Veo cómo va cambiando la imagen de Dios, hacia la de Dios continuamente creando, recreando, dando vida…El Dios presente en el caos, en lo que no se entiende… EL está ahí y nos está diciendo algo…
- Veo a Dios que deja al hombre manejar las cosas… y lo respeta; el Dios misericordioso para todos, pues todos somos sus hijos. El Buen Padre también nos confía la grandeza del hermano
- Ahora, en las familias, no es como antes, en que dominaba el Dios autoritario y se hacía lo que dice el padre, cabeza de familia. Hay más libertad en este sentido…
- Mi imagen de Dios es que Él va haciendo como quiere, no como yo quiero…, al final siempre para nuestro bien; que se hace presente en los reveses, cansancios, impotencia… Dios que se hace hombre, humanado, que comparte con nosotros su divinidad…
- La imagen de Dios más significativa para mí es la de Quien me invita a estar con los necesitados: p.e. aguantar las limitaciones y deficiencias de los mayores

Después de un breve descanso, seguimos compartiendo, en un clima de paz y de confianza:
- Nuestra complementariedad es una riqueza
- El Buen Padre nos pide estar con las puertas bien abiertas
- El Buen Padre, hoy, nos dice que esa complementariedad está en su Carisma. “Seguid adelante, sin miedo” “Que todos sean uno, una sola familia.” Es un proyecto tan ambicioso como el de Dios…
En nuestra vida cotidiana, hay que profundizar el carisma personalmen-te, e irlo viviendo cada uno con el matiz propio…
- En esta Familia hay cabida para todos. Nuestra especialidad nos mueve y nos hace activas en común. En la Familia ponemos en común nuestras llamadas personales.

4ª REFLEXIÓN:
- Como Cuerpo, presentemos a la Iglesia nuestra Familia y pidamos se nos apruebe canónicamente como una sola Asociación.
- Como futuro Sacerdote Asociado, Félix subraya la presencia de sacerdotes en la Familia Noallista. Hemos de darla a conocer a sacerdotes, directores de colegios…
- Insiste Pilar Serrano en este punto: tenemos que hablar de nuestra Familia allí donde estamos y podamos: reuniones pastorales, parroquiales, en el tú a tú con las personas… Tenemos que comunicar el don, el tesoro que llevamos. Tenemos que avanzar, sí; pero teniendo en cuenta el ritmo de los demás.
Después de la comida en familia – con dulces aportaciones de las venidas de fuera - y de un razonable descanso, donde siguieron los intercambios fraternales, Pilar Serrano proyectó varios vídeos elaborados con ocasión del Congreso. A continuación compartimos algunas reflexiones.
En la Eucaristía, celebrada por Félix, nos sentimos animados a seguir adelante con nuevo entusiasmo y con la nueva fuerza de sabernos acompañados por El, por nuestro Fundador y por toda nuestra formidable Familia…
Y terminamos el encuentro con una merienda-cena fraterna, donde reinaron la alegría de estar juntos, el deseo de permanecer unidos en familia… y de anunciarlo por todas partes.

LEER MÁS...

Encuentro intercomunitario Fromista – Melgar

A las 11 de la mañana nos reunimos la dos comunidades. En total éramos diez hermanas las que formábamos el grupo. No hizo falta presentarnos porque nos conocíamos todas.
La animadora expresó el deseo de que este encuentro fuera un encuentro gozoso, que el compartir nos ayude a potenciar nuestro Don Sagrada Familia entre nosotras .Responsables de este Don y en complementariedad con todas las vocaciones, deseamos ser testigos visibles,
Como Familia en misión nos urge un cambio de mentalidad, en la línea de la comprensión del mundo en las diferentes realidades, atentas a las necesidades, a favor del diálogo , promoviendo la justicia y la paz que nos lleve a nuevas relaciones , con Dios , y con toda la Creación
Nos comprometemos a profundizar nuestro Carisma a la luz de esta nueva conciencia, a fin de expresar nuestro Don específico Sagrada Familia.
Añadió ,la manera mejor de comenzar este encuentro es la oración que nos una al Señor. Esto lo haremos con la ayuda del vídeo que nos ha enviado el equipo del Congreso.

En clima de silencio escuchamos la canción : ABRIR CAMINOS A LA VIDA y a continuación vimos el Video, interiorizamos las frases que leyeron varias hermanas y terminamos con la Oración del Congreso.

Tema : FAMILIA EN MISIÓN, DON EN UN MUNDO EN CAMBIO
El primer punto que se trató fue:
¿ Qué sientes o piensas sobre el tema del Congreso?
-Gran satisfacción , gozo, agradecimiento, alegría… al pensar que todo el Instituto unido en Comunión vive de un mismo Espíritu y se reúne en continua búsqueda de caminos nuevos que hagan crecer los valores del Reino
-Responsabilidad nos compromete a profundizar nuestro Carisma a la luz de esta visión : relaciones con Dios ,con nosotros ,con la tierra y todo el Cosmos
-Es un tiempo de gracia que nos llama a entrar en un camino nuevo personalmente y como Instituto , es un momento que nos ayudará a profundizar en nuestra entrega y Consagración como miembros de la Sagrada Familia
-Estos cambios exigen un cambio de mentalidad para responder a de manera creativa a los signos de los tiempos y a tener nuevas relaciones con Dios y con toda la Creación
-Ser “Familia en misión” nos impulsa a trabajar por la realización del sueño de Dios que es también el sueño del B. Padre “ Hacer del mundo una Familia. Sentirnos hijas y hermanas /os de todos los hombres que quieren vivir y dar testimonio viviendo : el amor ,el gozo la solidaridad y la paz en armonía con todo el Cosmos

A MEDIDA QUE CAMBIA NUESTRA VISIÓN DEL MUNDO TAMBIEN CAMBIA NUESTRA MANERA DE HABLAR DE DIOS
¿En este momento, qué imágenes de Dios son cada vez más significativas para ti?
-Un Dios Padre-Madre , que cubre mi plena realidad, presente en la creación y en los acontecimientos , que perdona ,salva y nos llena de su gracia “ En El vivimos nos movemos y existimos”
-Un Dios Trinidad, solidario que es fuente de energía, Dios Familia que nos enseña y acompaña en todo, cercano, nos ama , nos llena de compasión y misericordia, comunicativo y dialogante, que nos enseña a vivir en comunicación con todo lo creado, compañero y amigo con un gran compromiso de amor y ternura para cada uno de sus hijos.
-A Dios , antes lo considerábamos como un Dios : lejano, dominador , ahora es parte de un todo que formamos , es Dios Amor , y su energía creadora es la fuente de la que depende nuestra existencia.

¿Qué nos dice hoy nuestro Fundador, como Familia en misión?
-Que vivamos la unidad, la comunión , con amor y libertad de corazón, siendo miembros activos de la gran Familia ; abiertas a los signos de los tiempos, teniendo una actitud de escucha al Espíritu que nos ayude a discernir por qué caminos debemos seguir . Es preciso construir con discernimiento, escogiendo aquellas piedras que pueden convenir al edificio que queremos levantar
-Nos anima a que en nuestra vida se manifiesten las actitudes de : sencillez, pobreza , caridad y a vivir el SOLO DIOS.
-Un mayor compromiso a seguir profundizando nuestra Espiritualidad a la luz de la nueva visión Cósmica. Así expresaremos nuestro don específico Sagrada Familia, siendo testigos visibles ante las necesidades de nuestro mundo , luchado por la justicia , la paz y la integridad de la Creación.

De toda tu reflexión ¿qué te gustaría escuchar de tu grupo en la segunda fase?
-Que las cinco vocaciones profundicemos en nuevas formas y medios para dar a conocer nuestro Carisma y avanzar como Familia, para realizar el sueño de Dios y nuestro Fundador “ Hacer del mundo una Familia “
-Que somos un grupo abierto en búsqueda consciente de la realidad social, eclesial de Instituto siendo testigos de la Buena Noticia
-Vivamos con la apertura , ilusión y la esperanza que nos exige el momento presente , confiando, sabiendo que Dios está siempre con nosotras/os
-Que mantenemos vivo y actual el Carisma de Pedro Bienvenido
-Este trabajo realizado con la reflexión y ayuda de todas /os está abriendo nuevos caminos para afrontar los problemas , dificultades y cambios que se están dando en la sociedad

Antes de dar por terminada la reunión, se nos invita a que expresemos como nos habiamos sentido a lo largo del día. Cada una fué expresando sus sentimientos con total sencillez.
-Nos hemos sentido libres en todo momento
-Hemos expresado con gran confianza nuestra manera de ver las cosas y hemos coincidido en lo mas esencial
-Nuestras respuestas han sido unánimes.
-Deseamos ser miembros activos en este momento tan importante de la celebración del Congreso.
-Se vivió la escucha y acogida a cada una, sintiéndonos familia
-Fué un encuentro gozoso, espontáneo y muy rico en sus contenidos.

Finalizamos con una Oración,dando gracias a Dios por medio de un canto , el Salmo 102 y un Padre Nuestro apropiado para el momento.
Recordamos también a Nuestra Señora de Todas las Gracias cantando el Himno.

LEER MÁS...

15 de abril de 2012

Recorrido hacia la fe

15 de abril de 2012
Juan 20, 19-3

Estando ausente Tomás, los discípulos de Jesús han tenido una experiencia inaudita. En cuanto lo ven llegar, se lo comunican llenos de alegría: "Hemos visto al Señor". Tomás los escucha con escepticismo. ¿Por qué les va creer algo tan absurdo? ¿Cómo pueden decir que han visto a Jesús lleno de vida, si ha muerto crucificado? En todo caso, será otro.
Los discípulos le dicen que les ha mostrado las heridas de sus manos y su costado. Tomás no puede aceptar el testimonio de nadie. Necesita comprobarlo personalmente: "Si no veo en sus manos la señal de sus clavos... y no meto la mano en su costado, no lo creo". Solo creerá en su propia experiencia.
Este discípulo que se resiste a creer de manera ingenua, nos va a enseñar el recorrido que hemos de hacer para llegar a la fe en Cristo resucitado los que ni siquiera hemos visto el rostro de Jesús, ni hemos escuchado sus palabras, ni hemos sentido sus abrazos.
A los ocho días, se presenta de nuevo Jesús a sus discípulos. Inmediatamente, se dirige a Tomás. No critica su planteamiento. Sus dudas no tienen nada de ilegítimo o escandaloso. Su resistencia a creer revela su honestidad. Jesús le entiende y viene a su encuentro mostrándole sus heridas.
Jesús se ofrece a satisfacer sus exigencias: "Trae tu dedo, aquí tienes mis manos. Trae tu mano, aquí tienes mi costado". Esas heridas, antes que "pruebas" para verificar algo, ¿no son "signos" de su amor entregado hasta la muerte? Por eso, Jesús le invita a profundizar más allá de sus dudas: "No seas incrédulo, sino creyente".
Tomás renuncia a verificar nada. Ya no siente necesidad de pruebas. Solo experimenta la presencia del Maestro que lo ama, lo atrae y le invita a confiar. Tomás, el discípulo que ha hecho un recorrido más largo y laborioso que nadie hasta encontrarse con Jesús, llega más lejos que nadie en la hondura de su fe: "Señor mío y Dios mío". Nadie ha confesado así a Jesús.
No hemos de asustarnos al sentir que brotan en nosotros dudas e interrogantes. Las dudas, vividas de manera sana, nos salvan de una fe superficial que se contenta con repetir fórmulas, sin crecer en confianza y amor. Las dudas nos estimulan a ir hasta el final en nuestra confianza en el Misterio de Dios encarnado en Jesús.
La fe cristiana crece en nosotros cuando nos sentimos amados y atraídos por ese Dios cuyo Rostro podemos vislumbrar en el relato que los evangelios nos hacen de Jesús. Entonces, su llamada a confiar tiene en nosotros más fuerza que nuestras propias dudas. "Dichosos los que crean sin haber visto".
José Antonio Pagola

LEER MÁS...

Domingo 2º Pascua

15-4-2012
Monasterio Sagrada Familia, Oteiza (Ramón Sánchez-Lumbier)

Un mundo nuevo es posible según el corazón de Dios. Celebramos a Jesús Resucitado que fundamenta y da pleno sentido a la vida y al universo. Con el fuego de su Espíritu graba el amor de Dios en el corazón de sus hermanos. “Porque es eterna su misericordia”.
Festejamos con gozo el “domingo de la Divina Misericordia”. El Papa Juan Pablo II quiso que se le llamara así. Decía: “Es menester que la Iglesia de nuestro tiempo adquiera conciencia más honda y concreta de la necesidad de dar testimonio de la misericordia de Dios en toda su misión, siguiendo las huellas de Cristo y de sus Apóstoles”. Otro experto en la fe ha dejado escrito: “He leído y estudiado mucho la Sagrada Escritura y me consuela poder constatar que las palabras que más se repiten referidas a Dios son la misericordia, la piedad, la compasión” (J. Lagrange). Y un reciente autor de espiritualidad cristiana sostiene: “Hay una hermosa expresión en los Evangelios que aparece tan sólo doce veces y que se usa exclusivamente en referencia a Jesús o a su Padre. Esta expresión es Movido a compasión. Se trata de un movimiento a nivel de las entrañas, donde se localizan las emociones más íntimas e intensas” (H. Nouwen). “Jesús no solo dijo: Sed compasivos como mi Padre es compasivo, sino que además fue la encarnación concreta de esa compasión divina en nuestro mundo” (id.).
¡Bien, hermanas! ¿Os imagináis aquel atardecer? Él se les hace presente e insiste en que es el de siempre, de carne y hueso, sencillo, amigo, Hermano y Maestro. Ahora vive resucitado y vuelve a ellos ofreciéndoles su gozo y su paz. Se cumplía, con mayor nitidez, la ardiente esperanza: “Por la entrañable misericordia de nuestro Dios nos visitará el Sol que nace de lo alto...”. ¿Precisamos proceso de iluminación? Tomás es buen ejemplo: no le basta el testimonio de los otros; quiere tocar, sondear identidad, meter dedos y mano en las llagas de quien fue crucificado. Jesús, revelación personal de “la Divina Misericordia”, condesciende y vuelve a los ocho días, también en domingo. Tomás verá y adorará a Jesús Resucitado: "¡Señor mío y Dios mío!". ¡Bien por Tomás! "¡Dichosos los que crean sin haber visto!", sentenciará el Señor.
A lo más íntimo de cada uno quiere llegar la mirada y la llamada del Señor. Somos gente agraciada por la fe en Jesucristo, “muerto por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación”. No lo hemos visto ni oído, no lo hemos podido tocar, pero compartimos el gozo y el riesgo de abrazarnos, en la fe, con el Señor y con los hermanos. ¡Dichosos nosotros! Sí, el que cree, espera y ama “¡ha nacido de Dios!". “¡Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia!” (cf. salmo resp.).
La primera lectura describía el ideal de la Iglesia de Jerusalén en tiempos de los apóstoles: creían en Jesús Resucitado, tenían un solo corazón y una sola alma, eran constantes en la oración y en la “fracción del pan”, lo poseían todo en común, proclamaban que “Jesús es el Señor”, bautizaban, perdonaban los pecados y servían salud y esperanza. Por su testimonio, muchos se incorporaban al grupo de los creyentes en Jesucristo. “¡Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia!”
¡Ésta es nuestra fe! La celebración del misterio pascual, por el inmenso amor con que Dios nos ama, además de avivar el gozo de sabernos renacidos en la Resurrección de Jesucristo, puede transformarnos en auténtica comunidad cristiana. Su “divina misericordia” suscita y promueve la fe en Él. Y esta fe lleva al testimonio de la oración ardiente y del servicio fraterno, del amor solidario y del perdón al enemigo. Sí, “¡dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia!” Unidos en la misma fe, solidarios de todos, caminamos por el mundo con una “esperanza viva”. El mismo Dios nos irá configurando como “cuerpo místico de Cristo”. Por gracia podremos gustar mejor el perdón de Dios y el gozo de la fraternidad. Su santo Espíritu nos transforma en luminoso hogar de paz, como “familia de hijos de Dios”, al servicio de todos.
No hay Pascua sin amor compasivo. El amor de Dios no tiene fin. Nos lo ha manifestado, de una vez por todas, en la entrega del propio Hijo. “¡Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia!” Lo expresamos también hoy, a los ocho días de la Pascua. Lo viviremos de modo nuevo durante todo el tiempo pascual: siete semanas, signo de plenitud.
Además, la Pascua del Señor está presente en el corazón que busca y que sufre, en el que ora confiado, en el que se desvive por los otros, en su Palabra de vida y salvación, en cada sacramento, en la liturgia de la Iglesia, en el prójimo, en el necesitado, en el amor de todos y de cada uno. Porque el Señor vive y vivifica todo. “¡Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia!”.
Al igual que la comunidad primera de los apóstoles, la Iglesia de hoy, reunida en torno al Resucitado, se siente recreada por el Espíritu de Dios para vivir y transmitir el gozo del Evangelio. Aquí y ahora podemos experimentar cómo el Señor nos da su paz y nos envía como testigos y servidores de vida nueva, en gozo y generosidad. La Eucaristía siempre es Pascua. “¡Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia!”. “Él ha resucitado y está vivo entre nosotros. Él viene a comer con sus hermanos y hermanas tristes: los pobres, los enfermos, los ‘ilegales’, las prostitutas, los presos… para que veamos que no es un fantasma, para que apostemos por la vida. Yo os invito a celebrar la vida… Acerquemos nuestra copa a la copa del Resucitado. ¡Celebremos la Vida, celebremos la Resurrección!” (De un “pregón pascual” sobre texto de Karl Rahner, s.j.).
Sí, hermanas y amigos: lo hacemos ahora con asombro y gratitud, compartiendo la misma fe apostólica en este domingo de la Octava de Pascua.

LEER MÁS...

14 de abril de 2012

Segundo domingo de Pascua

Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
«Paz a vosotros.»
Dom2p12cas

LEER MÁS...

Pascua. Domingo 2

Tomemos altura para irradiar el aliento del Espíritu.
Dium2p12cas

LEER MÁS...

13 de abril de 2012

II Domingo de PASCUA

Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Sa117p2B12cas

LEER MÁS...

9 de abril de 2012

Felíz Pascua de Resurrección

Esta es la noche que sacude conciencias,
quema los ídolos, despierta vocaciones,
alumbra virginidades,
engendra esperanzas,
convierte en arados las espadas,
saca renacidos de las aguas,
alegra a los tristes, provoca adoradores,
descarga pistolas y derriba opresores.

Esta es la noche
que trae la Buena Noticia a los pobres,
abre los ojos de los ciegos,
libera a los prisioneros
y anuncia el perdón a los pecadores.

¡Sea bendito Nuestro Señor
que subiendo a la Cruz
y entrando en la muerte,
venció para siempre
los poderes del mal!

¡ FELIZ PASCUA DE RESURRECCION ¡

LEER MÁS...

6 de abril de 2012

Pregón de la Semana Santa de Alcalá

Rosario Serrano Sánchez, de nuestro grupo de Asociados Alcalá 2, ha sido este año Pregonera de la Semana Santa de Alcalá. Pronunció su pregón en el Teatro Martínez Montañés, el pasado 30 de marzo de 2012.
En el próximo número de Aire de Familia os ofreceremos una entrevista con ella en el que reflexionará sobre esta experiencia de fe y de testimonio público, su profunda vivencia cofrade y su hondo sentir religioso.
Por el momento, queremos compartir con vosotros algunos retazos significativos de este pregón, junto con un video de la televisión local.

Que no haya un solo adorno
que distraiga este gesto…
este equilibrio humano
de los dos mandamientos.

Más sencilla… más sencilla…
haz una cruz sencilla, carpintero.

Ante la cruz, Señor,
aquí me tienes,
ante la cruz, Señor,
pues Tú lo quieres.

Padre y Madre nuestra,
de los congregados en esta plaza
y de toda la humanidad,
tú eres el buen Dios
al que se te puede invocar con todos los nombres,
desde todas las culturas, ideas y religiones.
Te pedimos hoy aquí
que nos des fuerzas
para seguir construyendo
ese otro mundo posible
que deseas
para todos los seres humnaos
y para la madre Tierra.
Que sepamos vivir con sencillez,
para que otros
puedan sencillamente vivir,
que compartamos
lo que somos y tenemos,
para que los empobrecidos
se sientan personas
y puedan vivir con dignidad.
Perdona nuestro egoísmo
y nuestra falta de compromiso
y que aprendamos a perdonar
pues el perdón nos humaniza
y libera profundamente.
NO permitas que caigamos
en la seducción del desaliento,
de la apatía,
y que nos esforcemos
por devolver la esperanza
a los desilusionados de este mundo,
de esta vida que, tantas veces,
se nos hace tan cuesta arriba.

¡Las manos! Obreras inquietas, regalo de Dios.
Se abren, se cierran pero siempre son caricia, consuelo, amor.
Manos maternales que brindan calor.
Manos que se extienden, donando perdón.
Manos de maestro, que saben decir.
Manos que suplican, mirando hacia Dios.
Manos cansadas de tanto esperar…
cerrarse algún día apretando el pan.
Manos temblorosas ante la maldad porque han nacido para acariciar…

En las Angustias todos están esperando que llegue la hora, se han celebrado los Oficios y algunos ya vestían sus túnicas negras y capas blancas.
… Aquí, en el seno de la cofradía, he vivido mi vida cofrade, ¡cuánta intensidad y dedicación! Empecé participando en obras de teatro cuando aún no era hermana de la Cofradía; fueron mis hijos los que me empujaron a serlo y mehice camarera, para estar más cerca.
Mas tarde Casiano (mi marido) fue Hermano Mayor y llevar a cabo sus ideas y proyectos que no eran pocos (…)

Es con Ella con quien vencí la vergüenza de ponerme la mantilla que yo considero una abnegación, un acompañar con mayúsculas (…) También con Ella sentí lo que es vestirse de penitente: el meditar entre la gente, observar rostros, miradas, escuchar palabras, preguntas, sentimientos…

Estaba la madre al pie
de la cruz. La madre estaba.
Enhiesta y crucificada,
color de nardo de la piel.

En el pecho el hueco aquel
que vacío parecía.

No me lo cierres, María
que quiero encerrarme en él,
que quiero encerrarme y ver
todo lo que tú veías.

Se tú mi madre, María,
como lo quería Él.
No termina aquí el Viernes, no te quites la túnica que Jesús en su Santo Entierro y la Soledad están a punto de salir.

La serenidad y belleza de la Soledad, obra de Miguel Bejarano portada por mujeres, cierra el desfile procesional.

¡Cómo impresiona el silencio y el sonido de las cadenas, que los hermanos del Gallardete han cambiado por sus cruces de la mañana!

¡Cómo en el silencio se escucha el rastreo de los pies sobre el asfalto!

¡Cómo en el silencio tañe ese único tambor!

¡Cómo en el silencio resuena la campana del capataz!

Silencio, Silencio, Silencio.

Jesús no responde a la provocación de los que se burlan de él. No pronuncia palabra alguna. No es el momento de dar explicaciones. Su respuesta es el silencio. Un silencio que es respeto a quienes lo desprecian, comprensión de su ceguera y, sobre todo, compasión y amor.

Jesús solo rompe su silencio para dirigirse a Dios con un grito desgarrador: “ Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?” No le pide que lo salve bajándolo de la cruz. Solo que no se oculte, ni lo abandone en este momento de muerte y sufrimiento extremo. Y Dios, su Padre, permanece en silencio.

Sólo escuchando hasta el fondo ese silencio de Dios, descubrimos algo de su misterio.

Dios no es un ser poderoso y triunfante, tranquilo y feliz, ajeno al sufrimiento humano, sino un Dios callado, impotente y humillado, que sufre con nosotros el dolor, la oscuridad y hasta la misma muerte.

Por eso, al contemplar a Jesús ahora en el sepulcro, nuestra reacción no es de burla o desprecio, sino de oración confiada y agradecida.

… El fuego, el cirio pascual encendido en medio de la noche, la solemne invitación a vivir la alegría pascual, la proclamación gozosa de la resurrección de Cristo, el canto jubiloso del aleluya, la celebración agradecida de la Eucaristía, son la mejor invitación a resucitar a una vida nueva.

Las mujeres, van a anunciar a los discípulos su experiencia, tienen que decirles que Jesús vive, que lo han visto, pero ellos están llenos de miedo a los judíos, están encerrados y el anuncio no les anima. ¿Cómo creer a las mujeres?

Las palabras de ellas no bastan para insuflar alegría y devolverles la paz. Necesitan tener la experiencia de ver a Jesús vivo. En este momento ellas fueron las primeras; a pesar de que en esa época la mujer era menos que nada, Jesús una vez más les da la primicia. Tengo que reivindicar la figura de la mujer dentro de la Iglesia, no sería Rosario si no lo hiciera. Este dato tan importante y significativo, aún hoy, sigue sin tenerse en cuenta.
Paz a vosotros,
los que vivís abrumados por el futuro,
los que os sentís aplastados por el pasado,
los que estáis inquietos y agobiados por cualquier causa,
Paz a vosotros.

Paz a vosotros,
los que miráis con recelo e inquietud a los demás,
los que vivís con miedo a que os quiten lo que tanto os ha costado conseguir,
los que no encontráis sosiego en los trajines de la vida.
Paz a vosotros.

Paz a vosotros,
los amenazados de muerte por la guerra, el terrorismo, los paramilitares...
los que tenéis que salir a la calle con escolta,
los que sufrís violencia por decir lo que pensáis.
Paz a vosotros.

Paz a vosotros,
los trescientos mil niños soldado que sois forzados a usar las armas contra otros,
los millones de niños y adolescentes que vivís y dormís en la calle,
los incontables niños inocentes que sufrís la violencia doméstica en vuestra casa.
Paz a vosotros.

Paz a vosotras,
las mujeres maltratadas por vuestros maridos y compañeros,
las mujeres arrinconadas y humilladas por prejuicios culturales,
las mujeres ninguneadas por varones prepotentes.
Paz a vosotras.

Paz a vosotros,
los refugiados, los desplazados, los emigrantes,
los que veis pasar los días sin encontrar trabajo,
los que sufrís toda clase de explotación.
Paz a vosotros.

Paz a vosotros,
los presos de conciencia torturados hasta el límite de vuestra resistencia,
los reclusos y prisioneros indignamente tratados y abusados,
los esclavos de todo tipo y condición.
Paz a vosotros.

Paz a vosotros,
paz a todos vosotros,
los que creéis en mí,
y los que no creéis.
Los que matáis por vuestras ideas,
y los que os dejáis matar por mí y por el Evangelio.
Paz a vosotros.

… Creo que si en nuestras vidas aplicamos este modelo de resurrección podremos mejorar y celebrar esta fiesta de Semana Santa, que no debe ser sólo de de Pasión, sino de un continuo recuerdo de la alegría que conlleva la Resurrección.

LEER MÁS...