23 de agosto de 2018

Recuperar la "ISLA" Martillac

Por
En la comunidad de Pinto, entre sus actividades está la de desarrollar la inventiva y activar el ejercicio manual, en este caso manualidades con lana, hilo y las manos de las hermanas.

Tras la iniciativa de ponerlos en venta, se ha llevado a cabo la misma de una cantidad aproximada de treinta muñecos, la recaudación se va a destinar a la recuperación de la isla de nuestro querido Fundador en Martillac, de cara a los festejos que se realizarán por el Bicentenario, (esta cantidad se hará efectiva en la c/c destinada a tal efecto).

Pepe Pastor


CARTA del PAPA

Por

Carta del Papa a todos los católicos para afirmar su compromiso de luchar contra los abusos sexuales

"El dolor de las víctimas es también nuestro dolor"

“Con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños”.

El dolor de las víctimas es también nuestro dolor

Un crimen, afirma el Papa, que genera hondas heridas de dolor e impotencia; en primer lugar, en las víctimas, pero también en sus familiares y en toda la comunidad, sean creyentes o no creyentes. Y es que mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado, y como dice Francisco, mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse.
El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso, el Papa pide que se reafirme con urgencia el compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad.

Si un miembro sufre

El Papa recuerda en su carta la noticia hecha a conocer hace algunos días, donde se detalla lo que vivieron mil sobrevivientes, en EEUU, en Pensilvania, todos ellos víctimas del abuso sexual, “de poder y de conciencia en manos de sacerdotes durante aproximadamente setenta años”.  Aun la mayoría de los casos corresponden al pasado, sin embargo, como afirma el Santo Padre en su carta, con el correr del tiempo hemos conocido el dolor de muchas de las víctimas y constatamos que las heridas nunca desaparecen y nos obligan a condenar con fuerza estas atrocidades, así como a unir esfuerzos para erradicar esta cultura de muerte; las heridas “nunca prescriben”.

El dolor de estas víctimas es un gemido que clama al cielo, que llega al alma y que durante mucho tiempo fue ignorado, callado o silenciado. Pero su grito, añade el Papa, fue más fuerte que todas las medidas que lo intentaron silenciar o, incluso, que pretendieron resolverlo con decisiones que aumentaron la gravedad cayendo en la complicidad.
El Pontífice expresa que “con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños”.
Y recordó las palabras del entonces cardenal Ratzinger cuando, en el Via Crucis escrito para el Viernes Santo del 2005, se unió al grito de dolor de tantas víctimas y, clamando, decía: «¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar completamente entregados a él! ¡Cuánta soberbia, cuánta autosuficiencia!. Es que, como dijo el Cardenal Ratzinger entonces, “la traición de los discípulos, la recepción indigna de su Cuerpo y de su Sangre, es ciertamente el mayor dolor del Redentor, el que le traspasa el corazón. No nos queda más que gritarle desde lo profundo del alma: Kyrie, eleison – Señor, sálvanos (cf. Mt 8,25)” (Novena Estación).

Perdón por los pecados propios y ajenos

Por último, el Papa afirma que donde existe el clericalismo, es donde más se ven “estas conductas de abuso sexual, de poder y de conciencia”. Esta actitud «no solo anula la personalidad de los cristianos, sino que tiene una tendencia a disminuir y desvalorizar la gracia bautismal que el Espíritu Santo puso en el corazón de nuestra gente».
El clericalismo, favorecido sea por los propios sacerdotes como por los laicos, dijo, genera una escisión en el cuerpo eclesial que beneficia y ayuda a perpetuar muchos de los males que hoy denunciamos. Decir no al abuso, es decir enérgicamente no a cualquier forma de clericalismo.
“Es imprescindible que como Iglesia podamos reconocer y condenar con dolor y vergüenza las atrocidades cometidas por personas consagradas, clérigos e incluso por todos aquellos que tenían la misión de velar y cuidar a los más vulnerables. Pidamos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado, afirma el Pontífice, nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión.
«Si un miembro sufre, todos sufren con él», nos decía san Pablo. Por medio de la actitud orante y penitencial, añade, podremos entrar en sintonía personal y comunitaria con esta exhortación para que crezca entre nosotros el don de la compasión, de la justicia, de la prevención y reparación. Que el Espíritu Santo nos dé la gracia de la conversión y la unción interior para poder expresar, ante estos crímenes de abuso, nuestra compunción y nuestra decisión de luchar con valentía.

 

20 de agosto de 2018

DOS MUJERES: El triunfo del amor y el perdón

Por

La película, protagonizada por la prestigiosa Catherine Deneuve, pasó por la última Muestra de Cine Espiritual de Cataluña y supone una emotiva historia de amor, amistad y perdón.


A principios de año, el sacerdote experto en cine, Peio Sánchez, elaboraba una lista de las doce películas imprescindibles del cine espiritual que llegarían a lo largo del 2018 (http://www.periodistadigital.com/religion/arte/2018/01/01/feliz-ano-2018-de-cine-12-meses-12-peliculas-religion-iglesia-cine-espiritual-peio-sanchez.shtml). En el número siete aparecía un título curioso en tanto se calificaba como “cine espiritual” aunque no diera esa impresión al primer golpe de vista. Se trata del drama francés Dos mujeres (Martin Provost, 2017). Sin embargo, algo debía de tener esta película de Martin Provost porque, aunque no tenga un guion, en principio demasiado “espiritual”, había pasado incluso por la Muestra de Cine Espiritual de Cataluña.
El film nos cuenta la historia de Claire (Catherine Frot), una matrona que se dedica con pasión y dedicación a traer vida al mundo. Un día Claire, una mujer madura sin pareja conocida y con una vida bastante solitaria, conoce a Béatrice (Catherine Deneuve), la ex amante de su padre. La vida de Claire da un vuelco brutal al no comprender qué hace entrando en su vida la mujer con la que su padre engañó a su madre.

 https://youtu.be/wQsIoMLOSa8

Sin embargo, muy pronto aunque con paso lento, Dos mujeres va tejiendo una amistad entre dos personas, que al fin y al cabo, estaban solas hasta este momento. Lo que comenzó siendo una incómoda colisión entre dos personajes opuestos se va convirtiendo poco a poco en una historia de complicidad y sobre todo, de perdón.  Es un perdón que parece casi imposible, ya que uno de los personajes, de una manera u otra, ha sido responsable de quitarle la vida a los padres de una de sus protagonistas. 
Conforme avanza la película y pese a su tono dramático, lo cierto es que Dos mujeres consigue diluir entre sus imágenes cierto tono optimista, de alegría de vivir, y esto sin caer en lo facilón. Detalles como que Claire rechace trabajar en un hospital demasiado frío e impersonal donde el trato con las pacientes es casi inexistente porque de lo que se trata es de hace caja con la llegada de una vida al mundo o la imagen del viento agitando las copas de los árboles, invitan a cierta comprensión contemplativa del mundo y de la vida.
Las casi dos horas que dura la película se pasan como un suspiro. No hay efectos especiales, ni sexo, ni violencia gratuita y sin embargo el relato avanza con fluidez sin apartar la mirada de lo que en el fondo es su temática de fondo, la alegría, o la suerte, de vivir.

Ana Arévalo

16 de agosto de 2018

RECORDATORIO INTENCIONES en la ORACION

Por
“VIVAMOS LA COMUNIÓN CELEBREMOS LA FAMILIA”


AGOSTO: por toda la Familia de Pedro Bienvenido Noailles en el mundo

RETIRO en COLLADO

Por
Este año en Villalba Collado hemos tenido el Retiro que desde hace mas de 30 años venimos celebrando. El tema a Orar reflexionar y compartir en Oración ha sido sobre "Las Parábolas". 

Nos ha ayudado descubrir la manera sencilla de hablar Jesús a sus conciudadanos, hoy también tienen mucha resonancia y llamadas en nosotras.





Hemos sido 11 religiosas y un laico que después de la experiencia del año pasado unos días, nos pidió poder participar este año en todo. Para el próximo preparará un día con una de nosotras. Antonio gracias por tu estar y compartir.

 

Anunciación Esteve

13 de agosto de 2018

Por
Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11, 25)

El Señor acaba de llamar a gozar de su paz a la 
hermana, Maximina (Mª Angélica) García Lozano



Pertenecía a la Comunidad de Frómista.
Descansó en el Señor, el día 12 de agosto de 2018.
Contaba con 95 años de edad.
Vivió 76 años su Consagración al Señor, al servicio del Reino.
Y sigue viviendo.

Sagrada Familia de Burdeos - Unidad de España

10 de agosto de 2018

NOTICIAS DE FAMILIA - FRÓMISTA

Por
Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11, 25)

El Señor acaba de llamar a gozar de su paz a la 
hermana  Inés (Jacinta) de la Hera Villaescusa



Pertenecía a la Comunidad de Frómista.
Descansó en el Señor, el día 8 de agosto de 2018.
Contaba con 86 años de edad.
Vivió 66 años su Consagración al Señor, al servicio del Reino.
Y sigue viviendo.

Sagrada Familia de Burdeos - Unidad de España

6 de agosto de 2018

LA HONESTIDAD TIENE SU RECOMPENSA

Por

Motivos para ser honrados en una sociedad que a veces admira al que se salta las leyes

En su origen, en español la honestidad era una virtud que se refería a vivir la perfección moral en lo relacionado con el sexo. Sin embargo, cuando ahora la empleamos, su significado suele ser más amplio.
Se puede decir que un joven o una joven son honestos cuando se preparan bien para el matrimonio y luego siguen siendo honestos si viven la pureza una vez casados. Así, una casada puede ser honesta teniendo varios hijos o sin ellos. Y un adulto será honesto si vive los deberes propios de su estado.
En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, sin embargo, hay cuatro acepciones de la palabra “honesto”. Atención:

1. adj. Decente o decoroso.

2. adj. Recatado, pudoroso.

3. adj. Razonable, justo.

4. adj. Probo, recto, honrado.
Las dos primeras acepciones hacen referencia a ese comportamiento virtuoso en lo que se refiere al sexo.
Sin embargo, es más frecuente escuchar “honesto” para referirse a la honradez en general.
Hablamos de “un político honesto”, “un ciudadano honesto”, “empresario honesto”…
La honestidad, en este sentido amplio, está valorada. Pero a veces surge la duda: ¿vale la pena ser bueno?, ¿no será cosa de ingenuos?, ¿no será lo mejor robar como hacen algunos?, ¿no será mejor que piense en mí y haga lo que más me beneficie en la cuestión económica o en cuanto al poder?
Si eres honesto, ¿tiene sentido?, ¿vale la pena?, ¿tiene recompensa?

¿Admiración por los corruptos? No, gracias

Porque no es extraño, además, ver que personas poco honestas son tremendamente admiradas: narcotraficantes como Pablo Escobar, al que muchos admiran por haber amasado una fortuna, por haber triunfado con (algunas) mujeres y por haber sido líder, dueño y señor de muchas vidas humanas, por ejemplo. O, en otro plano, políticos que han sido abiertamente corruptos en su país o en su ciudad; o, en otro grado, futbolistas internacionales que defraudaron a la Hacienda pública para no pagar impuestos.
En algunos textos antiguos, se dice que el mejor es el más astuto, no el más honrado. En “El Príncipe” de Maquiavelo, por ejemplo. Y en algunos textos de la tradición árabe se alaba al que sabe engañar al enemigo que es el infiel.
Entonces, uno se plantea por qué ser honesto y si tiene recompensa. Y la respuesta es más fácil de la que uno imagina.

Imprescindible para ser feliz

Lo primero que nos hemos de preguntar es qué sentido damos a nuestra vida. Saber cuál es nuestra meta hará que todas nuestras acciones se encaminen a conseguirla. Si yo quiero vivir para lograr una auténtica felicidad, eso compromete todo mi ser y me llama a obrar en consecuencia.
La honestidad forma parte del “libro de instrucciones” para alcanzar la felicidad, como la laboriosidad, la alegría, la transparencia, la humildad… Sin honestidad no podría avanzar ni un paso.
¿Y logro premio si la vivo? Pues tal vez en la tierra no del todo, para ser francos. Hay muchas personas que son honestas y a cambio reciben la injusticia de otros, que se aprovechan de ellos.

Dormir con la conciencia tranquila

Pero, ¿a qué llamamos premio? He dicho que en la tierra no lo hay si se trata de hablar de medallas y podios. Pero sí hay un premio excelente para las personas honestas, que es el poder dormir con la conciencia tranquila. La paz y la calma son señas de identidad de los honestos.
Además, quien aspira a ser feliz al cien por cien, sabe que su meta no se acaba aquí abajo. La trascendencia nos lleva a considerar que más allá de la muerte hay premio para las personas honestas.
De todos modos, no quiere decir esto que estemos condenados a pasarlo mal en la vida quienes aspiramos a una felicidad total. En muchas ocasiones, la vida nos hace encontrar a personas maravillosas a nuestro alrededor que nos ayudan y nos levantan, personas que nos acompañan en el camino y con quienes desplegamos el tesoro del corazón: la familia, los amigos… De ellos recibimos recompensas, como también de personajes anónimos que un día se cruzan en nuestro camino quién sabe por qué.
¿Vieron la película “Qué bello es vivir”? Cuando uno cree que está en el peor momento de su vida, si ve esta escena final comprenderá que todavía tiene muchos motivos para seguir viviendo y llegar a ser feliz:

https://www.youtube.com/watch?time_continue=8&v=hNCb6pMMd0o

Dolors Massot

3 de agosto de 2018

¿QUÉ OCURRE EN EL CEREBRO CUANDO HACEMOS ORACIÓN?

Por

Beneficios evidentes de quien vive con una dimensión espiritual la propia vida

La existencia humana está vinculada a una apertura al infinito. Se trata de una necesidad ineludible del ser humano, como la filosofía o la poesía.  Esta dimensión espiritual nos lleva de manera espontánea a la oración y la contemplación para dar un significado a nuestra propia existencia. 
La neurología, gracias a las últimas tecnologías que permiten explorar la actividad del cerebro en pleno funcionamiento, ha demostrado, por ejemplo, que la meditación y la oración pueden modificar la estructura del cerebro, evidenciando cómo los estados del cerebro y del sistema nervioso pueden crear o relacionarse con la vivencia de la experiencia religiosa.

¿Qué pasa en el cerebro de una persona cuando reza o medita?

Hay una amplia red de estructuras implicadas a nivel neurológico por la actividad cerebral. Están el lóbulo frontal, que nos ayuda a focalizar la mente en la oración; el sistema límbico, que permite experimentar emociones poderosas; y los lóbulos parietales, involucrados en nuestro sentido de nosotros, y en su orientación en el espacio y el tiempo.
Dependiendo de la experiencia concreta, esas áreas pueden encenderse o apagarse. Así, los lóbulos parietales pueden apagarse cuando una persona experimenta una pérdida del sentido de sí misma, o experimenta un sentido de unicidad con Dios. 
Estas exploraciones han sido posibles gracias a las nuevas tecnologías, y están ayudando a pensadores interdisciplinarios a desarrollar una teología basada en la ciencia, que permita comprender, por ejemplo, la relación entre fe y salud.  

Beneficios que la neurociencia reconoce en el campo de la salud

El origen de la relación entre neurología y la espiritualidad se encuentra en los trabajos de Herbert Benson,  un cardiólogo de la Harvard Medical School que estudió a fondo el papel que el sistema nervioso autónomo  juega en el proceso de la enfermedad humana.
Benson estableció que el sistema de respuesta al estrés afecta a todo el sistema nervioso.
Además, hizo otro interesante descubrimiento: que la meditación ayuda a relajar el sistema nervioso, a rebajar la presión arterial, a mejorar la salud del corazón, a prolongar la vida, además de dar felicidad y de generar el sentimiento de estar más cerca de una entidad trascendente, entre otras ventajas.

Tras años de investigación, Benson descubrió, por otro lado que las personas que practicaban la meditación como una forma de oración tendían a tener más salud que aquellas que la practicaban como mero vehículo de consecución de beneficios fisiológicos y físicos.
La creencia en Dios mientras se estimulaba el sistema nervioso (que es parte del sistema nervioso autónomo) mediante la meditación basada en la fe, suponía mayores beneficios para mente y cuerpo que la meditación agnóstica.
Sin lugar a dudas estos elementos de tenor científico pueden ser un estímulo a la oración, pero lo más importante es vivir nuestra dimensión espiritual como un gran don en la vida independientemente de los nuevos descubrimientos que la ciencia esta realizando.
El poder de la oración es algo que supera la ciencia misma,  si bien estos datos pueden ser siempre un estímulo positivo para reconocer los muchos beneficios que nos ofrece la oración.

Javier Fiz Pérez

2 de agosto de 2018

EL EVANGELIO SEGÚN MAFALDA

Por

Un libro explora las conexiones entre Mafalda y el Evangelio, ¿qué tiene que ver esta niña con el Evangelio?

Mafalda, el personaje que el humorista argentino Quino creó en 1964, encarna a una niña de clase media, progresista, contestataria, rebelde, pacifista y enfadada que no entiende el mundo de los mayores.
Muy bien. ¿Y qué tiene que ver este niña impertinente con el Evangelio?
El escritor Marco dal Corso acaba de publicar en italiano un libro que explora las conexiones entre Mafalda y el Evangelio en un libro que se titula así, El Evangelio según Mafalda (Il Vangelo secondo Mafalda).
“Escuchando a Mafalda y la actualidad de su pensamiento, también el pensamiento religioso se pregunta sobre el problema de la pobreza”, explica del Corso. “Cuando la pobreza se manifiesta como empobrecimiento, como proceso de exclusión, entonces… con Mafalda aprendemos a combatirla”.

Un mundo que no encaja

Desde 1964 hasta 1973 se publica la tira de Mafalda en la prensa argentina, hasta pasar a ser un personaje muy amado en otros lugares, también en Europa. Los amigos de Mafalda son Felipe, Guille, Manolito, Susanita… y con ellos comparte la visión perpleja ante un mundo que no le encaja.
Para el autor, Mafalda es alguien que no permite que ante la pobreza la religión espiritualice, sino que la obliga a actuar: “Ningún mensaje espiritualizante podrá evitarlo, y es preciso dar nombre a las cosas y desenmascarar la pobreza: es injusticia”.

No evadirse de la realidad

La sociedad de la competición y no de la colaboración lleva a una perversa exclusión social. Mafalda lo sabe y lo denuncia y “ayuda al pensamiento religioso a no evadirse de la realidad”.
Leer hoy a Mafalda no puede ser un ejercicio nostálgico sino que como dijo Umberto Eco, “en Mafalda se reflejan las tendencias de una juventud inquieta, que asumen el aspecto paradójico del disenso infantil, de un excema psicológico de reacción a los mass media, de una urticaria moral a la lógica de los bloques”.
De Corso ve en la mirada impertinente de Mafalda cómo se conjugan con “la pasión por la justicia y la predilección por los pobres”, un carisma útil y fecundo ante la globalización excluyente. Este autor es profesor en el Instituto Teológico Interprovincial San Bernardino y ha escrito otros volúmenes sobre la hospitalidad, el diálogo interreligioso e incluso sobre Biblia y fútbol.

Miriam Díez Bosch

1 de agosto de 2018

INTENCIONES EN LA ORACION de AGOSTO

Por
“VIVAMOS LA COMUNIÓN CELEBREMOS LA FAMILIA”


AGOSTO: por toda la Familia de Pedro Bienvenido Noailles en el mundo

25 años como asociada

25 años como asociada

Último compromiso Pozuelo julio 2019

Último compromiso Pozuelo julio 2019

Imagen en la Isla

Imagen en la Isla

MONASTERIO de OTEIZA

MONASTERIO de OTEIZA
Horarios de Eucaristías: días laborables a las 7,50 h. y Domingos y festivos a las 12 h.

Archivo de entradas