23 de abril de 2012

ENCUENTRO INTERVOCACIONAL Navalmoral

24 de marzo 2012

Aquel sábado la comunidad vivió un momento importante en la marcha del Congreso. En nuestra casa tuvo lugar el Encuentro Intervocacional, que reunió representantes de 4 de las 5 Vocaciones de la Familia de Pedro Bienvenido Noailles:
- 3 Asociadas laicas: Angelita Talabán y Chonita (de Plasencia) y Dolores Garrido (de Navalmoral);
- una Secular: Pilar Serrano (de Plasencia);
- un Sacerdote Asociado, en formación: Félix Élez
- y la comunidad Apostólica que reside aquí.

Con el gozo de vernos y sentirnos juntos, empezamos la jornada compartiendo una oración, en la que nos abrimos al Señor para vivir con Él este feliz acontecimiento. A continuación, cada representante de un grupo vocacional fue exponiendo su respuesta al cuestionario trabajado para este día.
De los sentimientos, reflexiones y comentarios que siguieron, destacamos:
- La ilusión y contento con que se recibió la noticia del Congreso, que está sirviendo para retomar el sueño del Fundador y vivirlo.
- Alegría, confianza y agradecimiento, como Familia, por esta gran ocasión de encontrarse las diversas vocaciones.
- “Don de ser Familia en misión”: una gozada. Pero, ¿somos conscientes, y lo vivimos realmente como un don? Don, que se recibe y se entrega: gozada y exigencia.
- Nos planteamos cómo ser ese don para el mundo, esa llama que va diciendo que la vida tiene sentido; cómo ser un regalo para los que nos rodean.
- El Congreso es necesario, con el tema que nos propone, para reavivar el compromiso que hicimos un día con toda la Familia: colaborar para que todo el mundo sea una gran familia

2ª REFLEXIÓN:
- Nos pueden identificar por un gesto… Cada vez que vivo más la familia, mejor me siento. Así, de lejos, no nos valoramos a nosotros mismos ni un encuentro cómo éste… Sólo cuando se llega, una se siente envuelta, contenta, en familia
- Estamos aquí todas las Vocaciones, menos las Contemplativas, - aunque sabemos que están ahí, con nosotros, de corazón.

3ª REFLEXIÓN:
- En el ambiente tan difícil que hay ahora en la sociedad, más descubro a Dios conmigo: me impulsa hacia la Familia, a ayudar al que más lo necesita y está ahí, en casa. Es así como voy haciendo Familia
- Veo cómo va cambiando la imagen de Dios, hacia la de Dios continuamente creando, recreando, dando vida…El Dios presente en el caos, en lo que no se entiende… EL está ahí y nos está diciendo algo…
- Veo a Dios que deja al hombre manejar las cosas… y lo respeta; el Dios misericordioso para todos, pues todos somos sus hijos. El Buen Padre también nos confía la grandeza del hermano
- Ahora, en las familias, no es como antes, en que dominaba el Dios autoritario y se hacía lo que dice el padre, cabeza de familia. Hay más libertad en este sentido…
- Mi imagen de Dios es que Él va haciendo como quiere, no como yo quiero…, al final siempre para nuestro bien; que se hace presente en los reveses, cansancios, impotencia… Dios que se hace hombre, humanado, que comparte con nosotros su divinidad…
- La imagen de Dios más significativa para mí es la de Quien me invita a estar con los necesitados: p.e. aguantar las limitaciones y deficiencias de los mayores

Después de un breve descanso, seguimos compartiendo, en un clima de paz y de confianza:
- Nuestra complementariedad es una riqueza
- El Buen Padre nos pide estar con las puertas bien abiertas
- El Buen Padre, hoy, nos dice que esa complementariedad está en su Carisma. “Seguid adelante, sin miedo” “Que todos sean uno, una sola familia.” Es un proyecto tan ambicioso como el de Dios…
En nuestra vida cotidiana, hay que profundizar el carisma personalmen-te, e irlo viviendo cada uno con el matiz propio…
- En esta Familia hay cabida para todos. Nuestra especialidad nos mueve y nos hace activas en común. En la Familia ponemos en común nuestras llamadas personales.

4ª REFLEXIÓN:
- Como Cuerpo, presentemos a la Iglesia nuestra Familia y pidamos se nos apruebe canónicamente como una sola Asociación.
- Como futuro Sacerdote Asociado, Félix subraya la presencia de sacerdotes en la Familia Noallista. Hemos de darla a conocer a sacerdotes, directores de colegios…
- Insiste Pilar Serrano en este punto: tenemos que hablar de nuestra Familia allí donde estamos y podamos: reuniones pastorales, parroquiales, en el tú a tú con las personas… Tenemos que comunicar el don, el tesoro que llevamos. Tenemos que avanzar, sí; pero teniendo en cuenta el ritmo de los demás.
Después de la comida en familia – con dulces aportaciones de las venidas de fuera - y de un razonable descanso, donde siguieron los intercambios fraternales, Pilar Serrano proyectó varios vídeos elaborados con ocasión del Congreso. A continuación compartimos algunas reflexiones.
En la Eucaristía, celebrada por Félix, nos sentimos animados a seguir adelante con nuevo entusiasmo y con la nueva fuerza de sabernos acompañados por El, por nuestro Fundador y por toda nuestra formidable Familia…
Y terminamos el encuentro con una merienda-cena fraterna, donde reinaron la alegría de estar juntos, el deseo de permanecer unidos en familia… y de anunciarlo por todas partes.