NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

14 de febrero de 2012

Celebrando el futuro

Queremos compartir algo de lo vivido en la reunión de las comunidades Apostólicas, Asociados y Seculares de Madrid el cuatro de Febrero en D. Ramón de la Cruz.
Como familia, nuestro año de celebraciones por el 150 aniversario de la muerte de Pedro Bienvenido Noailles, comenzó en febrero; desde entonces “mirando nuestro pasado” hemos releído el testamento espiritual, los escritos y la obra humana que nos dejó y tomado el pulso de lo que en la historia hemos vivido, de cómo hemos actuado. También hemos podido celebrar “nuestro presente”, el hoy y el ahora de nuestra Sagrada Familia.
Pero no podíamos terminar el año sin “soñar juntos”, sin poner en común los sueños y esperanzas para “el futuro”. El tres de febrero fue el 192 aniversario del Milagro Eucarístico y el 8 el 150 de la muerte de PBN. Ambas fechas eran laborables, por tal motivo pasamos la celebración al sábado.
En un buen ambiente de familia, compartimos y reflexionamos en grupos en torno a tres preguntas, cara al futuro: nuestros sentimientos, llamadas y esperanzas.
Entre lo que mas se repetía, destacamos la responsabilidad, sentida de varias formas, cuidar las relaciones, la vida sencilla, la vida como familia, respetar todo lo creado de manera especial la naturaleza como fuente de vida. Otro sentimiento era la necesidad de apertura de manera particular a lo nuevo, de vivir en profundidad, de descubrir los nuevos valores de este mundo que cambia tan rápidamente. Frente a la llamada crisis económica, que esta marcando tantas diferencias sociales, se siente que se retoman grandes valores, como la solidaridad. Las llamadas principales han sido en torno a vivir el Carisma en profundidad, el Solo Dios, a vivir y ser lo que somos, “Familia” en unidad y en comunión con Dios y toda su creación. Llamadas a vivir lo esencial e ir dejando las formas caducas como lo hizo el Buen Padre en su tiempo, podemos decir que a “vino nuevo, odres nuevos” a nuevas realidades, sociales, económicas, religiosas, nuevas respuestas, con creatividad y audacia, según nuestras posibilidades. Ser sal y luz para el mundo, con la cercanía, la escucha, los pequeños gestos y sobretodo con amor. Nuestros sueños y esperanzas, han confirmado los sentimientos y llamadas que ya habíamos expresado.
Soñamos y esperamos que el Carisma siga vivo porque es un don dado a PBN y a nosotros para el mundo. Esperamos que a pesar de los cambios mantengamos viva la esperanza, la fidelidad a nuestra Sagrada Familia. Queremos ser testigos del amor de Dios en el servicio, la escucha, la entrega a quien mas lo necesita, ser los puentes que unen al mundo y que como “familia” sigamos con la búsqueda conjunta para mantener vivo el Carisma.
Soñamos y esperamos tener una mirada positiva y optimista, ser compasivos y misericordiosos, la palabra cercana, la comunicación y los gestos fraternos, la defensa de la dignidad humana, la celebración y la fiesta.
Con este buen ambiente celebramos la Eucaristía, la acción de Gracias por excelencia por el año que hemos vivido, por lo que hemos soñado, por lo que nos hemos animado. Después de la Comunión cada grupo hizo su oración de agradecimiento.
Y como ya es tradición compartimos las ricas, tartas, pasteles, empañadas, dulces... y bebidas que con cariño cada comunidad o grupo había traído.
Terminado el encuentro nos despedimos con el abrazo de familia diciéndonos un hasta pronto.

El grupo Organizador.