NUESTRAS PUBLICACIONES DESTACADAS

22 de junio de 2012

Si Él no posee nuestro corazón, todo es nada

Esta es la oración que te dirijo, Señor:
Sacude las paupérrimas raíces de mi corazón.
Dame fuerza para que mis amores fructifiquen en servicio.
Dame fuerza para no abandonar al pobre
y para no doblar mi rodilla ante ningún poder insolente.
Dame fuerza para elevar mi mente
por encima de las trivialidades de cada día.
Y dame fuerza para rendir mi fuerza a tu voluntad, con amor.

El corazón de Jesús es la fuente de todas las virtudes, pero sobre todo del amor. Y este amor sólo puede ser correspondido con amor. Riquezas, grandezs, placeres: renunciamos a todo por Aquel que nos ama. Si Él no posee nuestro corazón, todo es nada. Lo que os pide Jesús es vuestro corazón"
Pedro Bienvenido Noailles