15 de diciembre de 2010

Monasterio Sagrada Familia, Oteiza

La Carta de Navidad que cada comunidad enviaba cada año a los miembros de la Sagrada Familia, amigos y familiares se convierte en la Carta de Navidad de la Comunidad vicarial que juntas formamos. Esta carta anual toma el relevo a Shekinah que sentimos mucho no poder continuar.
Una Carta de Navidad que viene de diferentes lugares, diferentes continentes y que lleva en sí el perfume de la sencillez, de la sobriedad y el sabor de la vida que deseamos compartir con ustedes. Relectura sencilla de los principales acontecimientos que han jalonado la vida cotidiana de las hermanas en Nagoda, en Oteiza, en la Solitude, en Posadas.
Con toda la Iglesia, deseamos ardientemente la venida del Señor al corazón de la noche de nuestro mundo… Y es el nacimiento de un Niño quien hace despuntar la luz del Día. Él es la Luz infinita. Con Él, nace también una nueva manera de vivir y de amar, de esperar y de comunicar.
Navidad es cada día, cada instante. ¡Que la noche de Belén ilumine el Nuevo Año! Ánimo y confianza, el Señor está ahí. ¡Que Él sea su alegría y su Paz!
Hna. Bernadette Taurinya
Vicaria
Las cartas - castellano (2)