1 de septiembre de 2012

Tiempo Ordinario 22 B

Marcos 7, 1-8.14-15.21-23
Jesús nos señala claramente la verdadera fuente del amor o de la ignorancia: el corazón humano.
Dom22B12cas