NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

10 de diciembre de 2012

Día de los Derechos Humanos

El 10 de diciembre celebramos la promulgación de los derechos humanos. Como cristianos no podemos dejar de pasar por alto un día como estos, sobre todo en este año en que queremos celebrar el año de la fe. El seguimiento de Cristo y nuestra adhesión al Evangelio nos lleva a una fe comprometida, encarnada, con responsabilidad social (cfr. Porta Fidei, 9). La fe da sentido a las aspiraciones, búsquedas y luchas humanas. La fe existe en lo humano y se expresa a través de su totalidad, de forma que una fe que para expresarse tuviera que negar lo humano, no sería verdadera.
La defensa de los Derechos humanos es consustancial a la Iglesia. No en vano ella es y se autodefine Sacramento de Salvación y maestra de humanidad. Teológicamente adquiere para nosotros y nosotras una fuerte connotación porque en la Biblia los derechos del pobre aparecen especialmente como derechos de Dios, en consecuencia velar por los derechos fundamentales de las personas y defenderlos contra cualquier agresión es parte de la misión constitutiva de la Iglesia, y defender al pobre es reivindicar el verdadero rostro de Dios.
Fue en 1947 cuando se reunió por primera vez la Comisión de Derechos Humanos para redactar la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta tarea se completó en un año y la Asamblea General aprobó el 10 de diciembre de 1948 la Declaración y desde entonces el 10 de diciembre se celebra anualmente el "Día de los derechos humanos".

NUESTRA PROPUESTA DE ORACION
PALABRA QUE ILUMINA: Escoger un texto y comentarlo:

1. Ex 3,7-12: “Dijo Dios a Moisés: He visto la aflicción de mi pueblo, he oído el clamor que le arrancan sus opresores y conozco sus angustias. Voy a bajar para librarlo. Los sacaré de este país y los llevaré a una tierra espaciosa, a una tierra que mana leche y miel. El clamor de los israelitas ha llegado hasta mí. He visto la opresión a que les someten. Ve pues; yo te envío al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo.
Moisés dijo al Señor: ¿Quién soy yo para ir al faraón y sacar de Egipto a los israelitas? Dios le respondió: Yo estaré contigo.”

2. Jn 10,10: Pues “para que tengan vida y la tengan en abundancia”

3. Lc 4, 16-24: “El Espíritu del Señor está sobre Mi, porque El me ungió; El me envió a dar la Buena Nueva a los pobres, anunciar a los cautivos la liberación y a los ciegos vista, a poner en libertad a los oprimidos, a publicar el año de gracia del señor. Enrolló el libro, lo devolvió al ministro y se sentó; y cuantos había en la sinagoga tenían los ojos fijos en El. Entonces empezó a decirles: Hoy esta escritura se ah cumplido delante de vosotros”.

4. Sínodo de los Obispos 1971: “La misión de la Iglesia, en cuanto comunidad religiosa y jerárquica, implica la defensa y promoción de la dignidad y de los derechos fundamentales de la persona humana”.
“Si el mensaje cristiano sobre el amor y la justicia no manifiesta su eficacia en la acción por la justicia en el mundo, muy difícilmente obtendrá credibilidad entre los hombres de nuestro tiempo…Por tanto, conviene que nosotros mismos hagamos un examen sobre las maneras de actuar, las posesiones y el estilo de vida que se dan dentro de la Iglesia misma”.

5. G.S. 43: “Sabe la Iglesia que aún hoy día es mucha la distancia que se da entre el mensaje que ella anuncia y la fragilidad humana de los mensajeros a quienes está confiado el Evangelio. Dejando a un lado el juicio de la historia sobre estas deficiencias, debemos, sin embargo, tener conciencia de ellas y combatirlas con máxima energía para que no dañen a la difusión del Evangelio”:

¿Cómo resuena este texto en mí?
¿Qué me sugiere?
¿A qué me invita?

LA REALIDAD EN CUANTO A DERECHOS HUMANOS: citamos realidades que violan los derechos de las personas.
1. MALALA YOUSAFZAI, BIBI AISHA Y OMAR FIDAI.
Tres nombres propios para tres historias con un nexo común: la privación de su infancia. También son tres protagonistas de una realidad compartida por unos 61 millones de niños (más de la mitad niñas) en el mundo en desarrollo.
Entre ellos, ha sido la historia de Malala la que ha vuelto a poner ante los ojos del mundo hasta qué punto el hecho de ser un niño en determinados países supone un riesgo cuando reclamas un derecho tan básico y esencial como es el de ir al colegio. «Tengo derecho a la educación, a jugar, a cantar, a ir al mercado, a que se escuche mi voz», escribía ella misma en su blog, todo un desafío en su país, Pakistán, donde los talibanes luchan contra la escolarización.
Un tiro en la cabeza fue el modo en el que intentaron poner fin a sus demandas pero, sin embargo, con él han generado el efecto contrario: miles de niños - y adultos - se echaron a las calles bajo el lema: «Yo también soy Malala». Lo hicieron pese a ser conscientes de lo que suponía ya que lo normal es que se vean obligados a dejar la educación ya que los militantes han terminado con cerca de mil colegios desde 2006 como parte de una campaña contra la educación secular. Pese a la gravedad de su ataque, ahora Malala se recupera en Reino Unido y cuenta con un amplio respaldo internacional.

2. DAOUDA
«¡¡¡Pues, en el trabajo, porque mi jefe está discriminando a algunas personas por su raza o por su nacionalidad...!!! No solo por eso, sino él quisiera que yo haga lo mismo, es decir, me quiere enseñar a discriminar personas... porque dice que es mi jefe, le tengo que escuchar, ¡y haga lo que el diga! ¡Sí, claro! La razón que tiene es que le tengo que escuchar con atención porque es mi jefe, ¡pero eso no significa que tengo que dejar que me quiten mi voz! ¡¡¡MI VOZ ES PROPIA Y NUNCA DEJARÉ A NADIE QUE ME LA QUITA, NI MI JEFE NI A NADIE!!!
Como muchas y muchos saben, trabajo en una discoteca, de relaciones públicas. Las fiestas, los eventos que organizamos en la sala los que trabajamos, como relaciones públicas, somos los que invitamos a la gente con nuestras ofertas. Entonces, ¿qué pasó anoche? Hemos tenido entrada gratis para chicas hasta las 1h 00, y chicos entrada 14 € por 3 copas ¡hasta las 2h 00! Yo, sabiendo la oferta, desde ayer por la tarde, he decidido empezar a hacer mi trabajo por vía Whattsapp...
Desde las 00h 30 empezamos a trabajar. En seguida los clientes empezaron a venir, todos habían entrado con la oferta sin ningún problema y a las 00h 50 me llamó una amiga, que venía con sus colegas (chica española con su novio africano, dos amigos: un español un senegalés, y dos chicas españolas; en total eran 6 personas) Les he recibido, les he acompañado hasta la entrada igual como los otros clientes anteriores. El portero, nada más ver el grupo mezclado con dos personas negras ha decidido que ellos no pueden entrar con la oferta.... Le pregunto por qué. Me dijo que se lo ha dicho el jefe, que lo ha intentado y que no les dejan pasar... dijo, si no se le echa, ¡la bronca después!
Cogí el móvil y llamé a mi jefe para saber cuál es el motivo exactamente. Salió mi jefe y se bajó conmigo a la oficina. Estuvimos más de 15 minutos charlando mientras el grupo está en la puerta esperando que les dejan pasar… En la charla, eso fue lo que me dijo mi jefe: "Daouda, yo sé que trabajas muy bien, pero aquí, en nuestra ambiente, no queremos latinos, no queremos negros si son "africanos", queremos gente gris y españoles guapos.... Sus criterios no eran decirme: “Daouda, no me trae gente mala o gente que no se porta bien”, etc. sino que pide que distinga las raza o la nacionalidad a la hora de invitar a la gente, y, desde mi punto de vista, ¡me parece injusto! Así que desde anoche perdí mi trabajo. Aunque, por otra parte, me siento bien por no haber aceptado estas condiciones ¡tan injustas!
¡Ojo! No es porque quiero exagerar la situación, si no es porque me parece grave en pleno siglo XXI, ¡y esto sigue pasando en nuestra sociedad...!»

3. ABDULLAI
El sábado 10 de noviembre, Abdullai estaba vendiendo fundas de móviles cuando vio que un grupo de policías se dirigía a identificar a otros manteros. Él recogió su material y salió de allí. Fue interceptado por un policía secreta local que lo agredió físicamente y le causó una herida que requirió puntos en la cabeza. Fue trasladado al hospital, impidiendo los agentes la entrada a familiares y amigos además de negar el acceso al parte médico. Ya desde allí, fue llevado a comisaría. Teniendo en cuenta que no es el primer caso de abuso policial que sufren los senegaleses y que es el cuarto de estas características en un mes y medio, los vecinos de origen extranjero se concentraron el pasado 11 de noviembre en el lugar de la agresión para decidir conjuntamente qué hacer frente al caso de Abdullai. Allí fueron rodeados por la policía y, a pesar de los ánimos exaltados, se impuso la calma y convocaron una concentración. Acudieron unas 50 personas del colectivo senegalés, además de miembros del movimiento 15M, asociaciones pro-derechos humanos y compañeros de sindicatos.
Tras la vista, que fijó el juicio para el día 12 de noviembre a las 10:55horas, Abdullai fue puesto en libertad, pero los agentes de la Policía Nacional lo detienen nuevamente para identificarlo y lo llevan a la comisaría para iniciar un proceso de expulsión.
Las personas solidarias con Abdullai se dirigieron hasta el lugar para presionar y exigir el respeto al procedimiento legal, así como su puesta en libertad.

4. LA CAÑADA REAL (Madrid)
En la Cañada Real Galiana de Madrid, el poblado de chabolas más grande de Europa, viven 50.000vecinos con la amenaza diaria de que les derriben sus casas.
Entre ellos, en el poblado de “El Gallinero”, residen más de 600 personas de las cuales 350 son niños/as que no tienen ni agua corriente ni una vivienda digna. Se encuentran en una situación de máxima pobreza, y el único progreso alcanzado en los últimos a los ha sido la escolarización casi completa de los niños/as.
La existencia de esta realidad es un síntoma del fracaso de nuestra sociedad. Por eso nos implica y nos interpela como vecinas y vecinos de un pueblo que quiere luchar por salir adelante.
¿Cuáles son los sonidos internos que escuchamos……silencio

Le Pedimos a Dios:
SALMO 71:
Antífona cantada (a elegir por la misma comunidad)
Oh Cristo en tus manos el Padre ha puesto todo poder;
en tus manos ha puesto la justicia para la historia;
conduce a tu pueblo escogido con justicia y equidad,
y a los humildes levántalos del polvo de la tierra.

Que de los montes, de lo alto, venga la paz para tu pueblo;
que la justicia descienda hasta el último rincón de tu Reino;
que los pobres, los oprimidos, los marginados tengan pan;
que los hijos de los pobres, los sin nada, tengan techo.
Señor Jesús, desenmascara al opresor, despójalo de su poder.

Que tu reinado de paz y de justicia dure tanto como el sol;
que tu reinado de amor y libertad dure como la luna;
que la justicia y el derecho caigan como la lluvia temprana,
y que, como rocío, el que tiene empape la tierra del desdichado.

Señor Jesús, que tu plan de salvación y liberación del hombre
se haga realidad entre los que duermen en el suelo y lloran de hambre;
que tu proyecto de redención y de bienaventuranza para el débil,
se haga presente y destruya las barreras que dividen a los hombres.

Tú has prometido liberar al pobre que suplica: ¡Libéralo, Señor!
Tú has prometido liberar al desdichado y al que nadie ampara,
Tú has prometido apiadarte del débil y del indigente: ¡Apiádate!
Tú has prometido salvar la vida de los pobres:¡Sálvalos, Señor!

Se repite la Antífona cantada
Libra de la opresión a los que son manejados como bestias de carga;
libra de la violencia a los que son derribados como animal en la selva;
rescata de esa vida donde el hombre camina hacia la muerte, a los “sin derechos”,
y que su sangre no sea más derramada en el barranco o en la sierra

Señor Jesús, que haya abundancia de trigo y maíz para el que nada tiene;
que haya carne y arroz, para el que su salario no alcanza para nada;
que haya el pan y la “tortilla” de cada día en cada mesa;
y que el niño y el hombre, la mujer y el anciano coman cada jornada.

Señor Jesús haz que la justicia se haga verdad entre los pueblos;
haz que los ricos no se contente con dar al pobre migajas,
que no muera más el hombre a causa de las naciones ricas poderosas
que gastan sus dineros en cosas, siempre en cosas, de las más caras.

Que el hombre nuevo, Señor Jesús, se comprometa en la lucha por la justicia,
para que la voluntad de tu Padre se haga realidad, aún esperada;
que la paz surja de los bienes compartidos entre todos, como hermanos
y los más débiles puedan levantar con fuerza la bandera blanca.

Líbranos, Señor de la justicia y la paz, del odio y la violencia;
líbranos de gritar los derechos del hombre con rabia;
líbranos de caer en la tentación de enfrentarnos los unos con los otros;
y sembrar nuevas barreras,
y matar lo que está vivo, y seguir en la venganza.

Abre el corazón del hombre, Señor Jesús, al poner todo en común
y entre todos, como un solo pueblo, caminar de manos dadas.
Que tu Espíritu de amor y comunión entre los hombres,
nos ayude, paso a paso, a hacer un pueblo unido en la alianza

Canción y vídeo: “Somos Luz” (Macaco) Oscuridad se despide hoy ya viene el sol(sol, sol)
Clarito de luna va casi sin voz, (sol sol)
una llamita que quemara no se apagara (sol,sol)
Me guiña el ojo, me dice vien y yo alla voy
somos luz, somos luz, somos... ( la oscuridad se despide hoy)
somos luz, somos luz, somos... (somos luz...)
somos luz, somos luz, somos... (y ahi en el sol)
somos luz, somos luz, somos... (somos oye)
La claridad me dice ya voy.
La sombra me mató mi voz,
sin ella estoy muda,
se enfria, se enfria,
se enfria el calor
Necesito el sol para cantar, necesito el sol para cantar, me dice ven
Somos luz, somos luz, somos... (la oscuridad se despide hoy)
somos luz, somos, luz, somos... (somos luz)
somos luz, somos luz, somos... (aki en el sol)
somos luz,somos luz,somos somos oye
Se despide hoy, se despide hoy como la Luz no pienses tomalalala y vences, tomala y vences (x2)
tomalalaaa tomalalaa la luz, tomalalalala tu luz
somos luz, somos luz, somos... (somos luz)
somos luz, somos luz, somos...
somos luz, somos luz, somos...

O Tambien esta canción:
“Yo vengo a ofrecer mi corazón” (Fito Páez)
¿Quién dijo que todo esta perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón.
Tanta sangre que se llevo el río,
yo vengo a ofrecer mi corazón.
No será tan fácil, ya sé que pasa,
no será tan simple como pensaba,
como abrir el pecho y sacar el alma,
una cuchillada del amor.
Luna de los pobres siempre abierta,
yo vengo a ofrecer mi corazón.
Como un documento inalterable,
yo vengo a ofrecer mi corazón
Y uniré las puntas de un mismo lazo,
y me iré tranquilo, me iré despacio,
y te daré todo y me darás algo,
algo que me alivie un poco más.
Cuando no haya nadie cerca o lejos,
yo vengo a ofrecer mi corazón.
Cuando los satélites no alcancen,
yo vengo a ofrecer mi corazón.
Y hablo de países y de esperanza,
hablo por la vida, hablo por la nada,
hablo de cambiar esta nuestra casa,
de cambiarla por cambiarla no más.
¿Quién dijo que todo esta perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón

ORACION FINAL:
Dios, Padre y madre, tu eres el autor de la vida, abre nuestros corazones con tu Espíritu para que nos reconozcamos como hermanos y por lo mismo sujetos de todos los derechos propios de cada ser humano.
Enséñanos a valorar a quienes llamados por ti, son creados a imagen tuya, para que te adoremos en el respeto de su vida, en todas sus manifestaciones y podamos reconocerte a ti en ellos y entre todos hagamos de este mundo un mundo mejor, un mundo más habitable, más fraterno, más humano.
Por nuestro Señor Jesucristo…

FINAL: Leído entre todos/as
Sostenidos por la fe,
Comprometidos en la defensa de los derechos humanos,
Aguardamos “Unos cielos nuevos y una tierra nueva en los que habite la justicia” (Cf. 2 Pe. 3, 13; Ap. 21, 1)